viernes 30 de septiembre del 2022

<<Volver al Inicio

Seguimiento de continuidad de la Niña: hasta el verano, probabilidad superior al 50%

Similar al pronóstico oficial más reciente (IRI ENSO Outlook) emitido el 9 de junio de 2022, el pronóstico ENSO basado en modelos objetivos pronostica una continuación del evento de La Niña con probabilidad moderada del 52% de probabilidad durante el trimestre julio a septiembre, continuando en la primavera y hasta el verano con 51/59 % probabilidad. Para el periodo de enero a marzo de 2023, esas probabilidades se establecieron en un 45%.

Así lo informa en la actualización mensual de la información referida al fenómeno climático, difundido por la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación.

De todos modos, en una parte del reporte, en la comparación de los modelos “estadísticos” y “dinámicos”, se hace notar “la gran incerteza de los pronósticos”.

¿Sigue y hasta cuándo?

A mediados de junio –apunta la información de la ORA-, las temperaturas de la superficie del mar en el Océano Pacífico ecuatorial centro-oriental se mantienen por debajo del promedio, aumentando ligeramente. Las variables oceánicas y atmosféricas clave se han mantenido consistentes con las condiciones de La Niña, aunque se han debilitado ligeramente.

La mayoría de los modelos numéricos internacionales predicen que se mantendrá el enfriamiento en el nivel de La Niña débil hasta julio-septiembre de 2022, con una probabilidad moderada, del 52%.

El evento frío tiene también una probabilidad similar de continuar hasta el verano.

La probabilidad de que las condiciones La Niña continúen en el periodo enero-marzo 2023 se establecieron en un 45%.

Comparación de modelos

Modelos estadísticos: Para julio-septiembre de 2022, todos los modelos estadísticos indican una continuación del evento actual de La Niña .

Modelos dinámicos: Seis modelos indican condiciones ENSO neutrales, mientras que once modelos pronostican una continuación del evento de La Niña en julio-septiembre de 2022, lo que indica un desacuerdo considerable entre los modelos dinámicos.

En el gráfico se pueden ver las proyecciones de temperatura del mar de los pronósticos dinámicos -que en general se consideran más eficientes que los estadísticos-, donde se aprecia la diversidad de resultados y, por lo tanto, la gran incerteza de los pronósticos.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias