RUBEN MASSARO

Pulverizaciones terrestres: mediciones sobre eficiencia y la vida media del agua

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Adyuvantes
  • 0 Comentarios

El Ing. Agr. Rubén Massaro tuvo a su cargo la apertura de las conferencias en la 1ra. Jornada Nacional e Internacional de Adyuvantes para Herbicidas, que comenzó esta mañana, en modalidad virtual, desde Córdoba. Expuso sobre los ensayos para evaluar el efecto de los coadyuvantes agregados al caldo de pulverización, lo que pasa con la cobertura lograda y la eficacia de los herbicidas.

Coadyuvante es algo o alguien que interviene en un proceso aportando a una de las partes, con la misión de ayudar y mejorar lo que está haciendo una de esas partes. Y la de adyuvante es más específica: la palabra refiere a alguien o algo que ayuda; específicamente una sustancia que, añadida a otra, potencia su efecto principal.

“De manera que adyuvante es técnicamente la mejor palabra, pero estamos acostumbrados a usar las dos. Personalmente estoy más acostumbrado a usar coadyuvante”, definió el Ing. Agr. Rubén Massaro durante la 1° Jornada Adyuvantes para Herbicidas 2021.

Con más de 40 años de experiencia en el INTA Oliveros en la puesta a punto de pulverizadoras, profesor de postgrado UCC-UNC y asesor privado, el profesional expuso sobre “Efectos de coadyuvantes en pulverizaciones terrestres”.

El objetivo de los ensayos en los que intervino Massaro fue evaluar el efecto de los coadyuvantes agregados al caldo de pulverización, ver lo que pasa con la cobertura lograda y la eficacia de los herbicidas. “Nuestro propósito fue evaluar el efecto de los coadyuvantes sobre la pulverización, no sobre los modos de acción de los herbicidas. Y lo hemos hecho a través de la cobertura, que es el número de gotas por centímetro cuadrado, y en los casos que usamos hebicidas evaluando también la eficacia, el control de las malezas”, aclaró.

Bajo esta premisa, se evaluó la vida media de las gotas. “Nos interesa que las gotas que salen de una boquilla lleguen en su mayoría a alcanzar el ciento por ciento de las gotas que llegan a su objetivo o a su blanco”, indicó.

La vida media es el tiempo en segundos que demora una gota en llegar a la mitad de su tamaño. Se calcula el diámetro en micrones, el diámetro volumétrico medio y la temperatura seca, menos la temperatura húmeda, el Delta T que se extrae de una tabla. De manera que puede calcularse la vida media y hasta puede convertirse con algunas tablas cuánto recorre esa gota, explicó.

Massaro mostró un gráfico en el que se puede observar cuánto demora una gota de 50, 100 y 200 micrones para llegar al 55% de su tamaño. “Y es evidente en los estudios que cuánto más pequeña sea la gota, en menor cantidad de segundos llega a la mitad de su tamaño, o sea que su vida media es muy corta”, mencionó.

Citó a Balsari, uno de los autores conocido por los investigadores que midió la eficiencia de las pulverizaciones con tres tipos de pastillas. Una es la AI de Teejet, de aire inducido, y las otras dos son pastillas hidráulicas, totalmente diferentes a una hidroneumática AI. “Y es evidente que la eficiencia, relacionada con el tipo de boquilla y con la altura del botalón es muy diferente en una u otra”, apuntó.

“Quizá si nosotros hubiéramos tenido métodos adecuados podríamos haber medido la eficiencia en los ensayos con la ayuda de un coadyuvante. Pero no tenemos estos métodos, así que lo hicimos de otra manera”, aclaró.

Massaro describió los métodos de trabajo utilizado pulverizaciones con equipos terrestres automotrices en situaciones reales de campo con macro parcelas, en un ambiente meteorológico y con técnicas de pulverización críticas para que pueda notarse el efecto de un coadyuvante.

La evaluación de la cobertura (gotas por centímetro cuadrado) se hizo con papeles sensibles al agua, y la lectura con lupas binoculares de 20 aumentos, y también en algún caso con algún software.

“La otra parte de nuestros métodos de trabajo fue calcular el coeficiente de variación, usar la información sobre diámetro volumétrico medio (DVM) y deriva según las tablas publicadas por las mismas empresas. El caldo lo hacíamos con agua y coadyuvantes en algunos casos, y caldo de agua con los herbicidas y coadyuvantes cuando hemos hecho ensayos verdaderos de aplicación, con control de la malezas”, enumeró.

También se hizo la evaluación de eficacia en el control de las malezas cuando esto correspondía al ensayo.

Entre sus conclusiones, Massaro resumió que, de todos los coadyuvantes evaluados, sólo algunos mostraron un efecto reductor de la evaporación del agua, lo que permitiría mantener la vida media de las gotas o prolongarla, mejorando eso parcialmente la “vida media” de las gotas.

Solo uno, un coadyuvante comercial que fue probado en varios ensayos, “manifestó un fuerte comportamiento anti deriva, que se repitió en esos ensayos”, anotó.

“De manera que éste siempre fue el que se destacó en que lográramos una mejor cantidad de gotas o gotas un poquito más grandes y más uniformes en su tamaño. Un solo coadyuvante de todos los que medimos manifestó, al al contrario de lo que nosotros deseábamos, favorecer la pérdida de las gotas, la evaporación, y por lo tanto la pérdida de las gotas más pequeñas en técnicas que tienen muchas gotas finas”, aseguró el investigador.

massarobosch.ruben@gmail.com

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.