EN UN PUESTO CLAVE

Día Internacional de la Mujer: una joven de 27 años, responsable de Producción de Claas Argentina

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Maquinaria agrícola
  • 0 Comentarios

La Ingeniera Industrial Carolina Galli tiene 27 años y no obstante su juventud, es la responsable de producción de la fábrica que CLAAS posee en Florentino Ameghino, provincia de Buenos Aires. Es una de las tantas mujeres que pisan fuerte en la planta metalúrgica, un lugar tradicionalmente asociado al mundo masculino, se resalta en una nota divulgada por la empresa con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Ingresó a Claas hace tres años, después de que apenas graduada en la Universidad Nacional de La Plata fuera a recorrer la tradicional Exposición Rural de Palermo. “Voy todos los años. Pero esta vez cuando visité el stand de CLAAS me ofrecieron conocer la fábrica de Ameghino. Fui de curiosa y al final del recorrido me hicieron una propuesta formal de trabajo. Al mes y medio ya estaba trabajando”, recuerda.

Carolina tuvo que dejar familia y amigos en La Plata para instalarse en una pequeña localidad de poco más de 6 mil habitantes en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, donde además no conocía a nadie.

Al principio ocupaba un puesto similar al actual, pero con menos responsabilidades. Su entusiasmo y ganas de aprender cada vez más la fueron impulsando a tomar mayor confianza y a crecer en tareas dentro de la planta. Actualmente es supervisora de todas las acciones y lineamientos para obtener el producto final de las tres líneas de ensamble que hay en la fábrica: trailers, desparramadores y los cabezales girasoleros, un producto puramente argentino que se exporta y equipa a las cosechadoras CLAAS en todo el mundo.

El crecimiento de Carolina se dio a la par de la evolución de la planta de Ameghino, que en los últimos años experimentó un desarrollo extraordinario: “La fábrica se amplió y el equipo también. Tenemos prácticamente un 50% más de personal que cuando yo empecé a trabajar”. Como ejemplo de ese progreso señala la producción de las famosas plataformas girasoleras: “Hasta el 2015 en diez años se habían producido 1000 equipos. Pero en estos últimos tres años estamos llegando a las 2000 unidades. Para nosotros representa un número muy importante porque significa que estamos haciendo las cosas bien”.

Carolina también subraya un aspecto fundamental que se da en Ameghino para que se genere un gran clima de trabajo y aprendizaje: de los 98 trabajadores que componen la planta, 72 están abocados a fábrica y el 85% tiene menos de 30 años. “Estamos todos en la misma sintonía. Y además es muy común que la gente joven tenga ganas de formarse, cambiar y mejorar las cosas todo el tiempo. Al ser una fábrica no tan grande y con buena interrelación entre las distintas áreas, tenés la posibilidad de ver cómo trabaja cada uno de los sectores, aprender cómo es el proceso de cada uno, y también proponer qué se puede perfeccionar”, explica.

“Hay un montón de chicas trabajando en la fábrica. Por suerte siempre nos dieron un gran espacio. Yo estoy en la parte de producción, pero por ejemplo tengo compañeras que también son responsables de la línea de ensamble o del área de costos”, detalla.

La joven ingeniera resalta que desde el primer momento que empezó a trabajar en CLAAS siempre le brindaron la mayor confianza. “Nunca pensé mi trabajo desde el punto de vista de mi género, y tampoco me lo hicieron sentir jamás. Es cierto que fuera del ámbito laboral, mucha gente todavía se sorprende del tipo de cargo y trabajo que tengo. Pero a mí me encanta lo que hago”, resume Carolina.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.