jueves 21 de septiembre del 2023

<<Volver al Inicio

Trigo: las lluvias no ayudaron en Córdoba y hay 400 mil hectáreas de regulares a malas

Un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario da cuenta de la escasa incidencia que tuvieron para el trigo las lluvias de las últimas semanas: de acuerdo a la entidad, en Córdoba hay 400.000 hectáreas en condiciones de regulares a malas.

“Con estas lluvias acotadas, el trigo cumple con sus etapas de macollaje, encañazón y espigazón, por lo que el déficit hídrico se agrava en el norte y oeste del país. Los lotes de trigo de las provincias de Córdoba, Chaco, Santiago del Estero, centro y norte de Santa Fe, norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires son los más afectados. Se estima en Córdoba que hay 400.000 ha en condiciones regulares a malas de las 600.000 sembradas”, es el detalle en el que se explaya el reporte de la BCR.

En el país, 600.000 tn menos

En cuanto a la estimación de producción, ahora ronda en 15 millones de toneladas, cuando hace un mes se señalaba un horizonte productivo en torno a 15.600.000.

“Pero el mes de setiembre inició con lluvias para el centro y este del país, y no cambió el escenario de sequía sostenida en el NOA, la mayor parte de Córdoba, La Pampa, el centro y norte de Santa Fe y el oeste de Buenos Aires. Esta situación se suma a la faltante extrema de agua en el oeste tras la feroz sequía del verano y un otoño que privilegió solo la franja este con un importante pulso de agua a fines de mayo”, indica el informe.

Ese escenario de escasez determinó una nueva caída de siembra, lo que sitúa al ciclo 2023/24 como la más baja de los últimos 8 ciclos trigueros de argentina. “De cumplirse la nueva estimación de 15,0 Mt, Argentina produciría un 30 % más de trigo que en el fatídico ciclo pasado, y sería la cuarta producción más baja de las últimas 10 campañas si no se produce un cambio drástico en las condiciones en lo que resta de setiembre y octubre”, expresa el trabajo.

Maíz: puede disminuir intención de siembra

“Sin cambios por ahora, para el nuevo ciclo de maíz se proyecta que cubra 8,5 millones de hectáreas, el mismo hectareaje del año pasado. De esta manera, se espera una producción que ronde 56 Mt vs 34 Mt de la campaña pasada. Este cálculo contempla un escenario normal y tiene en cuenta que 7 M ha serían cultivadas para grano”, detalla la BCR respecto a este cultivo a nivel país.

De todas formas, se agrega que factores negativos pueden hacer pasar numerosas hectáreas de maíz a soja: por ejemplo, va a ser un factor determinante que las lluvias se reactiven en la 1ra mitad de octubre. “Si lo hacen, y dejan al menos 50 mm, darán tiempo y posibilidades de sembrar en forma temprana, o sea en setiembre. Sino, ante la posibilidad de tener que retrasar la siembra hasta diciembre (siembras tardías), muchos productores podrían volcarse a soja para disponer de ingresos mucho antes que con una cosecha de maíz tardío”, advierte el informe.

Otros aspectos en este análisis incluyen alcanzar rindes que dejen márgenes positivos en trigo y los crecientes costos maiceros y mejores márgenes de soja

La soja se consolida

“Por ahora, sin subas, el número de intención sojera continúa en 17 M ha. Con un millón de hectáreas, un 6,2%, más que en la 2022/23 y un escenario normal de clima, Argentina podría producir aproximadamente 48 Mt de soja contra los 20 Mt del ciclo anterior”, finaliza el informe.

Un comentario

  1. Sin embargo, ante este panorama de sequía LOS CARANCHOS siguen haciendo cálculos y fantaseando con la nuestra. LOS GRANOS SON DEL PRODUCTOR. QUE LES QUEDE CLARO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias