viernes 27 de enero del 2023

<<Volver al Inicio

Sociedades Rurales del Noroeste cordobés piden a la Provincia que declare Emergencia Agropecuaria por sequía

A través de una nota presentada a las autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería, la Sociedad Rural de Jesús María solicitó al Gobierno de la Provincia que declare el estado de Emergencia Agropecuaria en todas las zonas donde la sequía causó perjuicios. Si bien el pedido formal partió de esta entidad, lo hizo en representación de las Sociedades Rurales ubicadas en el Arco Noroeste cordobés: Villa Dolores, Cruz del Eje, Deán Funes y Pampa de Pocho

De acuerdo a lo informado por la SRJM por sus canales de difusión, la solicitud de estas entidades que nuclean a gran parte de los productores de esa amplia región contó con el apoyo y la adhesión de la Asociación Civil de Productores del Departamento Río Primero (ACIPRO).

La extensa sequía que atraviesa el país en general, la provincia de Córdoba y el sector productivo en particular, está generando pérdidas en los cultivos de invierno con recortes cada vez más preocupantes en la proyección de volúmenes (el trigo viene en picada), y un notable retraso en la siembra de la gruesa por la falta de humedad en el suelo.

Con esos argumentos, las rurales realizaron la presentación a la cartera provincial, dirigida directamente hacia el ministro Sergio Busso. “Muchas veces escuchamos decir ‘ya va a llover y todo se normalizará’. Pues no es así. La naturaleza tiene su ciclo y cuando éste se altera, la normalidad se posterga”, remarcó Pablo Martínez, presidente de la SRJM.

Pregunta “al grano”

La entidad metió presión extra en el pedido, con un párrafo en forma de pregunta que dejó todo eufemismo o elipsis de lado. “Si todos los productores, sin distinguir por actividad ni ubicación, ya resignaron su producción, el Gobierno de la Provincia ¿está dispuesto a resignar parte de sus ingresos para declarar la Emergencia Agropecuaria?”, inquirió.

Consultado por Agroverdad, Martínez explicó que “la semana pasada enviamos al ministro Sergio Busso la carta, a través de los mecanismos habituales por los cuales mantenemos contacto, porque consideramos que la Emergencia Agropecuaria se debería haber declarado hace rato, y en toda la provincia. La agricultura está muy mal en todos lados, y en ganadería la situación es tal que prácticamente no hay vuelta atrás”.

“Estuve hace poco en Río Cuarto y allí consulté el estado general, y está pasando exactamente lo mismo.  Por eso tomamos la decisión de hacer público el pedido”, finalizó.

Desde el lado del Ministerio de Agricultura y Ganadería, pudo conocerse que se viene trabajando hace un tiempo con informes recabados por sus equipos técnicos acerca la situación de afectación, y que en los próximos días habría novedades sobre alguna determinación. Cabe recordar que es la cartera provincial la que convoca y coordina la Comisión de Emergencia Agropecuaria, órgano que eleva al Ejecutivo la propuesta específica de declaración de ese estado o de Desastre, de acuerdo a zonas determinadas por polígonos.

A continuación, el texto completo del pedido enviado a la Provincia.

“Para los filósofos antiguos Tierra, Aire, Agua y Fuego eran los elementos constitutivos de la Materia. Pues bien, si esos señores antiguos se encontraran hoy entre nosotros estarían frente a una encrucijada pues NO HAY AGUA, falta uno de los elementos, ergo: NO HAY MATERIA

Este introito aspira a darle dramatismo a la situación que atravesamos por la falta de lluvia.

Escuchamos decir: “ya va a llover y todo se normalizará”. Pues no es así. La naturaleza tiene su ciclo y cuando este se altera la normalidad se posterga, y mucho

Un análisis sencillo para mejor comprensión

Agricultura: los cultivos de invierno (trigo) pronto a cosecharse, lo que se logró sembrar por disponer de una pizca de humedad, ya muestran disminuciones de rendimiento alarmantes. En cuanto a los cultivos de verano (maíz; soja) no han podido sembrarse en aquellas latitudes donde el máiz, por ejemplo, ya debiera tener 60 días de implantado. Fenología alterada y reservas de humedad nulas propician un horizonte triste.

Ganadería – donde también incluimos la lechería – La ganadería que depende de pasturas implantadas o de siembras oportunas con previsión de reserva para el próximo invierno se encuentran en el dilema de “mantenerse en la huella” o mutar de sistema productivo.

Merece una consideración especial la ganadería que se desarrolla en el N y Arco NO de la provincia. La disponibilidad de forraje -pasturas naturales, gramíneas espontáneas que el monte no interdicto nos brinda- desapareció hace tiempo y no hay miras de reactivación. Las lluvias postergadas no solo demoran el inicio del proceso vegetativo, sino que, al acortar su ciclo natural, la producción final de forraje (materia seca/unidad de superficie) se reciente de tal modo que impacta en los diferimientos para reserva.

Pero agreguemos algo más como para “echarle sal a la matadura”. A la falta de lluvias le sumamos “heladas tardías”, combinación perfecta para retrasar, aún más, la recuperación de pasturas a la vez que condicionados por cambios de tiempo favorables que no se vislumbran al momento. ¡Ah! Arroyos, vertientes, represas y diques, ausentes, completan la tragedia pues las economías regionales -Cruz del Eje; Villa Dolores-, que dependen del agua de riego, tanto de napas cuanto de embalses, no tienen presente, que es donde se construye el futuro

Lo enunciado no es ninguna novedad para Ud. pero nos permite sustentar nuestro reclamo.

Los productores, todos, sin distinguir por actividad ni ubicación geográfica, ya resignamos producción; entonces, el gobierno de la provincia ¿está dispuesto a resignar ingresos declarando la EMERGENCIA AGROPECUARIA?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias