JORNADA INTERNACIONAL DESDE CORDOBA

Adyuvantes para Herbicidas: Juan Carlos Papa puntualiza que la corrección del agua nunca debe ser un proceso intuitivo

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Adyuvantes
  • 0 Comentarios

El referente del INTA Oliveros abrió el segundo día de la Jornada Nacional e Internacional de Adyuvantes para Herbicidas con importantes recomendaciones.

La corrección del agua utilizada en una pulverización “nunca debe ser un proceso intuitivo, rutinario; siempre debe ser planificada y con pleno conocimiento de lo que se está haciendo”.

Esta fue una de las definiciones que dejó el Ing. Agr. Juan Carlos Papa, referente del INTA Oliveros, al abrir este miércoles 8 de septiembre el segundo día de conferencias de la Jornada Adyuvantes para Herbicidas 2021, desde Córdoba. Su tema fue “La calidad del agua empleada como vehículo en tratamientos herbicidas: factores determinantes y su corrección”.

En su nómina de recomendaciones dijo que primero hay que llenar el tanque del agua y corregir “la totalidad” del agua a utilizar, no una pequeña parte.

Luego se agrega el corrector siguiendo estrictamente las instrucciones del fabricante, conociendo a priori cuál es la calidad del agua. Esto es, el error a corregir y que deriva del análisis. Luego se agrega el o los herbicidas.

En este procedimiento, indicó, “hay que reducir al mínimo el tiempo de permanencia del herbicida en el tanque de la pulverizadora, para evitar los procesos negativos asociados, como por ejemplo la hidrólisis”.

En función de la dureza del agua y del pH se recomiendan distintas dosis del corrector.

Factor determinante

El ingeniero Papa destacó que la calidad del agua empleada como vehículo en tratamientos herbicidas “es un factor de fundamental importancia en la eficacia de estos tratamientos”.

Mencionó que la importancia de usar agua limpia como vehículo se conoce hace mucho, pero la incidencia de algunos minerales y otros compuestos que pueden estar contaminando el agua, contenidos en el agua, sobre los herbicidas y su eficacia es de relativamente reciente conocimiento.

Y la importancia de la calidad del agua es clave debido a que incide en la mayoría de las etapas de actividad de un herbicida, desde la formación de las soluciones, suspensiones, emulsiones, las gotas, el impacto sobre el blanco, la retención, dispersión, absorción, hasta la actividad biológica misma que determina finalmente la eficacia del herbicida.

Enumeró que los principales factores determinantes de la calidad del agua son: el pH, la presencia de cationes bivalentes y trivalentes; la turbidez, asociada a la presencia de coloides, materia orgánica en suspensión, arcillas. También la temperatura del agua y, finalmente, la interacción de estos diversos factores.

El pH, dijo, “tiene una importancia relativa en la absorción y una importancia muy grande en la estabilidad de los herbicidas en el tanque, lo que se conoce como vida media”.

Así, las sulfonilureas, por ejemplo, pueden ver afectada su vida media en un medio ligeramente ácido, mientras que Paraquat o Diquat pueden resultar afectados en medios alcalinos.

El impacto del pH en el agua es muy importante si el herbicida debe permanecer en el tanque de la máquina preparado un tiempo prolongado, “lo cual en realidad es la excepción, no es la regla”.

Explicó que para cada herbicida existe lo que se llama un pH óptimo, en el cual se logra la mayor absorción y la mejor estabilidad en el tanque de la pulverizadora.

Y para la mayor parte de los herbicidas, que son sales orgánicas e inorgánicas de ácidos débiles, ese pH es levemente ácido entre 4 y 6,5. La excepción la constituyen algunas sulfonilureas que tienen su pH óptimo en levemente alcalino.

En un pH levemente ácido lo que sucede es que predomina la forma neutra, que favorece la absorción del herbicida y es más estable. En el pH alcalino se favorece la disociación de la molécula, que es absorbida mucho menos y además también se expone a la molécula (hidrólisis alcalina), lo cual reduce su vida media afectando negativamente la absorción.

Dureza del agua

Respecto de la dureza del agua, Papa citó que la presencia de cationes bi o trivalentes es la responsable de reducir la eficacia de los herbicidas; cationes tales como el calcio, el magnesio, que suelen ser los más frecuentes.

“Según zonas, también podemos encontrar como cationes antagónicos al zinc, al hierro o al aluminio. En general, los cationes monovalentes como ser sodio o potasio no tienen un efecto antagónico que sí tienen los bivalentes o trivalentes. Es entonces es importante conocer la dureza total del agua expresada como equivalente carbonato de calcio, y las unidades son partes por millón o miligramos por litro”, detalló.

“Para conocer este dato, que es clave si queremos realizar alguna corrección, es importante recurrir al análisis, a métodos analíticos. No hay otra manera de conocer este dato”, precisó.

Además, aclaró, hay que tener presente que de un año para el otro puede haber variaciones; inclusive puede haber variaciones en la dureza del agua de una misma fuente de una estación a la otra.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.