APUNTES DE ZORRAQUÍN+MENESES

Créditos para el campo, qué conviene, ¿en pesos o en dólares?

  • Por Claudio Vaca
  • Economía agrícola
  • 0 Comentarios

En los actuales tiempos que corren, de incertidumbre tanto política como económica, a las empresas del agro y los productores argentinos se les plantea el interrogante relativo a qué conviene hoy, ¿sacar un crédito en pesos o dólares?. Esa pregunta es la que procura ser esclarecida en los Apuntes de julio publicados por Teo Zorraquín y Alejandro Meneses.

¿Una combinación de ambas alternativas es una manera de disminuir el riesgo crediticio?. El interrogante merece una reflexión y razonamiento de ambos consultores.

Además, Zorraquin y Meneses dejan consejos sobre cómo “sofisticar” la rentabilidad de la empresa de la mano del asociativismo y cómo aprovechar los precios de los granos con los vaivenes del mercado.

También realizan un análisis sobre lo que dejó la manifestación del 9 de julio, el panorama electoral, la economía, el negocio ganadero y lechero, entre otros aspectos de la coyuntura.

Créditos e inversiones
Tomar créditos…¿en pesos o dólares?. Y  cómo conviene financiarse sabiendo que hay alternativas bancarias y comerciales diferentes. Esta son preguntas habituales que se formulan las empresas del agro y los productores en esta época.

El razonamiento base indica que el gobierno tratará de mantener, a como sea, el valor del dólar retrasando el tipo de cambio previo a las elecciones, y este razonamiento incita a tomar créditos en dólares”, analizan Zorraquín y Meneses.

Pero la duda es si podrá mantenerlo luego del resultado de la contienda electoral, con una inflación proyectada no inferior al 45% anual, lo que “estimula a tomar créditos en pesos”, evalúan al mismo tiempo los consultores.

“La línea de tiempo indica que las PASO son el 12 de septiembre y las elecciones legislativas el 14 de noviembre, y para esa época la mayoría de las decisiones financieras deberán haber sido tomadas”, recomiendan.

Por eso, frente a este panorama aconsejan que “de poder elegir, una combinación de ambas alternativas es una manera de disminuir el riesgo crediticio”.

En otro párrafo del reporte analizan que, a pesar del contexto, “en las empresas agropecuarias que están financieramente equilibradas hay tranquilidad de corto plazo, pero también mucha incertidumbre futura”.

Esta situación “lleva a postergar inversiones de largo plazo y priorizar las de corto”. Sin embargo, destacan que no ven que esté en las intenciones de los productores ahorrar en tecnología que permita maximizar producción. “No todavía al menos, ya que hay claridad que hacer las cosas bien promete más rentabilidad (al menos en el Excel) que hacerlas “medio pelo”, expresan.

Sofisticación y Asociativismo
“Nos agrade o no, el escenario de hoy es donde debe desenvolverse nuestra empresa. Los socios, las familias y los empleados dependen de la capacidad de adaptación que se genere a las circunstancias actuales que, además, serán seguramente distintas a las futuras”, evalúan Zorraquín y Meneses

Por eso, aconsejan que “sofisticar” los distintos puntos de la empresa que determinan la rentabilidad (producción, compras, ventas, impuestos, financiación, gastos comerciales) será una salida posible para levantar los anticuerpos.

“Ante la posible falta de liquidez financiera y de conocimiento interno para generar esta ‘sofisticación’, existen como opción las alianzas o asociaciones con otras personas, empresas o entidades que lo hagan mejor o que sean complementarias”, subrayan.

Por eso, plantean que esta sofisticación viene de la mano del asociativismo. “Pero eso requiere de un esfuerzo o apertura que quizás no hemos tenido antes o no nos es habitual. El cambio de normas en forma permanente nos obliga a adaptarnos rápido, a ser proactivos en vez de reactivos, a pulir los eslabones de renta dentro de la empresa. Si no lo puedo hacer solo hacerlo asociado, en asociaciones flexibles de fácil disolución. El camino parece ser por ahí”, indican.

Precio de los granos
Qué pasó con el precio de los granos en las últimas semanas y cómo aprovechar las oscilaciones del mercado. “Durante el último mes los commodities recuperaron valores a nivel internacional luego de la baja experimentada y se reflejaron dichas subas parcialmente en el mercado local”, resumen Zorraquín y Meneses.

“El motivo son los bajos stocks en combinación con el mercado climático norteamericano. Las próximas tres semanas son muy importantes en la definición de esta última variable y por lo tanto se espera alta volatilidad de precios”, explican.

En este contexto, “la recomendación sigue siendo no contradecir tendencias y realizar coberturas lo más flexibles posible por porcentajes altos de la producción estimada”, apuntan los consultores.

Más temas sobre la coyuntura en general y el negocio agropecuario en particular analizados en los Apuntes de julio de Zorraquín + Meneses a los cuales se puede acceder a continuación en forma completa:

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.