Visita de Cristina a CONINAGRO: ¿se abre una nueva etapa con el campo?

¿Se trata de un cambio de actitud o simplemente de un acto de campaña más? El interrogante revolotea luego de la visita de la presidente Cristina Fernández a CONINAGRO. “El conflicto no le sirvió a nadie y así no podemos seguir: tenemos que abrir canales de diálogo”, dijo la visitante.

 

 

El presidente de CONINAGRO, el cordobés Carlos Garetto, evaluó después que “tras tres años de relación conflictiva con el Gobierno” el encuentro fue “muy positivo».

Agregó que durante el encuentro se intercambiaron “ideas y proyectos” y que Cristina Fernández está comprometida “en consolidar el crecimiento agropecuario”.

En consonancia con lo expresado por la Presidente, señaló que “el camino de la confrontación no lo quiere ni el campo ni el Gobierno. La situación actual es distinta a la de antes. No estamos en el escenario de 2008”, con lo que dio por sentado que hoy se está ante un “cambio de escenario”.

Defensa de Moreno

Garetto comentó que con la Presidente “hablamos de todos los problemas”, incluídos los “del trigo, del maíz, las necesidades de agregar valor y de las inversiones”.

Los dos primeros temas, dominados por los serios problemas de comercialización que perjudican a los productores, pasan por las manos del Secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Cristina lo defendió diciendo de él que es “un hombre honesto” que “cumple” con su trabajo.

Garetto comentó que entrevió “predisposición a consensuar medidas de corrección” por parte de la Jefa de Estado.

Aunque, naturalmente, no obstante que el dirigente no lo mencionara, abre fundadas incertidumbres en qué consistirá la pregonada “profundización del modelo”, que se viene haciendo desde filas oficialistas.

Ni golpistas ni oligarcas

Cuando la Presidente llegó a la sede de CONINAGRO, Carlos Garetto y su esposa tuvieron con ella un breve encuentro privado.

La “anfitriona” invitó a Cristina visitar a su familia en ciudad cordobesa de Leones “para que vea cómo trabaja una familia de campo y saque esas sombras que nos cubren, porque acá no hay golpistas ni oligarcas ni nada por el estilo”.

Opinan otros dirigentes

Desde afuera de la reunión, dirigentes de las otras centrales agropecuarias opinaron sobre la visita de Cristina a CONINAGRO.

El flamante presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Rubén Ferrero, dijo que “los productores quieren previsibilidad: por eso vamos a tratar de entablar un nuevo diálogo con el Gobierno, donde llevaremos nuestras propuestas, esperando que sean tenidas en cuenta para lograr el consenso”.

Con La Cámpora

Al retirarse de la sede de la central cooperativa, Cristina saludó a militantes de La Cámpora, que se reunieron frente al lugar y entonaron la Marcha Peronista. La jefa de Estado se sacó fotos con los manifestantes, firmó autógrafos y hasta recibió algunas cartas de los concurrentes.