viernes 27 de enero del 2023

<<Volver al Inicio

El mercado de Chicago inició el año con bajas generalizadas. La soja cayó más de US$ 11

Tras el feriado de Año Nuevo, la primera rueda del 2023 en el mercado de Chicago cerró con bajas generalizadas para los principales commodities agrícolas.

Con un retroceso en torno al 2 %, la soja cayó más de US$ 11 en todas sus posiciones. Los cereales no se quedaron atrás. El trigo perdió más de US$ 6 y el maíz más de US$ 3. Fuertes pérdidas en variados mercados bursátiles, el fortalecimiento del dólar estadounidense y las recientes lluvias en Argentina, marcaron el pulso de la primera ronda del año en la plaza norteamericana.

Mientras que, en el mercado de Rosario la actividad repuntó respecto de lo que se venía observando en las últimas jornadas, con mayor número de participantes. La soja siguió a la baja y el maíz se mantuvo estable. Mientras que en el mercado del trigo reaparecieron las ofertas abiertas.

Chicago

La soja y sus derivados comenzaron el año en el mercado de Chicago con fuertes bajas. El poroto cayó más de US$ 11 y quedó a valores de entre US$ 546 y US$ 552 según posiciones negociadas. En tanto, el aceite y la harina copiaron la tendencia con bajas de US$ 14,33 (US$ 1.392,36) y US$ 1,87 (US$ 525,53) respectivamente.

Uno de los factores que presionó al mercado según los operadores, fueron las recientes lluvias registradas en zonas productivas de la Argentina que habrían contribuido a aliviar el cuadro de sequía que atraviesan los cultivos. No obstante, las perspectivas de continuidad de la falta de agua en nuestro país, limitaron el potencial bajista.

También contribuyeron con las bajas, por un lado, la apreciación del dólar frente al real y, por otro el hecho de que “las ventas externas en el país norteamericano se mantienen más de un 7% por debajo del año pasado, y las ventas semanales se ubicaron por debajo de la expectativa más pesimista”, comentaron los analistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Paralelamente, y con fundamentos similares a los de la soja, el maíz se negoció con bajas de más de US$ 3 en Chicago y cotizó entre US$ 263,96 y US$ 242,80.

Entre los fundamentos, los analistas de la bolsa rosarina apuntaron que “las ventas externas del maíz en Estados Unidos se ubicaron cerca de las proyecciones más pesimistas. Más aún, la caída de los precios del petróleo colaboró en el clima bajista generalizado para los commodities agrícolas”. Le puso un límite a las pérdidas el hecho de que pese a las lluvias caídas, amplias zonas agrícolas argentinas siguen necesitando agua para revertir el prolongado cuadro de déficit hídrico.

En tanto que, el trigo dejó atrás tres semanas alcistas seguidas, y sus precios cerraron en baja tanto en Chicago (marzo ↓ US$ 6,06 / mayo ↓ US$ 5,88) como en Kansas (marzo↓ US$ 6,89 / mayo ↓ US$ 6,52). Por su parte, el mercado europeo registró su segunda rueda bajista consecutiva.

La BCR explicó en su reporte diario que “el fortalecimiento del dólar sigue complicando la dinámica exportadora estadounidense: las ventas de la última semana del 2022 en los Estados Unidos se mostraron muy por debajo de la semana anterior y de la misma semana en el 2021. Más aún, en ventas acumuladas el trigo estadounidense sigue un 3% por debajo del ritmo comercial del año anterior”. A lo que se sumó agilidad que están ganando las exportaciones de Rusia, en una campaña en la que el país cuenta con una oferta récord.

Rosario

En la plaza local, por el lado soja “se observó un incremento marginal en el número de compradores activos en el mercado, con precios a la baja respecto del lunes”, sintetizaron desde el recinto de la bolsa rosarina.

En este sentido, por grano con descarga, por entrega contractual y por fijación de mercadería se ofrecieron abiertamente $ 70.000, unos $ 2.000 por debajo de los precios ofrecidos en la ronda previa y bastante lejos $ 95.000 ofrecidos el pasado jueves cuando aún estaba vigente el “Dólar Soja”. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de mejoras.

Por el maíz con entrega inmediata, la oferta se mantuvo estable y se ubicó nuevamente en los US$ 240 por tonelada. Para los segmentos de la campaña 2022/23, la descarga entre febrero y marzo alcanzó los US$ 235, al igual que en la rueda previa.

En tanto, la posición abril volvió a ubicarse en US$ 230 mientras que la descarga en mayo se negoció sin cambios en US$ 225. Finalmente, por el cereal de cosecha tardía, tampoco se registraron modificaciones. En este sentido, las entregas entre junio y julio se mantuvieron estables en US$ 210 y US$ 205 respectivamente.

Mientras que, en el caso del trigo, en la segunda ronda del año, reaparecieron los ofrecimientos, aunque con un solo comprador activo en el mercado. De esta manera, por grano para la entrega contractual se ofrecieron abiertamente US$ 300 la tonelada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias