viernes 27 de enero del 2023

<<Volver al Inicio

Chicago cerró la última ronda del año con subas para la soja y el trigo. Cómo operó Rosario

La última rueda de operaciones del 2022 dejó un saldo mixto en la plaza norteamericana para los principales commodities agrícolas negociados. No obstante, el balance acumulado semanal para los precios de los granos fue positivo.

El trigo cerró con subas por las preocupaciones acerca del cereal estadounidense y las fuertes olas de frío que afectan a Estados Unidos; mientras que la soja y el maíz finalizaron con saldo dispar por una menor dinamización de exportaciones.

En tanto, en el mercado local la actividad volvió a exhibir una acotada dinámica comercial, mostrándose limitada en la concreción de negocios.

Chicago

Los precios de la soja subieron por quinta jornada consecutiva y completaron una semana positiva en el mercado de Chicago con un saldo acumulado semanal de + 2,72 % en los precios de la oleaginosa. En la rueda diaria, el poroto anotó subas de entre u$s 3,86 y u$s 2,39 para quedar a valores de entre u$s 558 y u$s 563 según posiciones negociadas. En cambio, lo derivados cerraron con altibajos. El aceite cayó u$s 57,10 (u$s 1.406,69) y la harina subió u$s 15,87 (u$s 527,40).

Por dos razones, la Argentina se mantuvo como principal factor de estas subas. Por un lado, por la prolongada sequía que afecta amplias áreas productivas del país con constantes ajustes en las estimaciones. Y por otro lado, el fin de la segunda edición del denominado “dólar soja”, que se presume volverá a ralentizar las operaciones en el mercado local.

A su vez, “la evaluación de las perspectivas de demanda en China, el mayor importador de soja del mundo, pone de manifiesto que la eliminación de las restricciones de COVID-19 avivó una ola de infecciones, pero también aumentó las esperanzas de un repunte económico el próximo año, lo que terminó de influenciar a los precios de la oleaginosa”, analizó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su reporte diario.

Por su parte, el maíz cerró la rueda con leves bajas pero completó su tercera semana positiva con un saldo acumulado de + 1,84 en los precios del cereal. En la última ronda de operaciones del año cotizó entre u$s 267 y u$s 246 según posiciones.

En este caso, también el factor climático argentino influyó en las caídas, a lo que se sumó una desaceleración de las ventas externas de maíz estadounidense. A su vez, “el repunte en el comercio del Mar Negro en los últimos meses, ayudado por el corredor de envíos de Ucrania y una cosecha rusa que se estimó récord, ha atenuado los temores de stocks amenazados por la invasión de Moscú a su vecino país”, apuntaron los analistas de la BCR.

Y el trigo cerró la rueda diaria y su tercera semana consecutiva con saldo positivo tanto en Chicago (marzo u$s 6,61 / mayo u$s 6,52) como en Kansas (marzo u$s 7,90 / mayo u$s 7,71).

El principal fundamento estuvo en “la fuerte preocupación por el estado de los cultivos estadounidenses, luego de que la amenaza climática del frío polar en las llanuras del país se profundizara”, comentó la BCR en su informe. No obstante, “el trigo cierra el año volviendo a los valores de principios de 2022”, apuntaron.

Rosario

En el mercado local, “por el lado de la soja no se dieron ofertas abiertas de compra. Sin embargo, de acuerdo a los registros oficiales de SIO-Granos se dieron algunas operaciones con precios algo por debajo de la jornada anterior”, sintetizaron desde el recinto de la bolsa rosarina. El jueves, la oleaginosa se había negociado a $ 95.000 la tonelada. La escasa oferta comercial también se habría dado por la llegada a su fin de la segunda edición del denominado “dólar soja”.

En cuanto al maíz con entrega inmediata, la oferta se ubicó en u$s 240, representando un aumento de u$s 10/t respecto a la ronda anterior. Mientras que para los segmentos de la campaña 2022/23, la descarga entre febrero y marzo alcanzó también los u$s 235, al igual que en la rueda previa. La posición abril volvió a encontrarse en u$s 230 mientras que la descarga en mayo se ubicó sin cambios en u$s 225. Y por el cereal de cosecha tardía, tampoco se registraron modificaciones. En este sentido, las entregas entre junio y julio se mantuvieron estables en u$s 210 y u$s 205 respectivamente.

En la última jornada del año, no se registraron ofertas abiertas por trigo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias