viernes 27 de enero del 2023

<<Volver al Inicio

Sociedades Rurales del Arco Noroeste apuntan contra el accionar oficial en los incendios

A través de un comunicado, las cinco Sociedades Rurales del Arco Noroeste de Córdoba (Jesús María, Cruz del Eje, Pocho, Villa Dolores y Deán Funes), manifestaron que uno de los incendios que se generó en los últimos días en la zona, específicamente en inmediaciones de Taninga, llegó a tener gran magnitud por la “inacción” del Equipo Técnico de Acción ante Catástrofe (ETAC).

Las entidades ruralistas argumentan que el foco era de fácil control, pero que ante la carencia de respuesta de parte de este grupo especial creado para prevención y combate de incendios, se amplió de tal forma que causó la quema de una gran superficie.

“Una vez más, somos testigos del desastre y la desolación dejada por el paso del fuego. Ayer escuchamos a lugareños de Taninga (departamento Pocho), que tuvieron que mirar en silencio cómo la falta de reacción del Equipo Técnico de Acción ante Catástrofes (ETAC) permitía el crecimiento de un foco, que podría haber sido controlado con relativa facilidad”, comienza el documento, bajo el título “Tierra arrasada por malas políticas”.

Y detalla que particulares arriesgaron su seguridad para hacerle frente a las llamas: “Esta inacción hizo al monstruo incontrolable y arrasó todo a su paso, alimentándose de los montes ‘intangibles’, supuestamente protegidos por la Ley Nº 9814, que se convierten en el combustible que necesita para crecer. Solo los pocos valientes arraigados a su tierra, que aun intentan sobrevivir a estas condiciones, pudieron dar algo de batalla a semejante bestia, para después ser impedidos a luchar por el ETAC y convertirse en testigos silentes de cómo el fuego arrasaba todo, escuchando el grito de los animales domésticos y salvajes, que luchaban por sobrevivir”.

Sin convocatoria al Plan de Acción

“Hace años que las Rurales del Arco Noroeste venimos advirtiendo sobre esta situación. A principios de este año, se conformó la Mesa del Arco Noroeste, que reúne a cinco Rurales y desde su formación estamos advirtiendo que esto iba a pasar, porque además veníamos observando una situación climática extremadamente adversa. En ese momento, nos pusimos a disposición, para poder colaborar como primera barrera contra el fuego, incluso se presentó un Plan Piloto en Sierras Chicas, para la detección temprana de focos y la instrumentación de mecanismos a tal efecto”, señala el texto.

“Sin embargo, la Secretaría de Ambiente que administra nuestros recursos, poco le importa lo que los productores tienen para aportar, ya que no fuimos convocados ni siquiera para conformar el Consejo Consultivo del Plan de Acción Nacional de Bosques y Cambio Climático, a pesar de que somos los propietarios de gran parte del bosque nativo y de nuestras insistentes advertencias y propuestas”, señalan las cinco rurales.

Al final del comunicado, enumeran 4 puntos, entre los que le solicitan al Gobierno de la Provincia la declaración de Emergencia Agropecuaria para todo el Arco Noroeste, y la renuncia del titular de Ambiente, Juan Carlos Scotto.

El punteo textual dice lo siguiente:

1- Declarar con carácter de urgencia la Emergencia Agropecuaria en todos los departamentos del Arco Noroeste de la Provincia.

2- Que los legisladores de estos departamentos se pongan a trabajar con carácter de urgencia en la modificación de la Ley Nº 9814, para lo cual reiteramos que nos ponemos a disposición para colaborar.

3- Solicitar la renuncia del Secretario de Ambiente, Sr Juan Carlos Scotto, por la falta de idoneidad y responsabilidad en la gestión ambiental, con las consecuencias que nos atraviesan otra vez.

4- Solicitar la instrucción y equipamiento para los productores, como primera línea de defensa, para trabajar en la acción temprana contra los incendios.

La semana pasada y encabezadas por la SRJM, las entidades también habían difundido un comunicado solicitando la Emergencia Agropecuaria por sequía.

En aquella ocasión, expusieron las consecuencias generadas por tres ciclos consecutivos bajo el fenómeno Niña, y las pérdidas ocasionadas en los rindes, además del retraso en la siembra de la próxima gruesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias