viernes 02 de diciembre del 2022

<<Volver al Inicio

Maíz tardío: fungicidas y biotecnologías insecticidas, lo que no puede faltar en el manejo de plagas

En su último informe, la Red de Maíz Tardío de Aapresid (RMT), muestra el rol del uso de fungicidas y biotecnologías insecticidas sobre el éxito del cultivo. En este sentido, la entidad publicó su último informe con datos sobre la campaña 21/22 que incluye ensayos comparativos de rendimiento, y ensayos de evaluación de tecnologías.

Los resultados que se muestran están vinculados sobre el impacto del uso de ambas tecnologías sobre la performance de maíces en distintas zonas. Los indicadores ponen en valor la importancia de invertir en ellas para no sacrificar rendimientos.

Fungicidas en roya y tizón marcan la diferencia en rindes

“La red integra 5 sitios en la región central, abarcando las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe donde se probaron 17 híbridos de diferentes empresas. Todos los experimentos se realizaron en secano y siguiendo las prácticas de manejo de cada productor. El rango de fechas de siembra fue desde el 14 de diciembre al 5 de febrero, y las precipitaciones durante el ciclo fluctuaron entre 133 y 663 mm”, indica el resumen del trabajo, sobre las condiciones de desarrollo.

“Para evaluar el efecto del uso de fungicidas, se aplicó alrededor de V10 un tratamiento de acción sistémica de amplio espectro para el control de enfermedades foliares. Entre R2 y R4 se evaluó la incidencia y severidad de Roya (P. sorghi) y tizón foliar (E. turcicum) en lotes tratados vs. no tratados, y se vio que en 5 de los 4 sitios el uso de fungicidas tuvo efectos positivos en el rinde, alcanzando en el sitio de mayor respuesta diferencias de 2500 kg versus lote no aplicado”, sostiene el informe de la Red.

Esto muestra la importancia de los tratamientos fungicidas en planteos tardíos para construir rinde, a tal punto que la productividad ganada supera con creces el costo del tratamiento fungicida, que hoy en día ronda los 100 kg/ha de maíz. Esta fuerte respuesta a la aplicación de fungicidas se viene viendo a lo largo de varios años de ensayo en la RMT, que estima un promedio de respuesta interanual de 600 kg/ha.

Biotecnologías insecticidas en cogollero

El gusano cogollero es una de las principales plagas del cultivo de maíz tardío. Hoy en día, el uso de híbridos Bt es la principal herramienta para controlarla.  Estos maíces modificados genéticamente expresan su efecto de control de la plaga a través de diferentes proteínas insecticidas: Cry1A.105, Cry2Ab2 y Vip3A.

“En un ensayo liderado de forma conjunta con la Red de Mango de Plagas de Aapresid (REM) se buscó comparar la efectividad de esta gama de eventos biotecnológicos. Se usaron 11 sitios de la RMT y 5 híbridos, cada uno con un evento insecticida distinto. Se siguieron las prácticas habituales de cada productor y en este caso, las fechas de siembra fueron desde el 6 de diciembre de 2021 al 6 de enero del 2022, con monitoreos en V6 y V7”, detallan desde Aapresid.

Si bien la presión de la plaga fue baja en 21/22 y en la mayoría de los sitios no se alcanzó el umbral de daño económico, “los ensayos revelaron una gran sorpresa: aquellos híbridos cuya resistencia estaba dada por proteínas de grupo Vip mostraron un 16% más de control de cogollero respecto de aquellos con proteínas Cry”.

Los resultados de la RMT en cuanto a uso de fungicidas para tratar enfermedades como de materiales resistentes a insectos muestran el rol clave de estas herramientas a la hora de lograr maíces tardíos exitosos.

Para ver todos los resultados de la campaña 21/22 de la Red de Maíz Tardío, hacer clic AQUÍ para acceder a la revista digital.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias