martes 16 de agosto del 2022

<<Volver al Inicio

Subas generalizadas en Chicago que revirtieron la tendencia negativa de la semana

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Los precios de los principales commodities agrícolas registraron subas generalizadas en el mercado de Chicago revirtiendo así la tendencia negativa de las jornadas anteriores.

La soja dejó atrás cuarto rondas consecutivas con pérdidas y subió más de u$s 5 por el clima seco en el Medio Oeste norteamericano.

Por el lado de los cereales, las subas estuvieron lideradas por el trigo con alzas de más de u$s 10 por la continuidad de la guerra entre Rusia y Ucrania y la ola de calor en Europa. En tanto, el maíz también cerró con alzas alcanzando su nivel más alto en casi un mes.

Soja

Tras cuatro ruedas bajistas seguidas, la soja cerró en alza en la rueda diaria de Chicago, con subas de entre u$s 5 y u$s 7 que dejaron el valor del poroto a un precio de entre u$s 628 y u$s 567,07 según posiciones. Estos valores se vieron apuntalados por una importante mejora de la harina que sumó u$s 13,45 en la posición julio y quedó con un ajuste de u$s 473,66. A contramano, el aceite cayó u$s 29 (u$s 1682,92), lo que limitó las subas.

“En el día después de la suba de tasas por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), los inversores parecieron darse por hechos con la liquidación de contratos concretada antes del anuncio oficial”, analizaron desde Granar.

En la misma línea, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) comentó que las ganancias se vieron apuntaladas “por una rueda de compras de oportunidad, luego de las caídas registradas en los días anteriores”. Además, “la falta de agua en el Medio Oeste estadounidense también afecta a la soja recién plantada, reforzando el terreno positivo”.

Maíz

Los precios del maíz cerraron con nuevas subas en Chicago de más de u$s 5 y quedaron a valores de u$s 310 y u$s 291 según posiciones negociadas.

Entre los factores, se señaló “el tiempo seco y caluroso que aparece en los reportes meteorológicos extendidos para los próximos 6 a 14 días sobre el Medio Oeste y algunos augurios de chances de lluvias menores a los registros usuales para comenzar julio”.

“Si bien esto aún no pone en riesgo cierto los cultivos, resultaría un primer paso en falso en el arranque del volátil período de mercado climático 2022/2023 y una buena opción para el juego de los especuladores”, advirtieron los analistas de Granar. Por otro lado, “la ausencia de acuerdos entre Rusia y Ucrania para liberar los granos retenidos desde el inicio de la guerra continúa apuntalando el alto nivel actual de los precios del maíz, en tanto el cuatro proveedor mundial sigue afuera del mercado o logrando ventas a cuentagotas por vía terrestre”.

Incendios causados por los bombardeos rusos generan incertidumbre sobre la recogida de cosechas ucranianas. En este marco, el ajuste de posiciones de los operadores, apuntalando al alza la posición neta compradora, empujó hacia arriba las cotizaciones. Asimismo, el clima seco que se desarrolla en el Medio Oeste de Estados Unidos colabora en el terreno positivo del grano amarillo”, apuntó la BCR en su reporte diario

Trigo

Y tras dos ruedas negativas seguidas, los precios del trigo cerraron con alzas tanto en Chicago (julio ↑ u$s 10,38 / septiembre ↑ u$s 9,92) como en Kansas (julio ↑ u$s 5,60 / septiembre ↑ u$s 5,70). La tónica alcista también se reflejó en el mercado europeo, donde las posiciones septiembre y diciembre sumaron € 5 y € 3,75 y cerraron con ajustes de € 397,75 y de € 390 respectivamente.

“Entre los factores que justificaron las subas se mantuvo la falta de avances en los intentos por sacar de Ucrania los granos retenidos desde el inicio de la guerra, que ocupan mucho espacio de almacenaje a pocos días del inicio de la nueva cosecha. De igual modo, una ola de calor en países productores de la Unión Europea podría generar pérdidas en países clave como Francia”, comentó Granar.

Otro factor que también alentó la actitud compradora de los inversores, en particular en el mercado de trigo fue la caída del índice dólar –en torno del 1,5%– y la apreciación del euro frente al dólar –cerca del 1,3%–. “Estos movimientos mejoran la competitividad de las exportaciones estadounidenses”, agregaron.

Paralelamente, desde la BCR analizaron “que los bajos niveles de stock del grano en Estados Unidos alentaron aún más las subas. Sin embargo, y a pesar del conflicto, Rusia afirmó que está trabajando en ampliar sus exportaciones desde el Mar de Azov, en la región del Mar Negro, lo que limitaría las ganancias”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias