viernes 01 de julio del 2022

<<Volver al Inicio

Ola de calor en el hemisferio norte afecta cultivos y produce mortandad de animales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Una ola de calor extremadamente temprana está afectando a los cultivos y provocando mortandad de animales en países del hemisferio norte. Fenómeno climático que se suma a las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania en lo que respecta al suministro de granos, especialmente, trigo.

Se reportaron temperaturas inusualmente altas en toda Europa. España registró su ola de calor previa al verano más alta de los últimos 20 años y en Francia también se alcanzaron temperaturas de alrededor de 40°C (104 ° F).

En Estados Unidos, el calor y la humedad extremos también mataron a miles de cabezas de ganado en Kansas en los últimos días y se prevé que el clima seco continúe amenazando al ganado.

En la Unión Europea

Una extrema ola de calor en varios países de la Unión Europea podría afectar aún más a los cultivos de trigo después de una primavera seca. Aunque los pronósticos prevén para este mes, una disminución de la temperatura y algunas lluvias en región que deberían evitar mayores daños en los cultivos.

No obstante, esta semana, en Francia y España, las temperaturas alcanzaron los 40°C (104 °F). La ola de calor representa una gran amenaza sobre todo en el centro del país galo, donde los cultivos se encuentran en su etapa final de llenado de granos. En Europa central, las altas temperaturas podrían limitar el potencial de rendimiento en Alemania y Polonia. El panorama también es complicado en Italia, Rumania y Bulgaria.

En este sentido, analistas anticiparon una menor producción de trigo en la Unión Europea este año y consideraron que cualquier mella en los rendimientos podría causar aún más preocupación en un mercado que busca compensar la interrupción de los suministros a causa de la invasión rusa a Ucrania. “Es un riesgo adicional dado que estamos saliendo de una primavera seca”, dijo Aurelien Blary, analista de cultivos de Strategie Grains. “Esperamos una mayor pérdida de potencial de rendimiento”, reprodujo la agencia de noticias Reuters.

De esta manera, los operadores han estado proyectando la cosecha de trigo blando en Francia, excluyendo el trigo duro, en 33/34 millones de toneladas, por debajo de los 35,5 millones del año pasado, a lo que se suma una menor siembra y un potencial de rendimiento mixto.

También, en Rumania, el ministro de Agricultura, Adrian Chesnoiu, dijo a Reuters que el clima adverso y los mayores costos de producción empujarían la cosecha por debajo del nivel récord del año pasado de 11,3 millones de toneladas. Pero dijo que el país tendría amplios volúmenes para exportar.

En Bulgaria, que al igual que Rumania exporta a través del Mar Negro, se esperaba una caída con respecto a los 7,1 millones de toneladas del año pasado. “Esperamos una buena cosecha, pero se debe tener en cuenta que el año pasado tuvimos una cosecha récord”, dijo Kostadin Kostadinov, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Cereales de ese país.

En Italia, las regiones del norte corren el riesgo de perder hasta la mitad de su producción agrícola debido a la sequía que afecta la zona a donde los lagos y ríos comenzaron a bajar peligrosamente sus niveles. Por ejemplo, el río más largo del país, el Po, estaba experimentando su peor sequía en 70 años, dejando completamente secas muchas secciones de la vasta vía fluvial del norte.

“El daño total superará los mil millones de euros ($ 1,05 mil millones)”, señalaron las autoridades italianas, y agregaron que la escasez de agua también podría afectar la producción de maíz y soja, cuyo suministro ya está amenazado debido a la guerra. en Ucrania.

Gobernadores de las regiones del norte de Piamonte y Lombardía, donde parte de la producción agrícola depende del río Po, dijeron que pedirán al gobierno nacional que declare el estado de emergencia por sequía.

En Estados Unidos

El Departamento de Salud y Medio Ambiente de Kansas, Estados Unidos, informó de al menos 2.000 muertes de cabezas de ganado debido a las altas temperaturas y la humedad que están afectando al medio oeste norteamericano. Precisamente, Kansas es el tercer estado ganadero más grande de EE. UU. después de Texas y Nebraska, con más de 2,4 millones de cabezas de ganado en corrales de engorde.

“El ganado comenzó a sufrir estrés por calor cuando las temperaturas y la humedad aumentaron durante el fin de semana en el oeste de Kansas”, dijo a Reuters, Scarlett Hagins, portavoz de la Asociación Ganadera del estado. “Los animales no pudieron aclimatarse al cambio repentino”, dijo.

Las temperaturas alcanzaron los 108 grados Fahrenheit (42°C) en el noroeste de Kansas y se prevé que partes del oeste de Kansas y la franja de Texas se acerquen a los 110°F , aunque se pronostican vientos más fuertes y niveles de humedad más bajos que ayudarían a minimizar las muertes de más ganado, dijo Drew Lerner, presidente de World Weather Inc.

No obstante, el especialista advirtió que el clima en las próximas semanas “va a ser opresivamente caluroso y estresante para los animales” de la región.

El siguiente video registrado en un establecimiento en Kansas contiene imágenes fuertes para el lector:

Fuente: Reuters en base a información elaborada por los cronistas Tom Polansek, Gus Trompiz, Tsvetelia Tsolova, Luiza Ilie y Nigel Hunt

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias