viernes 01 de julio del 2022

<<Volver al Inicio

Fuerte suba de la soja en Chicago: cuáles fueron los factores alcistas

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

En la rueda del jueves, los futuros de los principales commodities agrícolas registraron ajustes mayormente alcistas en el mercado de Chicago.

En este contexto, la soja repuntó con fuerza ante una firme demanda internacional. A los valores actuales, el poroto se acerca a su máximo histórico.

Por su parte, los cereales registraron subas luego de 2 jornadas de caídas. El trigo ganó más de u$s 6, mientras que las alzas en el maíz fueron más tímidas.

Soja

Los precios de la soja cerraron con importantes mejoras en la rueda diaria de Chicago. Las alzas estuvieron entre los u$s 14, u$s 12 y u$s 9 para las posiciones julio, agosto y noviembre. Pero, dentro del complejo sojero fue el aceite el producto que concentró las mejores ganancias, con el contrato julio que sumó u$s 73,42 y quedó con un ajuste de u$s 1795,41. Mientras que la harina logró un leve y parcial repunte también para la posición julio que subió u$s 2,43 y cotizó a u$s 457,34.

Las subas en el mercado de la oleaginosa se debieron principalmente a los “rumores sobre un posible incremento en los mandatos de corte obligatorios con biodiésel” que evalúa la Casa Blanca. A lo que se suma “un panorama de escasez que registra el mercado global de aceites vegetales”, comentó Granar.

También, alentó las subas del poroto “la confirmación de una venta importante a un comprador no tradicional de Estados Unidos y la persistente apreciación del real frente al dólar”, agregaron los analistas de la consultora.

En esta misma línea, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señaló en su informe que las ganancias en las cotizaciones de la soja fueron “consecuencia principalmente de la firmeza de la demanda de la oleaginosa estadounidense, luego de que se realizaran ventas de 352.000 toneladas de soja a Pakistán. Asimismo, la estrechez del balance de soja en EE. UU mantiene cierta incertidumbre en cuanto a las capacidades de abastecimiento del mercado”.

Maíz
Luego de las importantes bajas de los dos días precedentes, con pérdidas próximas al 6%, el maíz cerró la rueda de Chicago con ligeros altibajos.

En el caso del cereal, los factores que influyeron en el mercado los “rumores de nuevas compras de china, el avance de la segunda cosecha de maíz brasileño, que en las próximas semanas volcará sobre el circuito comercial un importante volumen de granos, y los intentos por sacar los granos retenidos en Ucrania”, apuntó Granar. A lo que se suman buenas condiciones climáticas en estados productores de Estados que aceleraron los trabajos de campo.

En este contexto, “los contratos de la actual campaña comercial de EE. UU presentaron reducciones en sus valores, aunque las cotizaciones correspondientes al próximo ciclo registraron leves incrementos como consecuencia de cierta incertidumbre entre los agentes en cuanto al avance de la siembra del cereal”, añadieron los técnicos de la BCR.

Trigo

Tras caer cerca del 10% en las dos jornadas precedentes, el trigo cerró con repuntes muy parciales tanto en Chicago (ulio ↑ u$s 6,25 / septiembre ↑ 6,43) como en Kansas (julio ↑ u$s 5,64 / septiembre ↑ u$s 5,55). Lo mismo ocurrió en el mercado europeo, donde las posiciones septiembre y diciembre en el Euronext subieron € 2 y € 1,75 respectivamente.

“Si bien una buena parte de las subas estuvo relacionada con un movimiento técnico tras la ola de liquidación de contratos ejercida por los fondos de inversión, la confirmación de una compra por 100.000 toneladas de Argelia –la mayor parte de la oferta sería de origen francés–, aportó aire desde el lado de la demanda, que sigue activa, luego de la compra por 465.000 toneladas hecha por Egipto”, informó Granar.

“Esto sigue confirmando que el trigo está para quien pueda y quiera pagarlo a los valores actuales”, fue la interpretación de los analistas de la firma corredora de granos.

Pero el mercado de trigo sigue presionado “por el inicio de la cosecha de invierno en Estados Unidos, que pronto se extenderá a los otros grandes proveedores del hemisferio Norte; por el tiempo húmedo en zonas agrícolas de Francia donde los cultivos demandaban esa humedad, y por la chance de que en algún momento se logre destrabar la salida de Ucrania de los granos retenidos desde el inicio de la guerra”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias