viernes 01 de julio del 2022

<<Volver al Inicio

Fertilizantes: oscuros nubarrones para la campaña de granos gruesos por la escasez de divisas

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Ya no es novedad que ela invasión de Rusia a Ucrania está afectando las condiciones económicas a nivel mundial. Pero hay un rubro en particular que más sufre los cimbronazos: el de los fertilizantes, al tratarse de dos países productores. Si a eso se le suma que otros países como Estados Unidos y China priorizan la demanda interna recortando las exportaciones de estos productos, y que en Argentina el cepo cambiario hace estragos en la liquidez de divisas, el combo desemboca en un escenario con nubarrones para la próxima gruesa: el abastecimiento se verá restringido.

“Las empresas no van a tener divisas para importar el stock que se necesita en la próxima campaña, de continuar estas condiciones”, alertó el director ejecutivo de la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (CIAFA), Armando Allinghi, en el Ciclo de Charlas Virtuales de Asociación de la Cadena de la Soja (ACSOJA).

Junto a su par de la Cámara Argentina de Sanidad y Fertilizantes (Casafe), Federico Landgraf, coincidieron en que la sangría de moneda norteamericana y el cepo que el Gobierno Nacional impone al mercado cambiario, constituye un dolor de cabeza con miras a la producción estival. La importancia de los fertilizantes es vital para mejorar los rindes en los cultivos: «De cada kilo que se aplica, se refleja en 10 kilos más de producción», graficaron.

Esto significaría, además, un abrupto corte en la línea ascendente que ostentaba el consumo de fertilizantes desde fines de 2015, y que desembocó en el récord del año pasado de 5 millones y medio de toneladas utilizadas por el sector para hacer frente a la demanda.

De acuerdo a las cifras expresadas por el titular de CIAFA, para traer al país la misma cantidad, serían necesarios 3.200 millones de dólares, es decir, más billetes para los mismos volúmenes. “Y todo esto con serios problemas de financiación, porque un barco cuesta 40 millones de dólares, con un plazo de 120 días, la verdad que es muy complejo”, subrayó. Cabe señalar que de acuerdo a las Cámaras, prácticamente el 80 por ciento de los fertilizantes que se usan en el país son importados.

Fitosanitarios, escenario diferente

Tanto Allinghi como Landgraf, también remarcaron que ese escenario no se avizora en el rubro de los fitosanitarios. “En materia de logística hubo aumento de costos y atrasos en ciertas operaciones portuarias chinas, pero las empresas están contemplando estas demoras para poder llegar en tiempo y forma con los productos. El mercado de fitosanitarios estará abastecido y seguirá así si se puede acceder al Mercado Único y Libre de Cambios”, sostuvieron.

El crecimiento de los bioestimulantes

Más allá del análisis para la previsión de la campaña gruesa, uno de los datos que se destacó en la charla fue el paulatino pero sostenido crecimiento del uso de bioestimulantes. Desde el año 2015 se viene dando una curva ascendente que totaliza un incremento del 20 por ciento desde ese año a la fecha.

Compartir:

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias