viernes 01 de julio del 2022

<<Volver al Inicio

KWS lleva como punta de lanza a Agroactiva sus últimos cuatro híbridos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Con los cañones enfocados para el próximo miércoles, la cuenta regresiva para Agroactiva ya está activada, y las empresas del agro se preparan con lo mejor que tienen. En esa línea, la semillera KWS se enfocará en lo que sus integrantes denominan como la “evolución de la genética”: el lanzamiento de cuatro nuevos híbridos, dos para silo –KWS 605 VIP3 FULL y KWS 695 VIP3– y dos para grano –KWS 316 VIP3 y KWS 912 VIP3–.

Sus beneficios

De acuerdo a lo que informa los técnicos, como particularidades generales en el caso de los híbridos para silo, otorgan altas respuestas en bajas densidades, porque permiten cosechar un volumen significativo de materia seca digestible sembrando menos por hectárea y economizando la ración. Asimismo, la ventana de picado se incrementa en varios días.

“De manera puntual, el KWS 605 VIP3 FULL tiene la tecnología más eficiente del mercado en control de insectos y a eso le suma también una triple resistencia para combatir las malezas, porque permite el uso de glifosato, glufosinato de amonio e imidazolinonas”, detallan desde KWS.

El KWS 695 VIP3, en tanto, es un ciclo intermedio con la tecnología Agrisure Viptera 3, con amplio espectro para el control de insectos lepidópteros, alto potencial de materia seca digestible que otorga mayor producción de carne y leche, y también una amplia ventana de picado.

Para grano

“El KWS 316 VIP3 está pensado para sitios muy restrictivos en la provisión de recursos ambientales, y es un híbrido de alta producción en lotes de mediano y bajo potencial, bien adaptado a ambientes extremos para la siembra de maíz, de grano colorado y gran estructura de caña”, resaltan desde la firma como sus principales potencialidades.

Por lo detallado, es apto para la producción de grano como para consumo animal. Además, tiene buena tolerancia al Mal de Río Cuarto (MRCV) y a otras enfermedades de espiga que se están expandiendo cada vez más en el país.

“Por último, KWS 912 VIP3, tiene como aspecto sobresaliente su estabilidad y sanidad en siembras tardías, que son cada vez más comunes en Argentina. Su tolerancia a altas temperaturas y destacada resistencia a enfermedades foliares, así como su buena sanidad de espiga, lo transforman en una excelente alternativa para ambientes estresantes y de alta presión sanitaria”, indican.

KWS: 25 años en el país

Un cuarto de siglo es lo que lleva KWS trabajando en Argentina, dentro de una trayectoria global que comenzó en Alemania hace más de 165 años. Fue en los comienzos de la primera década del nuevo milenio que la semillera germana comenzó su primer programa de mejoramiento genético en la provincia de Buenos Aires, a lo que siguió un segundo programa que comenzó hace cinco años en la provincia de Córdoba.

Los frutos de ese trabajo están ahora viéndose: KWS suma de manera constante nuevos híbridos a su amplio porfolio de semillas de maíz. Los productos mencionados que serán la punta de lanza en Agroactiva se presentarán en el marco de la campaña comercial “Vos Elegís”.

Por supuesto, la propuesta no solo se basa en ofrecer híbridos para silo como para grano, sino también en mostrar al cliente soluciones y recomendaciones agronómicas.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias