viernes 01 de julio del 2022

<<Volver al Inicio

A 50 años del primer egreso, se reencontraron los “pibes” de la Facultad de Ciencias Agropecuarias

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Charlas, anécdotas, diálogos para ponerse al día, sonrisas y un poco de nostalgia. Todo eso se vivió en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Agropecuarias cuando se reencontraron los integrantes de la primera camada de egresados de la casa de altos estudios, a 50 años de ese acontecimiento.

La emotiva reunión tuvo lugar en la Biblioteca de la Facultad, donde los primeros profesionales que salieron de las aulas de Agronomía fueron recibidos por el actual vicedecano, Ariel Rampoldi.

Momentos de emoción, sorpresa por los cambios en los rostros después de medio siglo (desde el egreso, muchos volvieron a verse recién en esta ocasión), tranquilidad por el camino recorrido y alegría por el crecimiento de “la facu”, fueron el común denominador de la jornada.

Recorrido y recuerdos

Una vez que todos los invitados se encontraron en la biblioteca, se dirigieron al ingreso del edificio central, donde se descubrió una placa conmemorativa. Rampoldi fue el encargado de las palabras de bienvenida, y resaltó su orgullo al haber cursado materias cuyos titulares fueron algunos de los presentes. Luego cedió el lugar a varios de los primeros egresados, quienes recordaron cómo era estudiar en esos comienzos y dedicaron sentidas palabras a los que ya no están.

Antes del almuerzo programado para celebrar, se dirigieron al Auditorio de la Reforma, donde todos expresaron su asombro por la importancia y magnitud de la flamante obra.

Dos nombres inolvidables

Pero uno de los momentos más emotivos, fue el reiterado recuerdo de dos nombres: el  de Ana Mirtha Kulesza y el de Rosa Emilia Rojas.  

Las dos estudiantes fallecieron en el trágico derrumbe del 9 de noviembre de 1970, cuando una parte del edificio del Instituto que fue la base de creación de la facultad se vino abajo sobre ellas.

Almas de aguaribay

Lo que sigue forma parte de la otra historia de la FCA, ya que excede lo académico, lo mundano, para constituirse en un mensaje de esperanza. Cuando se retiraron los escombros del derrumbe, y sin que nadie los plantara, nacieron dos aguaribay.

Alguien insinuó que había que retirarlos, y el rechazo fue unánime: esos dos árboles eran intocables. La presencia de las dos estudiantes abrigaría desde ese momento los sueños de los nuevos alumnos que ingresaran a la facultad. Por ese motivo, y con la emoción a flor de piel, los primeros egresados se congregaron debajo de los dos ejemplares para tomar una fotografía en conjunto.

Palabras de  los protagonistas

“Fue un revivir. Pasaron por mi mente desde el primer día hasta el último. Cuando nació, la Facultad era una oficina y una resolución en cuyo texto decía que se creaba el Instituto de Ciencias Agronómicas. Y así, de la nada, con un pionero como fue Félix Marrone, fue el comienzo. Marrone estaba pendiente de cada uno de  nosotros los estudiantes, nos preguntaba qué nos había pasado en tal o cual examen, por ejemplo. Esta es una institución que la hicimos entre todos. Algunos de esa camada fuimos docentes, y la FCA fue creciendo hasta llegar al prestigio ganado que hoy tiene”, expresó Eugenio Fernández en diálogo con Agroverdad. Además de egresado y docente, es también desde hace varios años director de Conservación de Suelos y Manejo de Aguas de la Provincia.

“Esta es una gran familia. Hoy, volver a vernos después de 50 años, significa tal vez la culminación de una profesión bien llevada, ejercida con muchas fuerzas, las mismas que nos inculcaron a nosotros los profesores y directivos de aquél primer Instituto que luego fue Facultad”, manifestó emocionado Esteban Alessandría, quien fue uno de los impulsores y organizadores del encuentro.

“Es una gran alegría reencontrarnos. Ver este auditorio nuevo que hoy las otras facultades piden para usar, es algo magnífico. Hoy, estamos devolviendo nosotros lo que nos dieron en aquellos primeros años”, dijo también Frank “El alemán” Leder.

“A muchos compañeros los seguí viendo, pero a otros recién los pude ver ahora después de tantos años. Somos amigos del alma, un grupo hermoso”,  expresó Lidia Comes, quien fue docente durante 17 años en la FCA, y una de las primeras en dedicarse a la fruticultura en la provincia.

Una visita a los pioneros

Agroverdad pudo acceder a un valioso archivo fotográfico que muestra cómo eran las tareas a campo en aquellos primeros años, pero también constituyen un resumen de la camaradería, el compañerismo y el compromiso que los estudiantes de los comienzos tenían incorporados.

A continuación, algunas de esas imágenes del recuerdo.

Compartir:

2 comentarios

  1. Que hermoso momento !! Cuantos recuerdo !! Yo soy de la camada de ingreso del año 1973 y ver a colegas que en algunos casos fueron mis profes y en otros compañeros, me trae un montón de recuerdos. Habiéndome jubilado recientemente, después de tantos años de compartir en esa hermosa Facultad, como alumno y docente, que me formo profesional y humanamente, dándome herramientas para caminar por esta vida, les mando a todos un caluroso y afectuoso saludo.

    Ing Agr Jorge Eduardo Fonseca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias