jueves 19 de mayo del 2022

<<Volver al Inicio

En Chicago, la soja alcanzó máximos de siete meses; en Rosario también subió

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Jornada con saldo dispar para los principales commodities negociados en la plaza norteamericana con bajas para los cereales y subas para la soja.

Por los recortes en la producción sudamericana, la oleaginosa alcanzó niveles máximos en sietes meses. En tanto, las fuertes bajas del trigo se explicaron por una distensión en el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Por su parte, en nuestro mercado local también hubo una tendencia dispar en las ofertas de compra, y una actividad comercial acotada en volumen. En este marco, se registraron nuevas subas para la soja.

En Chicago

Los precios de la soja terminaron la rueda en Chicago con nuevas subas de entre u$s 3,03 y u$s 1,10 lo que hizo que el poroto alcanzara máximos de siete meses al cotizar entre los u$s 532 y u$s 534 según posiciones. Los derivados también subieron. El aceite registró alzas de u$s 9,04 (u$s 1.418,38) y la harina de u$s 4,63 (u$s 446,06).

La tendencia alcista se explica “en buena medida porque el mercado ya asume que la cosecha sudamericana será inferior a las previsiones iniciales y porque las exportaciones de Brasil, que se pronosticaban récord, deberán ser recalculadas hacia abajo”, explicaron los analistas de Granar.

En este contexto, “las lluvias que se anuncian para los próximos días sobre el sur brasileño y sobre otras regiones del país comienzan a tener menos influencia sobre los cultivos y, por ende, sobre los precios”, agregó la firma corredora de granos en su informe. También, “el hecho de que China estará afuera del mercado la semana próxima, por la celebración del Año Nuevo, les resta sostén a los precios”.

Con leves bajas de entre u$s 0,69 y u$s 1,28 cerraron los precios del maíz en Chicago que registró cotizaciones de u$s 246,15; u$s 245,26 y u$s 242, 51 según posiciones.

Estos retrocesos encontraron su explicación “por una toma de ganancias de los fondos luego de las subas recientes y por la previsión de lluvias sobre amplias zonas de Brasil en los próximos días, que, si bien no lograrán revertir las malas condiciones de los cultivos de la primera cosecha, sí podrían mejorar el estado de los suelos”, comentaron desde Granar.

Sumó a la tónica bajista el mal reporte semanal sobre la industria del etanol conocido el miércoles, donde se elevó el volumen de las existencias del biocombustible hasta el nivel más alto desde principios de mayo de 2020”, añadieron.  En cambio, las bajas no fueron mayores debido a que el USDA relevó ventas de maíz 2021/2022 por 1.402.300 toneladas, por encima de las 1.091.300 toneladas del informe anterior y del rango previsto por los operadores.

Y los precios del trigo cerraron con importantes bajas por segunda rueda consecutiva. En Chicago fueron superiores a los u$s 6 y en Kansas de más de u$s8. Esta tendencia también se replicó en el mercado europeo, donde las primeras posiciones perdieron 4 y 3 euros por tonelada.

El principal fundamento fue que “durante la jornada los fondos de inversión continuaron liquidando contratos y retirando ganancias frente a señales de distensión desde las fronteras entre Rusia y Ucrania”, explicó Granar.

“En Estados Unidos aportó a la tónica bajista la fortaleza del dólar frente al euro, que llevó la paridad con el euro de 1,1237 a 1,1141, en un movimiento que les resta competitividad a las materias primas estadounidenses en el mercado de exportación”, agregaron.

Vale mencionar, que estos valores no llegan directamente al bolsillo de los productores argentinos que tienen que soportar, por ahora, un 33 % de retenciones en el caso de la soja y del 12 % en el caso del maíz, sumado a la carga tributaria existente y al desdoblamiento cambiario. Sin contar además, con medidas intervencionistas que toma el gobierno nacional y que no hacen más que agregar incertidumbre al escenario productivo.

En Rosario

“En la rueda de este jueves, las ofertas de compra por soja volvieron a mejorar en la plaza doméstica, destacando la aparición, nuevamente, de ofertas abiertas de compra por la oleaginosa de la nueva cosecha”, sintetizaron desde el recinto de la bola rosarina.

Por soja con entrega disponible, así como también para la posición contractual y las fijaciones de mercadería, los ofrecimientos se ubicaron en u$s 390, resultando en un incremento de u$s 2 entre ruedas. Asimismo, el valor ofrecido en moneda local para dichas posiciones fue de $ 40.800 la tonelada, lo que representa una suba de $ 250 respecto a la jornada previa.

Por soja con entrega en el mes de marzo, la oferta de compra alcanzó los u$s 375, mientras que se ofrecieron u$s 365 para las entregas en abril, con mayo en u$s 360.

Por el maíz con entrega disponible y contractual, las mejores ofertas se ubicaron en u$s 230, sin cambios con respecto a la jornada anterior. El segmento de la nueva campaña quedó vacante de ofrecimientos.

Y por trigo con descarga disponible, la mejor oferta abierta fue de u$s 240, sin implicar cambios entre ruedas, “esta condición también se ofrecía para las posiciones con entrega contractual”, comentaron desde la Bolsa rosarina. En tanto, la entrega en marzo cayó u$s 5 hasta u$s 245, sin condiciones para entregas más largas.

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias