jueves 19 de mayo del 2022

<<Volver al Inicio

Maíz: frente a un pronóstico de año Niña se necesita un buen arranque

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

La siembra de maíz de la campaña 2021/22 ya está a toda marcha y se estima que alcanzará una superficie de 7,1 millones de hectáreas, la mayor en mucho tiempo en la Argentina. En comparación al año pasado, el incremento de área se calcula en 500 mil hectáreas.

De todos modos, cabe tomar en cuenta que la amenaza de La Niña –aún cuando fuera de intensidad “débil”- es el dato que domina el escenario de Primavera y Verano.

En ese contexto, es clave pensar una estrategia de fertilización que aproveche las pocas lluvias que puedan llegar a ocurrir en los próximos meses, no solo para que los nutrientes se incorporen a los suelos sino también para que queden disponibles para los cultivos. En tal sentido, Easy Start, de COMPO EXPERT, es una herramienta ideal, se propone en una cartilla informativa difundida por la compañía.

Easy Start y sus ventajas en años Niña
Juan Messineo, gerente comercial de Compo Expert Argentina, explica que Easy Start es un microgranulado que se aplica en la línea de siembra y que funciona como un arrancador, que además de nitrógeno y fósforo, ofrece una paleta completa de nutrientes, aportando también hierro, manganeso y zinc.

“Su mayor ventaja en contextos de años Niña es su gran solubilidad, lo que le asegura una buena oferta de nutrientes al cultivo desde el arranque”, remarca Messineo.

El beneficio de esta solubilidad es que se logra una rápida aparición y desarrollo de raíces, que a la larga significa un mayor stand de plantas en el lote, y un desarrollo uniforme de las mismas en las primeras fases de crecimiento.

“Al lograr un mayor desarrollo de raíces en profundidad, se logra un mayor volumen explorado en el suelo para la absorción tanto de agua como de nutrientes”, añadío el ejecutivo.

Asimismo, Easy Start se destaca por mejorar y hacer más económica la logística de la fertilización: con solo 30 a 40 kilos por hectárea se cubren los requerimientos, una cantidad que se puede cargar de una vez en la sembradora y no es necesario estar trasladando grandes volúmenes de fertilizantes en tolvas hasta las cabeceras de los lotes. “Se termina arrojando casi la misma cantidad de semilla que de fertilizante”, menciona Messineo.

Plus para el productor
A la hora de evaluar el impacto de Easy Start en las mejoras de rendimiento, los ensayos realizados junto al INTA han determinado un incremento de 700 kilos por hectárea contra maíces sin fertilizar, y de 340 kilos más en comparación con una fertilización de las que normalmente se utilizan a campo.

“De todos modos, lo más importante es esta ventaja de que se pueden lograr rendimientos similares o mejores, con una menor logística, lo que constituye también un beneficio económico”, completa Messineo.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias