LLUVIAS Y BAJANTE DEL PARANA

Clima: también el SMN asigna “probabilidad” a un nuevo evento “La Niña” a partir de la primavera

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Clima
  • 0 Comentarios

“Aunque todavía es muy pronto para confirmarlo y los pronósticos presentan una alta incertidumbre a tan largo plazo, existe la posibilidad de un nuevo evento de “La Niña” a partir de la próxima primavera”, consignó un informe del Servicio Meteorológico Nacional.

Por esa y otras razones, la comunicación habla de “perspectivas poco alentadoras“ para una recuperación cercana del nivel del Río Paraná y otros de la Cuenca.

Este reporte del SMN contrasta con las informaciones dadas en las últimas horas por una institución de la Capital Federal de la cual se hicieron eco algunos medios,

Esa misma institución y medios estimaron que el NOA recibiría “aportes” que mejorarían la dramática situación del Paraná. “Algunos (aportes) por encima de los valores normales, ayudarán a recuperar la cuenca hídrica del río Paraná, según un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires”, dijeron.

La otra campana

Hace dos días, Agroverdad, analizando reportes de la Oficina de Riesgo Agropecuario, señalaba:

La Niña: ¿se mantendría Neutral o aparecería leve entre fines de 2021 y principios de 2022?

En el artículo publicábamos el siguiente cuadro:

La bajante del Paraná

El SMN refuerza ahora esa perspectiva otorgándole chances a un “nuevo evento de “La Niña””. y respecto a la bajante del Paraná y de la Cuenca sostiene que el ciclo “no terminó todavía y no se tiene claro cuándo va a terminar”.

“La temporada de lluvias en la  zona central de Brasil –agrega- comienza a mediados de octubre, pero desde CEMADEN (Centro Nacional de Monitoramento e Alertas de Desastres Naturais) indican que todavía no es posible anticipar si la temporada de lluvias comenzará temprano o si tendrá precipitaciones por encima o por debajo del promedio. Sin embargo, aclaran que un factor que eventualmente puede dificultar el inicio de la temporada de lluvias es la actual situación de sequía prolongada, que implica valores bajos de humedad del suelo (y, por tanto, de humedad del aire) necesarias para la formación de las primeras precipitaciones”.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.