SEGÚN DOS ENCUESTAS

Un clima de creciente incertidumbre invade a los productores agropecuarios argentinos

  • Por Claudio Vaca
  • Noticias
  • 0 Comentarios

La incertidumbre es, hoy por hoy, la principal sensación que invade a los productores agropecuarios argentinos de cara a los próximos meses y en un año que sigue dominado por el desastre sanitario del Coronavirus y las próximas elecciones de septiembre.

Según una encuesta, 1 de cada 3 consultados definieron con esa palabra la actual situación del sector. En la misma línea, otra encuesta reflejó que para más del 80 % de los productores la incertidumbre política, las retenciones, el aumento de impuestos y el contexto macroeconómico, son las principales preocupaciones.

Estos números ponen en evidencia, por un lado, que si bien el sector tendría por ahora algunos buenos indicadores propios de la actividad, por el otro se enfrenta a una gran incertidumbre alimentada por el frente político con medidas, como el reciente cierre de exportaciones de carne, que en nada contribuyen a la confianza.

Incertidumbre: 1 de cada 3
Con qué palabra definiría la actual situación del sector agropecuario, fue una de las preguntas formuladas en el último informe publicado por Amplificagro. Casi 1 de cada 3, lo que representa el 32,7% de los consultados utilizó la palabra incertidumbre para describir el momento que se atraviesa.

“Una definición en sí misma del sentimiento que impera entre los productores agropecuarios en este momento”, grafica el informe.

Además, en este contexto dominado por la incertidumbre, un 82,5% cree Total o Bastante probable que el Gobierno Nacional quiera avanzar con subir más las retenciones a los productos agropecuarios, con el argumento de domar la inflación y la escala de precios.

“Ese pesimismo sobre la posibilidad de un aumento en la presión impositiva, es compartido por todos los sectores, sea cual fuere la principal actividad que desarrolla el consultado”, explican desde Amplificagro.

También, una mayoría de los consultados, específicamente el 63,6% cree que habrá una corrección brusca en el tipo de cambio luego de las elecciones de septiembre que definirán el control del Congreso y el escenario político de cara al 2023.

Pero la incertidumbre y el pesimismo en el sector se acrecentaron en los últimos días con el cierre de las exportaciones de carne. En este sentido, el estudio indicó que, a la hora de tratar de entender el motivo de la decisión, la mayoría de los consultados, 2 de cada 3, consideró que la medida obedeció a la necesidad del Gobierno de buscar un chivo expiatorio para sacarse responsabilidades por el aumento de la inflación.

En este sentido, más del 90% de los consultados, señaló que la medida del cepo a la carne fue Total o Bastante Inapropiada. Entre los propios productores ganaderos, el rechazo llegó al 96%.

Incertidumbre: más del 80 %
Por su parte, el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral dio a conocer la edición de mayo del Ag Barometer Austral. En este nuevo informe se indica que se produjo una caída en el ánimo y confianza de los productores del 12,2%. Mientras que en marzo 2021 su valor era de 90 puntos, en mayo disminuyó a 79.

Según el estudio, la caída de confianza y pesimismo para los próximos doce meses es mucho mayor que la caída en la situación actual. La caída en el Índice de Expectativas Futuras es muy alta ya que representa un 19% desde la última medición (92 en marzo vs. 74 en mayo). A su vez es mucho más marcada que la del Índice de Condiciones Presentes que es del 1% (87 en marzo vs. 88 en mayo).

De esta manera, el Índice de Expectativas Futuras, que incluye percepciones acerca del futuro de la explotación agropecuaria y del sector agropecuario en general, en horizontes de tiempo de 1 y 5 años, es el que mayor deterioro ha mostrado frente a la edición previa del estudio.

De acuerdo a la Universidad Austral, lo que explica el cambio en el humor de los productores es “sin dudas, es el anuncio del cierre en las exportaciones de carne para reducir los precios internos. Esta medida vuelve a poner sobre la mesa discusiones del pasado y acerca nuevamente el temor de políticas que no han dado resultado”, expresan. En relación al sentimiento de los productores sobre esta medida, la mayoría expresó palabras como “error”,“ignorancia”, “ locura“, “desastre“ y “desconocimiento”.

En este contexto, cuando se consulta a los productores sobre las tres principales preocupaciones que tienen de aquí a un año, la incertidumbre política, las retenciones y el aumento de impuestos, sumado a la incertidumbre macroeconómica, dan como resultado un 82 % de las menciones.

Al contexto de incertidumbre, se suman las preocupaciones de la puesta en marcha de la próxima campaña 21/22. Según el AG Barometer, la mayoría de los productores manifiesta que hay disponibilidad de insumos necesarios, «pero es evidente que hay un incremento en los costos en dólares y que las facilidades no siempre están a la mano». Un 70 % de los productores percibe costos más altos y más de la mitad percibe, a su vez, que las condiciones comerciales son menos accesibles respecto a la campaña anterior.

“Esto ratifica que en la Argentina no se vive el mejor clima para los negocios agropecuarios.Sin embargo, los productores muestran un deseo por seguir invirtiendo y manteniendo el paquete tecnológico aplicado para la próxima campaña”, destaca la encuesta.

*Para acceder al informe de Amplificagro: click aquí

*Para acceder al Ag Barometer Austral: click aqui 

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.