DE UNA FABRICA BRASILERA

La FCA-UNC recibió una donación de máquinas para su Proyecto Maní en el Norte y Centro de Córdoba

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Maní
  • 0 Comentarios

La Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba recibió en su Campo Escuela dos máquinas de avanzada -una Cosechadora y una Arrancadora- donadas por una fábrica brasilera para ser empleadas en el Proyecto Maní para el Centro y Norte de la provincia de Córdoba, que está transitando su quinto año aportando experiencia sobre la adaptación del cultivo a esta región.

“Estas máquinas nos permiten dar un gran paso en los trabajos de investigación, desarrollo y producción del maní para el Centro-Norte cordobés”, dijo a Agroverdad una de las coordinadoras del programas, la Ing. Alejandra Pérez.

>> Suscribite o suscribe a un amigo a nuestra News Letter. CLIC AQUÍ.

Rentabilidad con sustentabilidad

“En esta región a la cual hemos orientado nuestro trabajo, el maní está dando resultados promisorios, con un añadido esencial: sustentabilidad con rentabilidad”, definió a su vez el Decano de la FCA, Ing. Marcelo Conrero.

El objetivo central del Proyecto es que los productores cuenten con una alternativa más para incorporar a sus sistemas de rotación, hoy básicamente centrado en los cultivos estivales, en soja y maíz.

Las máquinas

Las máquinas donadas por Industria Colombo son una Cosechadora de la serie Double Master y una Arrancadora Hileradora de la Serie C200. Son equipos que en varias de sus funciones y labores específicas de arrancado y trilla presentan características que las diferencian, por su superioridad o eficiencia, de otras máquinas que se utilizan en el mercado local.

Durante un breve y sencillo acto, reducido a unas pocas personas a efectos de cumplir con los protocolos a que obliga el COVID-19, la FCA e Industrias Colombo suscribieron un convenio: el Ing. Conrero por la Facultad y el Ing. Rodolfo Juliano De Souza por la compañía brasilera.

Cabe apuntar que los condiciones climáticas imperantes durante la jornada y, también, las limitaciones que impone la pandemia, imposibilitaron que se pudieran recorrer los lotes de maní, tanto de ensayos como de producción comercial, del Módulo de Maní del Campo Escuela de la FCA.

«En los cinco años de trabajo que llevamos, el cultivo siempre nos resultó rentable», destacó el Ing. Conrero, información que a la vez corroboron la Ing. Alejandra Pérez y el Ing. José Gamba, otro de los responsables del proyecto.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.