MEDIOAMBIENTE

Córdoba comienza a medir su huella agropecuaria y busca diseñar una “calculadora ambiental”

  • Por Claudio Vaca
  • Medio Ambiente
  • 0 Comentarios

El 28 de enero de cada año, se celebra en todo el planeta el Día Mundial por la Acción frente al Cambio Climático, y en este marco, Córdoba se encuentra trabajando en indicadores de medición y ya tiene en marcha políticas de estado tendientes al cuidado y remediación de los recursos.

Actualmente, y a través de los programas impulsados por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, la provincia lleva a cabo acciones a través de la conservación de suelos, la ley Provincial Agroforestal y las Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs).

La idea, en un futuro, es confeccionar una “calculadora ambiental” para observar lo que se genera dentro del campo, y a partir de allí tomar decisiones.

Suscribite o suscribe a un amigo a nuestra News Letter. CLIC AQUÍ.

Huella Agropecuaria
La Provincia de Córdoba comenzó a trabajar en parámetros de medición de su huella agropecuaria en todo el territorio provincial, para las diferentes cadenas productivas alineadas al formato internacional, con el fin de que puedan ser comprobables con otras regiones del mundo.

Por más que este proceso tiene etapas de mediano y largo plazo, estas mediciones permitirán tomar decisiones a nivel provincial, regional, y también predial, potenciando acciones como la conservación de suelos, la ley Provincial Agroforestal y las Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs)”, señalaron desde la cartera productiva.

De acuerdo a lo informado, estas acciones también permitirán en un futuro no muy lejano que las producciones y alimentos locales ingresen a mercados cada vez más exigentes en cuestiones de sostenibilidad.

Desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería comentaron que “se analizan además distintos planes y procesos para generar un programa de trabajo en los próximos meses. La idea es confeccionar una ‘calculadora ambiental’ para observar lo que se genera dentro del campo, y a partir de allí tomar decisiones”.

Mientras se desarrolla este esquema que incluirá la articulación público-privada, la provincia ya tiene en marcha desde hace tiempo diferentes políticas de estado tendientes al cuidado de los recursos y a la remediación de sectores deteriorados.

Los tres pilares fundamentales de estas políticas ambientales son:

  • el Programa Provincial Agroforestal, ejecutado a través de ley provincial 10.467 que incluye tanto a los sectores agroindustriales como ambientales.
  • El Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs) que tiene como metas principales conservar el suelo, manejar de manera eficiente el agua, innovar tecnológicamente, capacitar, disminuir los impactos de las actividades y fundamentalmente producir protegiendo los recursos.
  • El Programa Provincial de Conservación de Suelos, que tiene como objetivo impulsar prácticas y mecanismos de trabajo en los campos para el cuidado del recurso y el combate de la erosión hídrica y eólica.

Cambio climático
El 11 de diciembre de 1997, al término de la Tercera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada en Kyoto (Japón), 84 países firmaron el famoso Protocolo que toma el nombre de esa milenaria ciudad nipona, mediante el cual se comprometían a reducir las emisiones de los seis principales gases de efecto invernadero que generan las actividades humanas.

En aquella Cumbre del clima –la tercera (COP3) de las 25 celebradas hasta ahora– también se acordó declarar el 28 de enero el “Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre”, también llamado “Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2”.

Esta fecha fue designada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como jornada clave del año para tomar decisiones en pro del cuidado de nuestro planeta, con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar a los habitantes sobre el cambio climático y los impactos ambientales.

A través de la institucionalización de este día a nivel global, también busca impulsar el desarrollo y aplicación de políticas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, tales como inversiones en el desarrollo de fuentes de energía renovables, cambio a combustibles más limpios, mejoras en la eficiencia de los procesos de combustión y modificar las tendencias de producción y consumo.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.