viernes 28 de enero del 2022

Carne: antes que precios máximos la industria frigorífica regional sostiene que hacen falta otras medidas

Lo que hay que mejorar es la competitividad del sector de ganados y carnes, poniéndole límites a la presión fiscal, que implica bajar retenciones a las exportaciones, reducir la alícuota del IVA a la faena y que no aumente el impuesto a los ingresos brutos en varias provincias, si se quiere “generen confianza para promover inversiones y fortalecer la actividad exportadora como actividad generadora de empleo y divisas”.

Estas son las ideas centrales de la nota editorial mensual del presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas, que representa una actualización períódica de las posiciones de la entidad, sus requerimientos a las autoridades y propuestas.

En esta ocasión, también se analiza el rechazo por parte de China o puesta bajo observación, de un embarque de carne argentina, que presentó vestigios de COVID 19 en su packaging.

Justo en una semana en que el presidente Alberto Fernández habló de la posibilidad de imponer precios máximos a una parte de los cortes de carne vacuna, con la firma del titular de FIFRA, Daniel Urcia, y bajo el título “Hace falta un cambio de paradigma en la mirada de la política hacia el sector”, difundió su pronunciamiento mensual.

>> Leer también: Volver al pasado: Fernández lanzó la idea de imponer precios máximos a “cortes populares” de carne. CLIC AQUÍ.

COVID en packaging argentino

Recientes noticias desde China sobre supuesta presencia de virus en packaging han puesto en alerta al sistema sanitario mundial. En el caso de Argentina y en especial en la industria cárnica se trabaja con adecuadas medidas de prevención y en conjunto la industria y las autoridades daremos las explicaciones que la razón y la ciencia pueda producir.

Recientemente un integrante de FIFRA, el Dr. Sebastián Bendayán, participó de la CIIE en Shangai en representación de IPCVA y pudo vivenciar las precauciones que China adopta en cuanto a los controles para extranjeros, con una cuarentena de 14 días, hisopado previo a las partida y 3 nuevos hisopados durante el arribo y cuarentena, más otro ante un requerimiento luego de la misma, es decir que somos conscientes de la seriedad con que en China se han tomado el control del virus luego que su inicio de diera allí y por ende intentamos entender el control puesto sobre la mercadería que ingresa.

Más exportaciones, menor precio

En la edición 2019 de la CIIE los importadores chinos comenzaron a bajar los precios de la carne mientras que en esta ocasión se mantuvieron. Tal como lo venimos diciendo desde el inicio del año China compra más cantidad pero a menos valor.

Con el rebrote (de COVID-19) de Europa también cayeron las ventas y los precios de lo que se envía al viejo mundo. Estas circunstancias que afectan al mercado externo pueden llegar a aminorar la producción que viene sostenida.

Mercado interno bien abastecido

La faena de octubre con 22 días hábiles fue de 1,26 millones y resultó la más alta del año, pero se redujo el promedio diario respecto de septiembre. Como ya dijimos, de proyectar estos valores cerraríamos el ano con una faena alrededor de 14 millones de animales.

El mercado interno se mantiene firme y bien abastecido por las carnes principales, con un maíz que ha duplicado su precio y hace que las distintas producciones requieran de nuevos valores de equilibrio.

Menos presión fiscal, mayor competitividad

Por la razón anterior y ante la situación de los mercados externos, desde el sector seguimos insistiendo con la reducción de los derechos de exportación a efectos de dotar de competitividad a los actores de la cadena cárnica.

En los planteos por mejorar la competitividad sin efecto fiscal, FIFRA a través de las entidades que la componen (CAFRISA, CICER y AFIC) solicitaron a los diputados la inclusión del servicio de faena en la ley de IVA con alícuota reducida como parte de la Ley de Presupuesto, pero lamentablemente no fue considerada.

El pedido fue realizado a todos los diputados de los partidos de las provincias de Entre Ríos, Santa Fé y Córdoba. El planteo fue expuesto en unas de las reuniones de octubre pero pareciera que para las autoridades de la Comisión y de muchos de los integrantes del Congreso Nacional la competitividad y transparencia de la actividad productiva carece de relevancia.

Ingresos brutos

También es preocupante la aparente suba en las alícuotas de los ingresos brutos por parte de muchas provincias.

Está harto demostrado que es un impuesto acumulativo y distorsivo, que encarece la carne, genera artimañas evasoras o elusivas y resta competitividad a todo el sector. Debería estar en su mínima expresión si hubiera continuado la rebaja prevista en el pacto fiscal, es decir un 0,5%, por el contrario están hablando de alícuotas muy por encima del 1,5%.

¿Qué quiere el país?

Desde el Consejo AgroIndustrial Argentino se están haciendo denodados esfuerzos para generar acciones, propuestas, normas, que generen confianza para promover inversiones y fortalecer la actividad exportadora como actividad generadora de empleo y divisas.

Muchos funcionarios lo comprenden y ayudan, otros todavía no y esas fuerzas contradictorias hacen que el estancamiento continúe. Ojalá podamos avanzar con cambios reales de paradigmas.

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias