DENUNCIA

Desaprensiva conducta: vecinos tiran su basura en los caminos rurales

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Caminos rurales
  • 0 Comentarios

“La basura en los caminos cercanos a los pueblos es una moneda cada vez más constante y corriente. Pareciera una problemática que no se acaba y nos apena. Los caminos “son de todos”, por eso pedimos que sean usuarios responsables, no solo porque cuando hay basura en un camino se suma trabajo a los Consorcios, requiriendo recursos humanos y materiales extras, sino porque se genera contaminación ambiental y problemas sanitarios que nos afectan a todos”, denunció en un comunicado la Asociación de Consorcios Camineros de la provincia de Córdoba.

La institución acompañó la información con fotografías que prueban cómo se arroja basura, desperdicios, elementos domésticos de descartes y materiales de demolición, en las cunetas de los caminos rurales.

Ante esa desaprensiva conducta de, evidentemente, personas que viven en los pueblos vecinos a los caminos emitió el siguiente comunicado:

Comunicado

Estamos atravesando una situación extraordinaria a nivel mundial. La pandemia nos ha tocado a todos. En este marco, muchas actividades han tenido que parar. No es el caso de nuestros consorcios camineros que, tomando todos los recaudos necesarios, siguen atendiendo los caminos para que el campo no se detenga y la producción agropecuaria pueda moverse.

Trabajamos y nos cuidamos. Aquellos empleados de más de 60 años o que son considerados de riesgo para el Covid-19 no han trabajado ni lo están haciendo. El distanciamiento social, el uso de barbijo y la higiene son centrales en el cuidado que todos tenemos.  Y hoy cuidarse es fundamental.

La cosecha ha tenido caminos en condiciones y esto es gracias al sistema de consorcios camineros. Estamos para los caminos y para lo que se nos necesite, por eso seguimos con atención los requerimientos del COE (Centro de  Operaciones de Emergencia). Si precisan nuestra asistencia y cooperación, estaremos.

La colaboración y la responsabilidad social son componentes centrales del sistema consorcista. Para ser parte de un consocio caminero se necesitan estos valores. Y muchas veces uno piensa que son cuestiones de sentido común, pero no es así.

La basura en los caminos cercanos a los pueblos es una moneda cada vez más constante y corriente. Pareciera una problemática que no se acaba y nos apena. Los caminos ‘son de todos’ por eso pedimos que sean usuarios responsables, no solo porque cuando hay basura en un camino se suma trabajo a los consorcios, requiriendo recursos humanos y materiales extras, sino porque se genera contaminación ambiental y problemas sanitarios que nos afectan a todos.

Hoy más que nunca es necesario ser cuidadoso con los espacios comunes. En estos últimos tiempos se incrementó en Córdoba y en el país casos de enfermedades que transmiten los mosquitos, como el dengue. Seamos precavidos con esto también.

Respetemos el trabajo del otro. Los caminos rurales, con un presupuesto que sabemos que muchas veces no alcanza, están mantenidos y conservados con mucha dedicación por un grupo de trabajadores y de consorcistas que se ponen el sistema al hombro y lo hacen andar. En algunas zonas, se destaca también la colaboración de los productores agropecuarios para arreglar algunos tramos o trayectos. Todos apostamos a lo mismo: que los caminos estén en buenas condiciones de transitabilidad.

Detrás de un camino rural hay un consorcio caminero que es sostenido por un grupo de personas comprometidas con el bien común y con la idea de que ser solidario es posible y necesario.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.