NEGOCIACION EMPATANADA

Vicentin: ni Perotti ni Fernández logran imponer sus planes para controlar la empresa

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Vicentin
  • 0 Comentarios

Lamentablemente no se llegó a un acuerdo, porque las dos condiciones que puso el Estado nacional y el gobierno de Santa Fe no fueron aceptadas«, declaró el secretario de Justicia de Santa Fe, Gabriel Somaglia, al finalizar una nueva reunión de conciliación en el juzgado Civil y Comercial de Reconquista, a cargo de Fabián Lorenzini, quién lleva el concurso preventivo de la agroexportadora.

La manifestación del funcionario representa una confesión de que el gobernador Omar Perotti, a quién Alberto Fernández y el kirchnerismo delegaron llevar adelante el objetivo de controlar la compañía, no logró imponer ese propósito. O sea, la “propuesta Perotti” quedó, hasta ahora, empantanada.

El gobierno y el kirchnerismo, de vez en cuando, esgrimen que no han archivado el proyecto de expropiación. Pero el tiempo transcurrido convierte a esa alternativa en una mochila llena de piedras y altamente costosa.

Dejar la negociación

Se pretendía, tal cual lo reiteró Somaglia, que la conducción actual de Vicentin “se apartara de la gestión de la empresa” y que las acciones de los propietarios fueran transferidas a un “fideicomiso».

Ante el fracaso, el funcionario dijo que se tomó la decisión de “dejar la negociación”. “Capítulo cerrado”, sentenció.

Expropiación encubierta

Fuentes de Vicentin informaron que «las negociaciones fracasaron porque la manera en que se busca constituir el fideicomiso representa una expropiación encubierta».

Agregaron que «los directivos estaban dispuestos a que se conformara un nuevo directorio” en el que estuvieran representados los accionistas pero que “el gobierno no lo aceptó».

La compañía, por su lado, no admitía ceder las acciones para que fueran administradas en un fideicomiso, esto es, perderlas.

¿Queda aún alguna posibilidad?

El juez Lorenzini ofreció una nueva reunión de conciliación.

Desde Vicentin se dio a ebtender que las negociaciones no están concluídas. Al término de la reunión de ayer el vicepresidente de la empresa, Alberto Macua, declaró que “tenemos diferencias que hay que trabajar”.

Contrasta esa opinión con la afirmación de “capítulo cerrado”, que expresó el el secretario de Justicia de Santa Fe.

En una palabra, cada parte da su versión sobre las negociaciones y pretende imponer sus puntos de vista e intereses.

Cuestión pendiente

Por otra parte, Lorenzini debe resolver –probablemente en el transcurso de agosto- el planteo que interpuso el gobierno de Perotti por intermedio de la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) para desplazar al grupo Vicentin y que la compañía quedara a cargo de los interventores designados por Fernández y otro más que sumaría la provincia.

Hasta ahora, el juez no ha dado curso a esas pretensiones y dispuso que “los interventores” continuaran pero solo a título de veedores. Pero finalmente, tiene que resolver el recurso.

Requerimiento de los acreedores

Por otra parte, el portal Valor Soja informó que integrantes del Comité Provisorio de Control del proceso concursal de Vicentín SAIC solicitaron la incorporación al concurso de información precisa sobre los volúmenes de productos agroindustriales procesados y almacenados por la compañía para poder determinar si existe una proporción de los mismos que eventualmente pueda pertenecer a la concursada.

Representantes de la Asociación de Cooperativas Argentina (ACA), International Finance Corporation (IFC), FMO (Nederlandse Financierings-Maatschappij voor Ontwikkelingslanden N.V.), Sindicato de Obreros y Empleados de Aceiteros (SOEA), Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros y Desmotadores de Algodón de Gral. Obligado y San Javier (Soeayde) y Banco Nación realizaron el requerimiento por medio de un escrito presentado al juez de Primera Instancia de Distrito Civil y Comercial de la Segunda Nominación de la ciudad de Reconquista (Santa Fe), Fabián Silvano Lorenzini, quien tiene a su cargo el concurso preventivo de Vicentín SAIC.

Los acreedores de la compañía santafesina requirieron que se solicite a la empresa concursada información sobre los contratos de producción a fasón celebrados por Vicentín en los establecimientos industriales de Avellaneda y San Lorenzo desde el pasado 10 de febrero (inicio del concurso preventivo) para poder “conciliar con la correspondiente documentación que debidamente lo sustente todos los movimientos de inventarios de mercadería, partiendo de los informados al momento del concurso con todos los movimientos de inventarios desde esa fecha y hasta el 20 de julio de 2020, hasta componer las existencias reales a esta última fecha de todos los productos”.

Además solicitaron datos de las autorizaciones de los movimientos de mercadería, aclarando que esa “información debe suministrarse en forma diaria desde el 10 de febrero al 20 de julio de 2020”, junto con “la cantidad de toneladas de almacenaje y producción” presente en cada planta industrial, de manera de poder identificar “producción propia (de Vicentín) y qué cantidad de toneladas son de terceros a quiénes se les hace servicio de fasón”.

“Respecto al almacenaje de soja y aceite y a cualquier otro producto en plantas o depósitos de Vicentín SAIC, identificar qué producto es propiedad de Vicentín SAIC y qué producto es propiedad de terceros”, añade es escrito.

Los representantes legales de los acreedores indicaron que, en caso de “respuesta indocumentada, evasiva o ambigua de la concursada habilitará e impondrá a V.S. (el juez concursal) el deber de resolver acerca de la inmediata separación de los integrantes actuales del directorio y la designación de reemplazante/s, en línea, en su caso, con lo pretendido por la IGPJ de Santa Fe”, escribió Valor Soja.

 

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.