ANÁLISIS DE DANIEL URCIA

La industria frigorífica pide quita de retenciones a la carne vacuna y porcina para mejorar la competitividad

  • Por Claudio Vaca
  • Frigoríficos
  • 0 Comentarios

Desde la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) le piden al gobierno nacional que elimine los derechos de exportación a la carne vacuna y porcina para mejorar la competitividad exportadora.

En el marco de la emergencia sanitaria la actividad frigorífica sigue trabajando y sus números dan que hablar, generando contrastes, alegrías y preocupaciones, dice el editorial de Daniel Urcia, presidente de la entidad.

En este contexto, analiza que si bien la faena aumenta y las exportaciones han mejorado, esto no compensa la caída en los precios internacionales que perjudican la rentabilidad del sector, por eso desde la federación que nuclea a los frigoríficos piden la quita de retenciones.

Análisis
Comparando el primer cuatrimestre del año con igual período del 2019, la exportación de carnes evidencia cierta mejora, pero los precios han caído drásticamente.

Con este panorama, “sería oportuno quitar los derechos de exportación a ambas especies (vacuna y porcina), eso mejoraría en 9% y 5% la competitividad de esas cadenas de valor y ayudarían a compensar la caída de los precios internacionales”, explica Daniel Urcia.

La caída en los precios promedio pasó de u$s 5.141 por tonelada el año anterior a u$S 4.949 para este. La tendencia bajista en los precios se acentuó durante el mes de mayo.

En números, el directivo comenta que “la caída fue de 4% pero es mayor la reducción del poder de compra de las fábricas debido al incremento en los derechos de exportación que pasaron de $3 por dólar a 9%, además hay que contemplar el efecto inflación con una suba acumulada que se acerca al 50%.

Es decir, “crecieron las exportaciones, pero se redujo el poder de compra que generaron esas ventas y, a su vez, la participación de la exportación en la faena se redujo a 23% cuando en el último cuatrimestre del año pasado fue 30%”, alerta Urcia.

“Esta situación de precariedad nos lleva a señalar que la exportación de carnes se convierte en un instrumento necesario para sostener los actuales niveles de producción y de empleo”, agrega en otro párrafo el ejecutivo.

De acuerdo al análisis del presidente de FIFRA, “es el consumo interno el que está absorbiendo los altos volúmenes de faena y producción, lo que se traduce en precios muy competitivos de la carne, e incluso verificándose caídas en los valores de venta al público”.

En este escenario, “la cantidad de animales faenados ayuda a mitigar los efectos de la crisis económica que tanto afecta a la sociedad, pero a costa de un menor ingreso y de una caída en la rentabilidad de una cadena que cruje, y a esto habrá que tenerlo muy en cuenta en el futuro cercano”, advierte Daniel Urcia en su editorial mensual titulado «Se necesita mejorar la competitividad exportadora», a la que podes acceder en forma completa haciendo click aqui.

.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.