INFORME DE LA BCCBA

Soja y Maíz en Córdoba: el Coronavirus “viralizó” resultados negativos y caída en la rentabilidad

  • Por Claudio Vaca
  • Estimaciones
  • 0 Comentarios

El sector agrícola de Córdoba no ha quedado exento a los efectos de la pandemia del COVID-19, que ha afectado a la economía mundial y, obviamente, a la Argentina.

“Sumado a un contexto internacional que mantenía los precios de los granos en niveles relativamente bajos, esta pandemia no ha hecho más que profundizar dicha situación”, analiza la Bolsa de Cereales de Córdoba en su último informe.

En este contexto, se estima que la pérdida en el valor bruto de la producción de soja y maíz de la provincia ocasionada por la baja de los precios que causó la crisis sanitaria global, se redujo en u$s 660 millones.

Y a nivel del productor, la rentabilidad promedio se redujo severamente, existen departamentos con resultados negativos tanto para soja como para maíz.

u$s 600 millones menos
Es posible analizar el impacto que tuvo la pandemia del Coronavirus a través de los precios sobre el valor bruto de la producción y los ingresos totales de los productores.

Para la soja, en un principio, se estimaba un valor de la producción a nivel provincial de u$s 4.232 millones y un ingreso bruto para los productores de u$s 2.886 millones.

El impacto de la pandemia redujo el valor de la producción en u$s 246 millones (un 5,8%), ubicándose actualmente en u$s 3.986 millones. Por otro lado, los ingresos brutos de los productores cayeron u$s 296 millones (un 10,3%) respecto a las proyecciones de principio de año y al momento de la cosecha tendrían unos ingresos totales de u$s 2.590 millones.

En el caso del maíz, al analizar los cambios en los ingresos de los productores y el valor de la producción del cereal, los efectos negativos son mayores, debido a que la caída en los precios fue más severa.

Como consecuencia, se dio una caída del 12% en el valor bruto de la producción respecto al valor esperado, llegando a representar u$s 2.924millones.

En relación con los ingresos brutos de los productores, se vieron niveles un 13% inferiores a los esperados antes de la pandemia, alcanzando valores de u$s 2.454 millones. Esto significa una pérdida de u$s 414 millones en el valor de la producción y USD 382 millones en los ingresos brutos de los productores.

En total, el valor bruto de la producción de la cosecha de soja y maíz de Córdoba perdería USD 660 millones en el marco del COVID-19, lo cual implica una menor cantidad de recursos, no sólo para los productores, sino para la economía provincial.

Por departamento
A nivel departamental, esto implicó pasar de 4 departamentos con rentabilidad negativa a 12 departamentos en el caso de la soja de primera, y pasar de 8 departamentos con resultado negativo a 10 en el caso del planteo combinado de trigo con soja de segunda.

Para el caso del maíz temprano, la rentabilidad promedio en Córdoba pasó de un 20,8%, y sólo 3 departamentos en números rojos, a una rentabilidad del 6,8% y 12 departamentos con resultado negativo.

La situación del maíz tardío se vio más afactada, pasando de una rentabilidad promedio en la provincia de un 4% a un -12,2%, y de 6 departamentos con rentabilidad negativa a 17 departamentos, siendo Marcos Juarez la única zona con resultado positivo.

 

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.