INFORME DE LA SRJM

Petróleo vs. Agro: mientras uno aporta mucho menos de lo que se supone, el otro aporta mucho más de lo que se le reconoce

  • Por Claudio Vaca
  • SRJM
  • 0 Comentarios

Es ciertamente necesario hacer notar y diferenciar el aporte que hace el sector agropecuario a la economía del país en relación al sector petrolero. Mientras uno aporta mucho menos de lo que se supone, el otro contribuye mucho más de lo que se le reconoce.

Y a pesar de esta realidad, también resulta cabal dejar en evidencia cómo la política en materia impositiva y regulatoria aplicada en relación a uno y otro sector por parte del gobierno nacional es diametralmente opuesta.

Éstos fueron aspectos que abordó un informe elaborado por Prisma Consultora para la Sociedad Rural de Jesús María que demuestran cómo el sector petrolero recibe un tratamiento diferencial por parte del gobierno central, en detrimento del sector agropecuario.

Petróleo vs. Agro
Una de las primeras diferencias en el trato, se advierte en la política de subsidios, como la creación del denominado “Barril Criollo” y reducción de derechos de exportación para el sector petrolero versus aumento de los derechos de exportación y mayor presión impositiva hacia el campo.

Pero, a pesar que el sector petrolero goza de un mayor apoyo por parte del estado, en contrapartida no contribuye a la economía del país de la misma forma en que lo hace el campo.

Esto queda en evidencia en cuanto, a su aporte al PBI Nacional:

También, en materia de exportaciones es mayor la participación del campo, ya que más del 57% provienen del agro, mientras que solo el 7,8% resultan del sector petrolero / petroquímico:

En otro aspecto en el que queda patente el aporte del campo a la economía del país, es en la generación de divisas.

Con relación a la generación de empleo, también es mayor el protagonismo del campo al país, ya que en el sector agropecuario 56.877 personas físicas y jurídicas emplearon a 361.421 personas, mientras que 55 firmas del sector petrolero y gas emplearon a 22.506, según datos del año 2018 del Ministerio de Trabajo y AFIP.

Pero es en la contribución al fisco, en donde quedan aún más marcadas las diferencias, ya que la contribución del agro es seis veces mayor que el aporte que realiza el sector petrolero.

Otra gran diferencia, se ve en la concentración de la activad y el origen de los capitales. Mientras en el campo, predomina el carácter nacional del capital y la actividad es desempeñada en su mayoría por Pymes. En el sector petrolero, sólo tres empresas se reparten casi ¾ partes del negocio (YPF, Pan American Energy y Total Austral), seguidas por gigantes mundiales de la industria, como Exxon Mobil y Shell.

Otro aspecto de esta concentración en la explotación petrolera se da en lo geográfico, mientras la actividad se desarrolla en 9 provincias, fundamentalmente en la región patagónica, las explotaciones agropecuarias se extienden prácticamente a lo largo de todo el país.

Posición de la SRJM
Aunque el campo genere más divisas y puestos de trabajo, tiene mayor cantidad de impuestos y es obligado a liquidar su producción para acceder a créditos. Mientras que a la industria del petróleo se le redujo los aranceles a la exportación, al campo todo lo contrario. Incluso, se habla de una pesificación de los contratos”, señala la Rural de Jesús María.

“Es probable que deban buscarse otras motivaciones respecto a la eficiencia económica y a la contribución al desarrollo que expliquen el diferente tratamiento que el Estado Nacional dispensa al sector petrolero respecto del sector agropecuario”, expresan.

Lo que todos deberíamos preguntarnos es por qué el gobierno elige priorizar a una industria con alta concentración y componente transnacional y no apoyar a un sector pujante, que se compone mayoritariamente de PYMES (nacionales)”, reflexiona la entidad del norte cordobés.

El informe completo:

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.