PUNTO DE VISTA

Preocupa a CONINAGRO la menguada competitividad de las economías regionales

  • Por Claudio Vaca
  • CONINAGRO
  • 0 Comentarios

Las Economías Regionales constituyen la autopista para el desarrollo y sostenibilidad de Argentina, por equidad territorial, amplitud de producciones, identidad cultural y soberanía alimentaria, sostiene CONINAGRO en uno de sus recientes comunicados.

Pero al mismo tiempo, advierte que ve con preocupación que el Proyecto de Ley de Promoción de las Economías Regionales se haya cajoneado en el Congreso.

Desde de la entidad, pretenden reforzar que “las economías regionales representan también a la inmensa cantidad de argentinos abrazados a la idea de crecer desde su tierra y proyectarse al mundo”.

Para la entidad, en un directo mensaje al nuevo gobierno que asumirá el 10 de diciembre, las economías regionales son la clave para generar trabajo, riqueza y una Argentina sin hambre.

Panorama
En este contexto “nos preocupa la competitividad de los núcleos regionales”, señala CONINAGRO.

En este sentido y de acuerdo al último “Semáforo de las Economías Regionales”, presentan signos de crisis los cítricos dulces, con precios notablemente por debajo del índice inflacionario, el sector forestal, los productores de miel mantienen baja expectativa por la disminución de exportaciones, las peras y manzanas presentan signos negativos, y la industria vitivinícola permanece en crisis.

Tal como refleja el cuadro de las 19 economías regionales relevadas por la entidad, “el sector arrocero sigue gravemente afectado”, destacan.

Trabas y Desafíos
Para describir la realidad de las economías regionales, la entidad entiende que hay trabas reales y conceptuales que deben ser abordadas.

Entre las primeras, mencionan a la “conectividad, caminos rurales, seguros, infraestructura, sistema de créditos”, entre otros.

Con respecto a las segundas, sostienen que “el concepto de economías regionales perdura difuso, pero este tema merece un abordaje aparte”.

Por eso, consideran que “las Economías Regionales debieran ser el eje de una Argentina sin hambre, transformándose en la clave para crear trabajo y generar riquezas, ser el basamento de un Pacto Social Productivo”.

Ante estos múltiples desafíos, CONINAGRO propuso en el Senado de la Nación, un Proyecto de Ley de Promoción de las Economías Regionales.

Tal proyecto no fue siquiera rechazado, directamente fue obviado, desatendido”, manifiestan desde la entidad. “No estamos enojados; estamos preocupados”, advierten.

“Y porque con tantos argentinos produciendo y tanto potencial a liberar, va tomando fuerza preguntarse, ¿y si probamos con las Economías Regionales?”, concluyen.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.