UN PANEL “PICANTE”

6ta. Convención del Maíz de Córdoba: exhortan a crear una “gran Secretaria de Valor Agregado”

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Maíz
  • 1 Comentario

Se instaló con fuerza entre la concurrencia a la 6ta. Convención del Maíz la exhortación que lanzó el participante de uno de los paneles centrales del encuentro: fue en el momento en que el empresario cordobés Roberto Urquía, de AGD, planteo que “necesitamos, no se si un Ministerio, pero sí una gran, gran Secretaria de Valor Agregado”.

Lo hizo en directa relación a las múltiples potencialidades y virtudes del maíz. Luego, el representante d ela industria etanolera base maíz haría hincapié en los horizontes que abre el incremento de la tasa de corte.

Por su lado, Andrés Aguilar Benitez, que representó a una familia de producción agropecuaria y agroindustrial, le puso el acento a la ausencia e indiferencia de los productores en los grandes debates, que están definiendo no solo el futuro, también el presente del sector.

El 15E y el 27E

En el mismo panel, Patrick Adam, Director Ejecutivo en Cámara de Bioetanol de Maíz, quién informó que esperan la constitución del nuevo Congreso –con la incorporación de los legisladores electos el 27 de octubre- para impulsar un proyecto consensuado entre todos los sectores orientado a incrementar la tasa de corte de las naftas con bioetanol producido en el país. Llevándola en una primera etapa al 15E (15%, actualmente es del 12) y “en un mediano plazo” hasta el 27%.

Roberto Urquía
El referente de AGD hizo una enfática defensa del maíz. “El maíz es sustentabilidad, una agricultura que no contenga maíz no es sustentable”, sentenció.

Explicó que la Aceitera, en su producción de granos, “hemos dado mucho lugar al maíz, un mínimo (en los planteos agrícolas) en el Norte del país que es del 50%”.

Se introdujo en el debate del aumento de la tasa de corte de las naftas con bioetanol, señalando que “estamos exportando maíz e importando naftas, solo por no aumentar el corte, cuando se podría dejar de importar y reemplazar esa importaicón por producción local”. “No lo entiendo, es de sentido común”, confesó.

Trajo a referencia a que Estados Unidos produce 350 millones de toneladas de maíz de las cuales 120 las convierte en etanol. “Esas son verdaderas políticas de Estado” sostuvo.

Brasil, en tanto, exporta el 30% del grano que produce mientras que Argentina vende al exterior, sin procesar, el 70%.

Concluyó puntualizando que “si no se agrega valor es muy poca la chance y muy difícil que la gente se quede (en el lugar en que vive), la gente va a seguir emigrando hacia la Capital Federal o el Gran Buenos Aires”.

“Espero que el (nuevo) gobierno comprenda, no es difícil comprenderlo”, finalizó.

Una lucha de todos
Patrick Adam dejó asentado otro punto sobresaliente en este panel. “Estamos impulsando –refirió- un proyecto de Ley para que rápidamente se eleve la tasa de corte a E15 (15% de las naftas que se consumen) y en el mediano plazo hasta el 27%”.

“Somos una salida (demanda) local para el maíz y en esto debemos estar involucrados productores, ganaderos e industriales del etanol”, convocó.

Recordó argumentos que ya se han expresado con anterioridad: que el aumento de la tasa de corte con bioetanol conduciría rápidamente a triplicar la producción del combustible y a generar en Córdoba, en 5 años, inversiones por 1.500 millones de dólares.

Productores, ausentes
Como viene ocurriendo en otros eventos en los cuáles se debaten temas candentes del presente y del futuro inmediato, fue ostensible la ausencia de productores agropecuarios e, incluso, de dirigentes (salvo honrosas excepciones).

Andrés Aguilar Benítez, integrante del grupo empresario familiar Las Chilcas, que es exhibido como un ejemplo de cadenas de valor y economía circular, hizo público el reproche: “Siempre somos los mismos, los mismos actores, las mismas caras, muy pocas personas”, señaló, o sea, un sector que siempre funciona “atomizado” frente a otros, como el petrolero.

“Los productores debemos hacernos un mea culpa”, interpretó, por esas ausencias e indiferencias, sobre todo cuando está claro un proceso en el mundo –y Argentina no quedará al margen- de que “se vienen las nuevas energías”.

“Hoy estamos mirando hacia otro lado, hacia Vaca Muerta, cuando acá debiéramos estar mirando otra cosa”, dijo, enfrentando el que de hecho se ha convertido en un mito –el “milagro” que representaría Vaca Muerta para el país-, se sabe que las energías fósiles van camino a la extinción y se les reprocha fuertemente sus efectos contaminantes.

Al próximo gobierno “debemos tocarle el hombro” para que se de cuenta de qué se trata, propuso Aguilar Benítez, convocando a los productores a “jugar este partido, salir tranqueras afuera”. Los ejemplos están muy cercanos: “Brasil cambió toda su plataforma energética. Esto pone en discusión al “modelo de desarrollo” del país.

Del gobierno que se va, Andrés subrayó que “el último año muy penoso” para los productores de bioetanol –las industrias etanoleras y productores como Las Chilcas, de menor escala-, debido al “cambio de las reglas de juego” que introdujo la administración Macri.

1 Comentarios

  1. en primer lugar, cabe destacar que roberto urquia es un kirchnerista mugriento….tipico empresario que dice una cosa para la «gilada» pero cuyas ambiciones son opuestas a sus dichos.
    segun rumores, (que corren en el tiempo), este señor fue uno de los mentores de la 125, cuya puesta en marcha seria negocio redondo para el, pero los estupidos se comian el verso de que «era por la mesa de los argenzuelos».
    y por otro lado, el productor sabe PRODUCIR, no tiene contactos gubernamentales o conocidos en la exportacion ni tampoco las monstruosas sumas de dinero para encarar proyectos de esa envergadura, ni siquiera hay creditos coherentes para encarar los costos prpductivos….
    es muy facil hechar la culpa en camara a quienes no tienen voz ni prensa.
    señores, yo se producir…PUNTO, ¿quieren valor agregado?, entonces todos aquellos (empresarios y habladores), inviertan de SU bolsillo, y corran el riesgo como lo hacemos aquellos que producimos con la piedra, la seca, las plagas de insectos y la plaga KK, que de un momento a otro cambian las reglas sin que nadie pueda preveer nada.
    en lo personal, mis hijos NO VAN A TRABAJAR CAMPO, y tampoco quiero nietos argentinos…gracias a dios tienen claro que en este pais no se quedan.
    yo, no tengo 20 años para seguir peleando e invirtiendo en un pais condenado a la verguenza, y lo que tengo no me hara millonario jamas, pero puedo sobrevivir.
    las herramientas (viejas pero bien mantenidas), haran su trabajo alguna decada mas, en este pais no apuesto mas a nada, y menos aun invertir…..ya conozco argenzueluba lo suficiente en los años que tengo, no soy kamikaze.
    que inviertan aquellos que crean en papa noel, de mi parte….ni un tornillo.
    argenzueluba puede irse al carajo.
    punto y final.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.