SE OLVIDÓ DE LOUIS VUITTON

“La pindonga” y “el cuchuflito”, las marcas de la candidata a “vicepresidente”

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Elecciones
  • 3 Comentarios

Con estilo vulgar y, como es su costumbre, practicando su inveterada costumbre de mentir, Cristina Fernández Kirchner comparó a la Argentina actual con la de la época en que ella gobernaba junto a su Ministro Axel Kiciloff y a los largos años del “racionamiento” de alimentos de la Unión Soviética.

Hablando en Mar del Plata, dijo que durante su gestión “los supermercados rebosaban de mercaderías de primera marca” mientras que “ahora aparecen y proliferan marcas que nadie conoció, la pindonga, el cuchuflito”.

Recorrimos supermercados de Córdoba y especialmente uno de los más populares y económicos, dónde no encontramos esas dos marcas. Al contrario: había primeras marcas, segundas marcas y terceras marcas. O sea, todo muy lejos de las alucinaciones de la candidata a “Vicepresidente”.

¿Con lo de “primeras marcas”, se habrá querido referir a las carteras Louis Vuitton, que ella usa, una distinta cada día? Es cierto, no la vimos en ese supermercado ni en ningún kiosco de los barrios pobres o modestos, que ella se imagina que representa.

El lenguaje de una “estadista”
Y se erigió en abanderada del capitalismo (¿la marchita no hablaba de “combatir al capital”?): «¿Alguién vio la película «Good Bye Lenin»? Se acuerdan de esa parte donde en la Unión Soviética iban a esos lugares a comprar y no había marcas, había dos o tres tarritos y podías llevarte solamente uno o un cachito de carne porque la ración era tanto de carne, tanto de azúcar, tanto de harina. Ahora va la gente y dice ‘¿me da 100 pesos de carne o 30 de pan?’. Ahora están racionando. Esto es un régimen no capitalista, donde la gente no puede comprar lo que quiere ni la cantidad que quiere». (¿En las villas, «Good Bye Lenin» batió récords?).

“Durante nuestra gestión los supermercados rebosaban de mercaderías de primera marca. Ahora aparecen y proliferan marcas que nadie conoció, A ver, durante nuestra gestión los supermercados rebosaban de mercaderías de primera marca. Ahora aparecen y proliferan marcas que nadie conoció, la pindonga, el cuchuflito.
Hasta te venden productos que dicen en lugar de leche, producto lácteo que contiene leche. ¿Qué es eso? ¿Esto es capitalismo? Capitalismo era cuando Axel estaba de ministro de Economía y la gente compraba y consumía y podía viajar».. Hasta te venden productos que dicen en lugar de leche, producto lácteo que contiene leche. ¿Qué es eso? ¿Esto es capitalismo? Capitalismo era cuando Axel estaba de ministro de Economía y la gente compraba y consumía y podía viajar».

Miente, miente, que algo quedará
La candidata a “Vicepresidente” ignora las nuevas tendencias del consumo, aquí y en todo el mundo. Sería lo de menos. Se olvida de la ideología de su candidato a gobernador (que por supuesto puede ser marxista: lo honesto, es no negarlo ni ocultarlo). Y esconde bajo la alfombra que el Partido Comunista, que en la Argentina siempre respondió a Moscú, en particular en las épocas del racionamiento del PC soviético, forma parte de la coalición K (que por supuesto puede hacerlo, sin escudarse enmascarado detrás de un nombre ignoto).

“Miente, miente, que algo quedará”, se ha atribuído al ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels. Otros, le niegan enfáticamente esa autoría. Poco importa: el nazismo apeló a esa máxima política desde sus albores. Al igual que el stalinismo, de la Unión Soviética de José Stalin y de sus satélites. Los extremos no se tocan: son iguales, se confunden y se funden. O sea, bien podría hablarse de nazi-stalinista. A algunos, el ropaje, de primera marca, les calza perfecto. Junto con las carteras Louis Vuitton.


3 Comentarios

  1. Eduardo Guillin

    Increíble nivel de doble vara. Cristina hablaba, con absoluta veracidad, de los «productos lácteos elaborados en base a leche». A eso se refería cuando habló de cuchuflito y pindonga. Es, justamente, de una mala leche propia de los cómplices del hambre y el saqueo neolibleral, interpretarlo de otra forma.

    Ahora, pongamos que lo de CFK no se ajustara al 100% con la realidad… ustedes dicen que miente???!!!! Qué caraduras, sinvergüenzas!!!!! Qué queda para el lacra, y todos sus embustes desde que se inició en la política y hasta el momento?????!!!!!! Sólo un desprecio muy grande por el periodismo, y una militancia profascista, que es hacia donde vamos si ganara el macrismo, puede hacer que mientan ustedes también con tamaña desvergüenza.

  2. Cual es la mentira ?

  3. Tal cual. Esta señora y sus secuaces son discípulos del nacismo. Quien fuera el ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels, tenía 13 principios para un adoctrinamiento de las masas los cuales fueron muy bien imitados durante el gobierno de esta ordinaria e intolerante sra. Por suerte hoy con la ayuda de la tecnología y la disponibilidad de información es complicado lavarle la cabeza a todos y todas, pero obviamente existen excepciones. Muchas de esas excepciones se alistan como fieles soldados por conveniencia y otros por simple incapacidad mental de razonar.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.