DOS PROPUESTAS

Las inundaciones le costarían al campo u$s 2.000 millones, según CONINAGRO

  • Por Claudio Vaca
  • Inundaciones
  • 0 Comentarios

Según los pronósticos, las lluvias continuarán y los campos ya están al límite por la cantidad de agua caída en los últimos 15 días.

Las zonas afectadas por las inundaciones abarcan a las provincias de Chaco, Santiago del Estero, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos y provincia de Buenos Aires.

También se han reportado inconvenientes en Córdoba.

En algunas localidades del país las pérdidas son totales y según estimaciones de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), el sector agropecuario resignaría unos u$s 2.000 millones por las inundaciones.

Cuantiosas Pérdidas
De acuerdo a las últimas estimaciones, en el caso de la soja, las lluvias elevan a 2,2 millones las hectáreas implantadas que se encuentran en condiciones regulares a malas, y de las cuales 500 mil están muy comprometidas por los excesos hídricos.

La superficie inundada en Santa Fe es de aproximadamente de 3 millones de hectáreas según datos del Centro Regional de INTA de esa provincia, y los campos se encuentran con más de 30 centímetros de agua, precisa CONINAGRO.

En algunos sectores prácticamente se descuentan pérdidas cercanas al 100%.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, durante los últimos días se ha incrementado la proporción de área en condición de exceso hídrico, estimada en un 13,8 % del total de la soja sembrada, generando pérdidas en La Pampa, Centro de Buenos Aires, Entre Ríos, Centro-Norte de Santa Fe y sectores del NEA, agrega el análisis de la entidad cooperativa.

En este contexto, para el Área de Economía de CONINAGRO tomando de base el 13,8% de superficie afectada, representaría 2,4 millones de hectáreas, un equivalente a 6,5 millones de toneladas, que de no darse, restaría a la facturación del sector u$s 2.200 millones (u$s 340 FOB la tonelada).

“Sin embargo, sería temprano para hacer estimaciones con impacto económico teniendo en cuenta que los pronósticos no son alentadores en cuanto al tiempo en las zonas afectadas y que hay lotes que pueden recuperarse”, aclaran.

Además, todavía no hay datos oficiales sobre la magnitud de las pérdidas económicas relacionadas con las inundaciones.

Propuestas
Desde CONINAGRO plasmamos en nuestro proyecto de Ley de las Economías Regionales, dos iniciativas que se complementan: seguro multirriesgo y un fondo anticíclico”, señala el comunicado de la entidad.

Respecto al mercado de los seguros agropecuarios, el tradicional es el Seguro de Daños, que puede cubrir Granizo; Granizo con incendio, resiembra, heladas, viento, falta de piso y cosecha; y el Multirriesgo que contempla sequía, inundación, exceso de lluvias, granizo, heladas, viento, incendio, y altas temperaturas, precisan.

“Los datos para el periodo 2015/16 indican que los Multirriesgo no alcanzan ni el 1% de las primas. Hay que buscar un valor de prima accesible para la mayoría de los productores en riesgo, lo cual demanda la intervención del Estado. Y que se complemente a su vez con el Fondo Anticíclico de las Economías Regionales, exhorta la entidad.

Por eso, la entidad también considera sumamente necesario crear un Fondo Anticíclico de las Economías Regionales (FONDAER), con el objeto de disponer un resorte institucional que auxilie rápidamente en situaciones de emergencias climáticas, de compensaciones logísticas, fitosanitarias y/o financieras.

“Nuestra propuesta para financiar este Fondo consiste en modificar la alícuota de la Tasa de Estadística del 0,5% al 1%, La Tasa grava las IMPORTACIONES de productos no originarios del MERCOSUR (excluidos los bienes de capital, informática y telecomunicaciones, los combustibles y otros bienes de menor significación) manteniendo el destino de lo recaudado que va al INTA (31%) y a Cancillería (38%)”, resumen desde el Área de Economía de la entidad

De esta forma, el aumento en la recaudación se podrá destinar tanto a programas de valor agregado por el INTA, como a la promoción de exportaciones de las economías regionales por Cancillería, indican.

A su vez, el resto de lo recaudado tendría como destino la conformación del FONDAER, que para este año podría constituir una suma de $ 2 mil millones, agregan.

Hemos trabajado junto al gobierno en la mesa de seguro agropecuario, pero seguimos sin ley, los tiempos de las mesas no son los del campo. La lluvia llegó con intensidad y otra vez el productor se queda con las manos vacías”, extorizó el presidente de CONINAGRO Carlos Iannizzotto.

Obras y Financiamiento
“Las precipitaciones han sido intensas y han perjudicado a nuestros productores, en este contexto es importante un análisis general. Los años pasan, falta planificación y las obras no se ejecutan”, comentó Iannizzotto .

La falta de infraestructura genera al campo un daño con altos costos. Con la emergencia no alcanza ni es suficiente, aunque es necesario que se aplique lo antes posible”, agregó el dirigente.

“La magnitud del desastre es compleja y esto se agrava, aun más, porque para ayudar al productor tenemos tasas de interés que están fuera del alcance de la gente, ante su escasa rentabilidad” consideran desde la entidad.

“El país necesita más hectáreas sembradas y más productores. Hay que invertir en obras hídricas, viales, energéticas y habitacionales para el campo”, enfatiza Iannizzotto.

Desde CONINAGRO también consideran que se necesita urgente una línea de crédito excepcional para los productores afectados por estas duras y severas inundaciones en el norte y litoral argentino.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.