RURAL DE JESUS MARIA

Cortinas Rompevientos, eficaz protección para los cultivos: experiencia en el Norte de Córdoba

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Conservación de suelos
  • 0 Comentarios

A fines del 2018, un fuerte vendaval provocó daños irreparables en cultivos recién sembrados en el Norte de Córdoba. Sin embargo, el golpe fue sensiblemente menor en aquellos lotes con cortinas forestales o cercas vivas. ¿Por qué es importante cuidar los suelos de la erosión eólica?. Así comienza un artículo difundido por la Sociedad Rural de Jesus María.

Aunque muchas veces las cortinas son vistas como una competencia para los cultivos (ya que se percibe una merma de rinde en los primeros metros cercanas a los árboles), no se tiene en cuenta el beneficio que generan en la protección del suelo y de los cultivos protegidos.

Sin cortinas forestales

La nota relata que el 29 de diciembre de 2018, Defensa Civil emitió una alerta para el Norte de Córdoba por ingreso de viento sur. De 70 kilómetros por hora, las fuertes ráfagas afectaron a distintos campos de la zona y provocaron daños irreparables en cultivos recién sembrados de soja y maíz.

Sucedió que las partículas de suelo arrastradas por el viento terminaron generando un daño mecánico, matando plántulas hasta un estado v3-v4. Esto último obligó a resembrar importantes superficies, al haber una pérdida invalorable de rastros y cobertura del suelo.

Con cortinas rompevientos

Pese a los daños generales, el golpe fue sensiblemente menor en aquellos lotes con algún tipo de protección ya sea de monte o cortinas rompevientos.

En tales casos, no hubo necesidad de resiembra. De hecho, la distancia de protección promedio fue de 500 metros, pero en algunos campos se llegó a percibir el beneficio hasta los 1.000 metros.

Esto permite reafirmar la importancia de cuidar los suelos de la erosión eólica y mejorar la «evapotranspiración» de los cultivos.

Por qué cortinas rompevientos

Es sabido que el viento tiene efectos adversos para el suelo y los cultivos. Dichos daños pueden manifestarse de forma directa (por acción mecánica: daño de cultivos, erosión, pérdida de rastrojo y materia orgánica) como también indirectamente (produciendo aumento de la evapotranspiración).

A modo de contrarrestar este fenómeno, las cortinas rompevientos fueron pensadas para minimizar el golpe y los transportes eólicos, además de crear condiciones micro climáticas favorables para el desarrollo de los cultivos.

Aunque los daños de resiembras por estos eventos extremos recientes son más evidentes, hay un efecto sub-clínico que muchas veces no percibimos. Dicho efecto tiene que ver con las pérdidas por evapotranspiración tipo efecto «goteo», que afecta al balance hídrico anual e impacta negativamente en el rendimiento final de los cultivos.

Cómo planificarlas

Para la eficiente implantación de cortinas forestales o cercas vivas, se requiere de conocimiento técnico/profesional y un diseño planificado. En ese sentido, resulta imprescindible evaluar cuáles especies se adaptan mejor a cada zona, teniendo en cuenta que las cortinas no deben ser compactas, sino que deben estar uniformemente distribuidas a fin de evitar remolinos.

*Las fotos corresponden a un campo ubicado en el departamento de Río Seco (propiedad de un productor agropecuario socio de SRJM).

 

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.