ACUERDO QUE MARCA EL CAMINO

Ley de Semillas: consenso en Córdoba entre el gobierno provincial y las entidades del agro

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Semillas
  • 1 Comentario

En Córdoba, el gobierno y las entidades representativas del agro consensuaron la posición de la provincia en relación a la Ley de Semillas, que será llevada a los organismos federales como el Consejo Federal Agropecuario y el Congreso de la Nación, anunció el titular de la cartera agropecuaria cordobesa, Sergio Busso.

En un punto central del documento acordado, “se acepta retribuir económicamente la propiedad intelectual de eventos tecnológicos incorporados en nuevos cultivares y/o variedades mientras duren los derechos de propiedad intelectual” pero también puntualizando “se debe impedir la posibilidad de posiciones dominantes y/o monopolios”.

Igualmente, gobierno y entidades de Córdoba coincidieron en que “el pago de germoplasma y eventos tecnológicos debe efectuarse y concluir en el acto de compra de la semilla en una única factura” y que tiene que reconocerse “el uso propio limitado y oneroso a la cantidad originariamente adquirida, con excepciones para agricultura familiar, pueblos originarios, especies nativas y/o criollas y/o de libre disponibilidad (la ampliación de superficie implicará un pago adicional)”.

Debate en el Congreso

En estos puntos, la posición cordobesa es bastante coincidente con el anteproyecto que se estuvo discutiendo en la Comisión de Agricultura de Diputados de la Nación y que si hoy martes lograr sortear un plenario con las Comisiones de Legislación General y Presupuesto y Hacienda podrá ser presentado con categoría de proyecto a la Cámara para su debate y aprobación.

La posición de Córdoba había sido adelantada por Francisco Iguerabide al formular una ponencia en representación del Ministerio de Agricultura de Córdoba. Iguerabide es actualmente Director de Desarrollo Agropecuario Sostenible de esa cartera y antes fue presidente de AACREA.

Al hablar este lunes ante los asistentes al 2° Congreso Mundial de Alfalfa que delibera en Córdoba, el Ministro Sergio Busso anuncio que “hemos firmado con las entidades representativas del sector rural un documento en el que dejamos clara cuál es la visión que desde Córdoba tenemos sobre la elaboración de una ley que regule esta actividad (la de Semillas): consideramos que debe enfocarse en la investigación, el desarrollo y la innovación; que esa tecnología y avance esté disponible para todo el mundo; y finalmente, que debe haber un garante para que esto se cumpla, y debe ser el Estado”.

Principios rectores

Ese documento contempla los principios rectores que gobierno y agro cordobés entienden que debe contener la ley. Las partes más importantes de dicho texto son las siguientes:

> Sostenibilidad Productiva: Las normativas sobre el uso de semillas y/o creaciones fitogenéticas deberán facilitar la mejora en la productividad de las especies actuales y futuras

> Sostenibilidad ambiental: Las normativas sobre el uso de semillas y/o creaciones fitogenéticas deben contemplar la capacidad de mantener la productividad y diversidad de los aspectos biológicos, a lo largo del tiempo, y el equilibrio entre el ambiente y la actividad humana para satisfacer sus necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras.

> Promoción I+D+I: las políticas públicas deben promover la investigación, el desarrollo y la innovación en relación a las creaciones fitogenéticas.

> Diversidad: políticas públicas deben promover diversidad de las especies.

> Accesibilidad: las normativas sobre el uso de semillas y/o creaciones fitogenéticas deben asegurar que todos los actores puedan tener acceso a la tecnología.

> No Dominancia: las normativas sobre el uso de semillas y/o creaciones fitogenéticas deben impedir la posibilidad de posiciones dominantes y/o monopolios.

> Fiscalización y Control: el estado nacional debes ser el responsable de la fiscalización y control del cumplimiento de las normativas sobre el uso de semillas y/o creaciones fitogenéticas.

Puntos concretos del consenso

1. El campo cordobés necesita un marco legal nacional que regule la comercialización y uso de semillas y que al mismo tiempo facilite el ingreso de nuevas tecnologías, estimule la inversión en investigación y desarrollo de nuevas variedades.

2. El estado nacional, las provincias y los organismos de CyT deben orientar, parte de sus fondos al desarrollo y el registro nacional e internacional de semillas y creaciones fitogenéticas alineadas con demandas concretas de mercado asegurando la participación de científicos, técnicos y otros actores intervinientes en los derechos y beneficios que estos generen.

3. Se acepta retribuir económicamente la propiedad intelectual de eventos tecnológicos incorporados en nuevos cultivares y/o variedades mientras duren los derechos de propiedad intelectual.

4. El pago de germoplasma y eventos tecnológicos debe efectuarse y concluir en el acto de compra de la semilla en una única factura.

5. El acceso a la semilla por parte del productor debe estar regulado por legislación nacional.

6. Se reconoce el uso propio limitado y oneroso a la cantidad originariamente adquirida, con excepciones para agricultura familiar, pueblos originarios, especies nativas y/o criollas y/o de libre disponibilidad (la ampliación de superficie implicará un pago adicional).

7. El Estado Nacional a través del INASE es el único encargado y responsable del control de la comercialización de semillas.

8. Promoción de uso de semilla fiscalizada mediante estímulos fiscales”.

1 Comentarios

  1. Cristiano Casini

    Debe quedar de algún modo refrendado el derecho del agricultor como uso propio. Creo que este derecho hay que reglamentarlo (limitarlo) en cierta forma, pero NO eliminarlo ya que crea un estado de vulnerabilidad para nuestra producción agropecuaria. Además, hay limitar el cobro de regalías SOLAMENTE al uso de semillas y no sobre los granos y/o productos que de ellos deriven. Finalmente creo que también hay que ajustar el sistema de producción de las diferentes categorías. Vender semilla «Original» a un productor es un error ya que esta esla semilla «Pura» o «Elite» que se produce bajo estrictas normas de calidad y sirve para proveer a los semilleros que multiplican semillas para los agricultores. Esto distorcinó bastante el mercado y facilitó el uso de semilla bolsa «blanca:
    . De todos modos es necesaria una nueva Ley. Pero mucho cuidado con lo que se apruebe!!!!!!


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.