EN CORDOBA

Esteban Tronfi presentó RAVIT, un sistema revolucionario de datos agrícolas

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Tecnologias
  • 2 Comentarios

El Ing. Esteban Tronfi lanzó oficialmente RAVIT, Red Agropecuaria de Vigilancia Tecnológica, que en esta campaña en marcha trabajará en un área de 1.500.000 hectáreas del Norte de Córdoba, realizando, en 150 sitios de esa región, mediciones de 120 variables que tienen impacto directo en la productividad de los cultivos.

En la campaña pasada, se hizo una prueba piloto que abarcó 500.000 hectáreas cuya información preliminar se presentó a fines de marzo durante una jornada a campo que tuvo lugar en el Campo La Toma, de la zona de Santiago Temple, perteneciente a la Universidad Católica de Córdoba.

Precisamente, el proyecto cuenta con el apoyo de la UCC, en cuyo Campus ahora se efectuó la jornada de lanzamiento, con la consigna “Integración para co-crear soluciones”. Este año, participan en forma directa 69 productores.

Además, la Red cuenta con el activo respaldo de la empresa Arysta, cuyo gerente general para Argentina y Uruguay, Rodrigo Ramírez, participó de la reunión, exponiendo las razones de la decisión de ese compromiso con RAVIT.

Una iniciativa fundacional
Las disertaciones que acompañaron la presentación culminaron con un panel de personalidades que moderó el director de Clarín Rural, Héctor Huergo. Precisamente, el periodista expresó su convicción de que se estaba participando de “una iniciativa fundacional”.

Emilio Satorre, un respetado académico y consultor agrícola, que tuvo a su cargo una interpretación del voluminoso caudal de datos recopilados en la campaña pasada, particularmente en relación al cultivo del maíz, juzgó que “no hay en la agricultura argentina muchas bases de datos con este nivel de análisis” que propone RAVIT.

Otros asistentes al encuentro manifestaron no conocer sistemas similares y de tal alcance en la Argentina y Sudamérica.

Red de mediciones
Esteban Tronfi, el impulsor de la Red, explicó a Agroverdad que en ese millón y medio de hectáreas en las cuales se operará en este ciclo agrícola, se establecieron 150 sitios (unidades territoriales), en los cuales se efectuarán mediciones de 120 variables que tienen impacto directo en la productividad. Por tanto, se recopilarán, procesarán a interpretarán, miles de datos.

En base al conjunto de datos que se irán recolectando, durante la evolución de los cultivos o con posterioridad a ellos, los productores podrán tomar decisiones para mejorar o corregir esas variables. No se trata de ensayos, sino de mediciones de todas las tecnologías y de la situación real en que se está trabajando.

“Ravitear” la agricultura
¿A qué apunta entonces la Red? “A identificar soluciones para momentos actuales y futuros, precisar por qué en una misma zona unos productores obtienen 70 quintales de maíz y otros 120, a fin de ajustar consecuentemente los procesos de toma de decisiones y quitarles incertidumbre”, definió Tronfi.

El desafío es llegar a “sensorizar la agricultura” y que en un futuro cercano así como se habla de “googlear” pueda pensarse en “ravitear”, expresó Tronfi, transmitiendo al auditorio el entusiasmo que lo animó a impulsar el proyecto.

El compromiso de Arysta
Rodrigo Ramírez, de Arysta, expuso las razones por las cuales la empresa se involucró con RAVIT, en gran medida por el avance de la problemática de malezas, que ya es “muy grande y no todos tenemos la dimensión que ha alcanzado”, opinó. Una problemática que instalada en la Argentina pero que tiene una dimensión mundial.

“No estamos siendo capaces de resolverla”, afirmó. Subrayó que entre 2012 y 2017 las malezas resistentes pasaron de afectar el 5% de la superficie de soja al 70%. El Yuyo Colorado (Amaranthus), cuya resistencia a herbicidas ha tenido un crecimiento geométrico en poco tiempo, infesta ya 13.414.000 hectáreas, 6,5 millones en la provincia de Córdoba.

Aparte, combatir las malezas resistentes está llegando al 40% del costo total de los cultivos. Hoy los productores están gastando entre 100 y 135 dólares por hectárea en herbicidas para controlar malezas resistentes en soja.

Y por si algo faltara, a nivel mundial, de los 28 tipos de acción de herbicidas, 23 ya han generado algún tipo de resistencia.

La fiebre de un cuerpo enfermo
“¿Hasta cuándo podremos resistir estos costos?”, interpeló. “Como van las cosas el sistema productivo dejará de ser sustentable”, dedujo.

Citando al malezólogo cordobés Luis Lanfranconi, Ramírez coincidió con él en cuanto a que la situación actual es “la fiebre” que nos está alertando sobre “un cuerpo que está enfermo”.

Por eso y mucho más, la necesidad de “empezar a ver las cosas de una manera diferente”, como lo propone RAVIT.

Participantes de alto nivel
Durante la Jornada expusieron distintos enfoques el Decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UCC, Ing. Fernando Pedri; el Ing. Emilio Satorre; y el Ing. Fernando García en representación del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba.

El modelo que propone RAVIT fue finalmente sometido a debate de un panel de calificadas personalidades, que moderó el director de Clarin Rural, Héctor Huergo.

Participaron Francisco Iguerabide, ex presidente de AACREA y actual director de Desarrollo Agropecuario Sostenible del Ministerio de Agricultura de Córdoba; Gerardo Bartolomé, presidente de DonMario Semillas; Sergio Marinelli, contratista, productor y docente; Juan Cruz Molina, director del Centro Regional Córdoba de INTA: Angel Pérez Pulleti, CEO de Baufest, una empresa especializada en el desarrollo de software; y Marcos Scully, uno de los productores cordobeses que participan de la experiencia de RAVIT.

2 Comentarios

  1. Omar A Salvagno

    Excelente iniciativa , monitoreo del comportamiento de las malezas

  2. Felicito al Ingeniero Tronfi por su esfuerzo y pasion por incorporar alta tecnologia en las actividades avropecuarias. Su trabajo brinda un servicio patriotico a nuestro pais en un area productiva que ya tiene prestigio iinternacional


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.