EN AGROACTIVA

BNA: “que no se caiga ningún productor por no poder pagar un vencimiento”

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Bancos
  • 0 Comentarios

El presidente del Banco de la Nación Argentina, el economista Javier González Fraga, fue el vocero más rotundo del gobierno en la primer jornada de Agroactiva 2018: por una parte dijo que ha dado instrucciones para “que no se caiga ningún productor por no poder pagar un vencimiento”. Defendió además el gradualismo económico del gobierno y el acuerdo con el FMI sosteniendo que éste ya no es el organismo de décadas atrás. Manifestó un “responsable optimismo” sobre la mejoría de la situación económica y social.

Indicó que al cuerpo gerencial del BNA se le impartió “la instrucción de renovar los vencimientos y aportar más capital de trabajo para las empresas”. Además, aseguró que la decisión ha sido efectiva “porque hemos sido capaces de refinanciar todo lo posible”.

González Fraga comentó que fue necesario “tomar decisiones muy duras que luego las fuimos flexibilizando. Ya bajamos las tazas a valores más razonables respecto a los del mercado. Todavía no estamos en lo que deseamos, pero seguimos acompañando al Banco Central en la necesidad de normalizar la economía. Aspiramos a retomar esa normalidad para bajar las tasas de interés y seguir empujando la actividad productiva”.

En otro orden, sostuvo que el Fondo Monetario Internacional “viene a financiar el gradualismo porque entiende que es la alternativa posible política y socialmente”.

Al respecto, Agroverdad mantuvo el siguiente diálogo con el presidente del BNA.

-Se escuchan muy duros reproches al acuerdo que se gestiona con el FMI: se sostiene que se viene un ajuste que se va a descargar sobre los sectores más vulnerables o los que siempre lo han pagado. ¿Qué le dice ud. a quiénes los formulan?
-Creo que no tienen buena información. En muchos casos hay mala fe, tienen posturas políticas y están muy nerviosos con que la Argentina acierte con estas soluciones, porque significaría la pérdida de poder político que tienen esos sectores. Eso es lo que realmente los preocupa. Eso explica los 14 toneladas de piedras que tiraron en el mes de diciembre o los paros salvajes de estos días, esta negativa a entender de que la sociedad ha decidido cambiar. Acá no importa lo que quiere un gobierno, es una sociedad que quiere dejar atrás vicios de la política argentina y las ganancias que esos vicios les generan a esos sectores. Esto es lo que está en juego en la Argentina, el futuro contra el pasado. El FMI no va a imponer ningún ajuste salvaje ni va a generar ningún problema para los sectores más bajos. Este gobierno ha dado claras muestras de tener una enorme vocación de combatir la pobreza con la obra pública y de instrumentar medidas que cuidan a los sectores de menores ingresos.

-¿En qué ha cambiado el FMI con respecto a esa imagen tan negativa que tuvo años atrás?

-Perdió mucho prestigio por políticas mal llamadas ortodoxas. Hoy es un Fondo distinto, ya el Fondo que atendió a Grecia es un Fondo distinto. Y tenemos que entender que es la mejor asistencia por tasa y por plazo cuando estamos haciendo las cosas correctas.

-Con total franqueza: ¿hay motivos para tener un moderado, un responsable optimismo de aquí para adelante?
-Me gusta eso de responsable optimismo: yo digo siempre que soy optimista pero no eufórico, porque la euforia minimiza las dificultades que tenemos: no son 10 años de problemas, son 70 años de problemas. Hay que ir desarmando las mafias de los distintos sectores, los privilegios de sectores empresarios, sindicales y también de la política, es una tarea que va a llevar tiempo, es la tarea que debemos acometer los argentinos. Y este gobierno está decidido a encabezar esa tarea.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.