GANADOS Y CARNES

FIFRA propone reducir el peso de faena de hembras a 270 kilos y mantener el de machos en 300

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Ganadería
  • 1 Comentario

Reducir el peso de faena de hembras a 270 kilos y mantener el de machos en 300 kilos, ayudaría “a incentivar la producción de carnes y a que aumento el peso mínimo”. Esta es la síntesis de na propuesta que pormenorizó en su Boletín Mensual la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA).

En 2005 –recordó la entidad- se comenzó a controlar el peso de faena. La medida fue implementada por Miguel Campos cuando era secretario de Agricultura con la intención de impulsar la producción de carne, pero más de una década después el peso medio por res faenada no aumentó, se mantiene en niveles similares y en torno a los 220/225 kilos, por esos consideramos que la medida no cumplió con el objetivo deseado y que además es momento de introducirle algunas modificaciones que favorezcan a la producción y a toda la cadena.

Reducir el peso de hembras

Desde FIFRA creemos que sería conveniente reducir el peso de faena de las hembras a 270 kilos por dos motivos principales:

*En primer lugar, las terneras se sobre-engrasan antes que los machos, ello obliga a un proceso de recría mayor para evitar pérdidas en el rinde y para alcanzar el kilaje mínimo de 300 kilos;

*Por otro lado, esa reducción generaría más demanda de los feedlots por las hembras que los criadores no quieran retener y llevaría a que los machos entren en el proceso de recría generando una crecimiento en la oferta de novillitos pesados y novillos, de esa forma se produciría un incremento del peso medio de faena vía incentivos y no por restricciones.

El impacto de la seca
Además, hay que considerar –repara FIFRA- el impacto de la seca este año en la producción.

Por la falta de lluvias los terneros se destetarán con un kilaje más bajo, esa hacienda va a ir a los corrales de engorde y obviamente habrá a futuro una oferta mayor de ganado gordo pero con kilajes inferiores al límite lo que significaría castigos a la producción cuando en realidad el resultado será consecuencia del mal clima.

“Desde FIFRA esperamos generar los consensos necesarios para que nuestra propuesta sea tomada en cuenta y se puedan implementar los cambios cuando comiencen a funcionar los controladores electrónicos de faena”, señala la entidad.

Opinión de Daniel Urcía
El Presidente de la Federación, Daniel Urcía, en la nota editorial que encabeza al Boletín Mensual, se refiere a la misma cuestión, señalando que “en el marco de la Mesa Técnica Ganadera, se analizó el impacto de la sequía sobre el rodeo, aportando el Ministerio (de Agroindustria) y los presentes cada uno su visión, pero concluyendo todos que serán severos sus impactos, que se apurará la salida de invernada con menos kilaje y que aumentará la oferta de vacas. A nuestro criterio, la recría es insuficiente y con sequía (menos pasto) será aún más insuficiente”.

“Por eso creemos conveniente que se diferencie el peso de faena del macho del de la hembra. Es una propuesta que Fifra hizo hace ya un tiempo y que ayudará a evitar que se incurra en penalizaciones a un sector productivo de por sí castigado por el efecto climático”, agregó.

Ordenamiento minorista
Urcía dedica “un párrafo especial y al que debemos poner énfasis es para con el ordenamiento del comercio minorista”. Los fiscos equivocan el camino al pensar que presionando a los proveedores van a lograr que los comercios minoristas acepten «blanquearse» y por ende soportar toda la presión tributaria. El problema no es solo tributario, tiene un alto componente social y creemos que hay que encontrar nuevos mecanismos y salir del esquema actual que a la luz de los hechos no está funcionando.

“Finalmente –concluye-, queremos señalar que la próxima reunión con el Presidente Mauricio Macri y su equipo con la Mesa de las Carnes nos da la esperanza de que se lograrán los avances necesarios para alcanzar el ordenamiento de toda la cadena”.

1 Comentarios


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.