ANÁLISIS

Mercado triguero local: reflexiones de Enrique Erize en la actual coyuntura

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Mercados
  • 0 Comentarios

“El precio FOB argentino tendrá que subir. Hoy se ubica en u$s 178 la tonelada. A ese valor, el trigo argentino está en SALE (en liquidación)” analiza Enrique Erize, presidente de la consultora Novitas S.A. Y apunta, “en semejante contexto, la industria local debiera estar más que preocupada y quienes tienen en su poder trigos de calidad deben abstenerse de actuar” es una de las reflexiones que destacamos del análisis sobre el mercado del trigo que realiza el prestigioso analista.

A continuación, transcribimos su comentario titulado “La plaza triguera local y todos sus bemoles”:

Para principios de Enero, el ritmo de ventas de trigo local está en niveles históricamente altos. Solamente en los ciclos 08/09 y 12/13 (cosechas muy reducidas) lo comercializado llegó a superar el 60% a la primera semana de enero. En la temporada en curso, el porcentaje ya vendido asciende a casi el 50%, cuando el promedio de los últimos años es del 40%. La particularidad de este ciclo es que mucho antes de iniciarse la cosecha el volumen de ventas forward se ubicaba en niveles récord. Ello, como consecuencia de valores en oferta que mostraban guarismos muy atractivos en el Excel de los productores. A dicha circunstancia se le sumo el hecho de que una gran proporción de los trigos cosechados al norte de la ruta 7 obtuvieron rindes por hectárea superiores a los esperados. Si tenemos en cuenta que dicha región representa aproximadamente el 50% de la producción estimada a nivel país para este ciclo (17,5 MMT) se explica lo señalado.

Ahora bien, la decisión de vender rápidamente, ¿fue conveniente?, ¿las cotizaciones en la plaza local son justificadas? Para responder a dicho interrogante es necesario repasar el contexto internacional y luego el balance de oferta y demanda local. A nivel global, es correcto afirmar que la producción mundial es razonable (algo más de 750 MMT). Pero cuando se observa la performance de los principales países exportadores en esta campaña, se observa que EE.UU. y Australia han tenido cosechas muy inferiores al año pasado y que Canadá también tuvo recortes productivos importantes. Si bien ello está compensado, en parte, por la creciente producción de trigo en Rusia y la habitual agresividad del cereal afluente al Mar Negro, el planteo internacional era interesante. A su vez, mirando el partido “regional”, Brasil (nuestro principal cliente y –además- cliente cuasi cautivo como socio del Mercosur) ha tenido la peor cosecha en muchos años y Paraguay y Uruguay (habituales competidores como exportadores en la región) también muestran cosechas muy pobres. Así las cosas, todo indicaba que era un año para no apurarse en materia de ventas. No obstante ello, no resultó fácil convencer a productores frente a una ecuación económica muy saludable. Lo cierto es que lo normal es que la plaza triguera argentina evolucione en cosecha presionada por las necesidades financieras y luego muestre su mejor versión ante la aparición del “efecto Mercosur”. Así se le llama a la ventaja que el trigo argentino tiene en Brasil como consecuencia del Arancel Externo del Mercosur y el impuesto a la Marina Mercante que grava a los trigos cuyo origen sea externo al bloque regional. Pues bien, si uno presta atención al balance de oferta y demanda argentino del actual ciclo, resulta claro que Argentina ya ha colocado en destinos extra-Mercosur su “excedente” y que Brasil, inevitablemente, va a tener que recurrir al trigo estadounidense o al ruso para satisfacer sus necesidades internas. Simultáneamente, deberá evitar que Argentina siga exportando trigo a otros destinos y, para ello, deberá mejorar sus ofertas. La consecuencia es obvia. El precio FOB argentino tendrá que subir. Hoy, según publica el Ministerio e informan los exportadores, se ubica en u$s/Ton.178.
En nuestra opinión, dicha cotización podría calificarse de testimonial. A ese valor, el trigo argentino está en “SALE” (en liquidación). Obviamente, la calidad también debe ser considerada y, este año, no sobra. En semejante contexto, la industria local debiera estar más que preocupada y quienes tienen en su poder trigos de calidad deben abstenerse de actuar.

*Fuente: Novitas

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.