INFORME BCR

El septiembre más lluvioso de los últimos 45 años compromete al trigo y al maíz

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Agricultura
  • 0 Comentarios

Las lluvias fueron récord en setiembre, y ponen en jaque al maíz y al trigo, señala un nuevo Informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.
Los 60 mm que marcan las medias estadísticas del mes fueron ampliamente superados en este mes de septiembre/2017. Hay zonas en la región núcleo en las que se duplicó y hasta se triplicó ese valor. Al 28 de setiembre, en Ramallo se llevaban registrados 168 mm, 164 mm en Junín y 154 en Classon. En Rosario se alcanzaron los 185 mm. Para encontrar un registro que lo supere hay que buscar en el año 1972. En ese año, septiembre alcanzó los 236 mm, detalla el Informe.

Maíz: 5000.000 hectáreas en duda

Las últimas lluvias paralizaron las siembras maiceras, el progreso fue de tan sólo 14%, alcanzando el 53% de las 1,06 millones de hectáreas. El panorama así planteado genera serias incertidumbres en las áreas más afectadas ya que hay lotes implantados que pueden haber quedado comprometidos por las últimas lluvias, mientras aún faltan por implantarse unas 500.000 hectáreas en la región núcleo. El área más atrasada es el norte de Buenos Aires, done sólo se avanzó un 25%. El centro-sur de Santa Fe se destaca con un 90%.

Trigo: 220.000 mil hectáreas comprometidas

En el caso del cereal, el Informe de la BCR detalla que las últimas precipitaciones impactaron en los sectores que estaban totalmente comprometidos por los excesos de humedad: el sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires. En los últimos 7 días, Rosario, Classon, Alvarez y Rufino sumaron más de 60 milímetros. Esto ha sido un duro golpe para el cultivo.
La BCR indica que, la semana que pasó, cayó la condición de los trigos. Los muy buenos y excelentes bajaron un 10%. De los buenos, un 15% pasó a regular y 5% a malo. Los trigos del norte bonaerense están muy afectados.
Hasta la semana pasada, el 70% estaba entre muy bueno y excelente, y el 30% bueno. Ahora, el 15% de los trigos están regulares y el 5% malos por los excesos de agua. Los muy buenos y excelentes, pasaron al 60% y los buenos al 20%. Pero la desmejora puede ser mayor.
En este panorama, el Informe de la BCR alerta que puede haber un gran ataque de fusariosis, una enfermedad, que depende fundamentalmente de las condiciones ambientales, y que en este año tiene mucho a favor: altas temperaturas, ambientes saturados y pronósticos de nuevas lluvias que prometen seguir manteniendo altísimas horas de mojado foliar. De esta manera, puede haber un gran foco de infección, concluyen.

*Fuente: BCR

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.