MAS DE 500 EMPLEADOS INCORPORADOS EN UN MES

Todo lo que Monsanto había proyectado en Córdoba lo concretó en Buenos Aires

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Agricultura
  • 6 Comentarios

Todo lo que Monsanto había proyectado hacer en Córdoba se terminó concretando en Rojas, provincia de Buenos Aires, dónde ni antes con el kirchnerista Daniel Scioli ni ahora con la macrista María Eugenia Vidal hubo la feroz oposición a que la compañía funcione en ese lugar. Tampoco en Santa Fe se conocen “cruzadas” supuestamente ambientalistas. ¿Conspiración contra Córdoba? ¿O estupidez, junto con falta de decisión política local? Nos quedan flotando los dos interrogantes, aunque más con la idea de que hubo un poco de todo.

Finalmente Monsanto decidió irse de territorio cordobés y poner en venta el predio e instalaciones que había comenzado a construir en Malvinas Argentinas. No fue la única consecuencia: otras empresas de agroinsumos esquivan estas latitudes para sus emprendimientos y algunas de otros rubros también. Lo de Bimbo sobre la autovía Córdoba-Monte Cristo no alcanza para justificar o compensar los desatinos.

Lo real, es que en Rojas la cuestionada (en Córdoba) compañía acaba de inaugurar la campaña maicera acompañada por más de medio millar de nuevos empleados, autoridades de la Municipalidad de Rojas y del gremio UATRE. ¿Acaso todo esto ocurre sin que allá se cumplan normas laborales, ambientales y del tipo que sea?

Trabajo para Rojas
En Rojas, aparte de la planta procesadora de semillas de maíz –igual que la que se iba a construir en Malvinas Argentinas, Córdoba-, Monsanto reinauguró el Campamento San Luis, “el más grande de toda la industria semillera”, se aseguró en un parte de prensa.

Esa unidad de trabajo empleará de manera directa a 400 trabajadores rurales e indirecta a 70 colaboradores que les brindarán asistencia. El acontecimiento refleja también la recuperación del área de maíz en la Argentina y de la industria semillera.

En diciembre, 100 mujeres
En diciembre, la Planta de Rojas dio la bienvenida a 100 Mujeres de la localidad bonaerense.monsanto-mujeres-en-rojas

“La decisión de eliminar las retenciones  al maíz, dinamizó la siembra de este cultivo, y nos llevó a pasar de tener la Planta operando a menos del 50% de su capacidad, a hoy a operar al máximo. Esto nos permitió volver a la contratación de personal adicional”, explicó Dardo Lizarraga, gerente del complejo maicero instalado en Ruta 31 Km 82,5, con un plantel de más de 900 empleados. Antes, el deschalado lo realizaba mano de obra migrante.

Condiciones laborales
El Campamento inaugurado ha acompañado a la Planta María Eugenia de Rojas, instalada en jurisdicción de esa localidad hace 20 años.

En estos días, “estará operando en su máxima capacidad y brindará a los trabajadores no solo las mejores condiciones laborales sino que, además, los acompañará en su capacitación y educación, ofreciendo cursos de Instalaciones Eléctricas, Música, Recitado, Danza, Nociones básicas de PC y mantenimiento -destinado a lograr en el alumno habilidades básicas de instalaciones hogareñas; Instalaciones Sanitarias y de Alfabetización– tendiente a lograr conocimientos de lectura, escritura, caligrafía y aritmética elemental”, agrega la información distribuída a la prensa.

Dardo Lizárraga expresó que “el Campamento San Luis, nuestra “Nave Insignia”, es un sueño hecho realidad. Invertimos más de 320 millones de dólares, ampliando la producción de semillas, duplicando la superficie, que se extiende desde Salta a Necochea y de San Luis a Entre Ríos”.

De acuerdo al mismo informe, Monsanto cuenta con 37 campamentos en el país ocupando a 3.500 trabajadores y 740 puestos adicionales en forma de servicios tales como comedor y limpieza.

El directivo anunció que “en la próxima campaña y en el marco de nuestro compromiso con la Agricultura Sustentable vamos a contar con el 100% de la producción de semilla certificada bajo la nueva Norma IRAM 14130 de Buenas Practicas Agronómicas”.

Un millón más de puestos de trabajo
Por su parte, Juan Farinati, presidente de Monsanto, afirmó que se viene una revolución en la Argentina: “Estamos viendo en los próximos 10 años una producción que puede pasar de 100/120 millones de toneladas a 180. Hoy el campo emplea a 2 millones y medio de personas, con este crecimiento podría dar trabajo a 1 millón más”.

Apuntó que “hoy el agro es el segundo empleador después del Estado. Si hacemos foco en la “Cadena del Maíz”, genera 11 puestos de trabajo por cada 100 hectáreas cultivadas, por lo tanto el incremento de casi 1 millón de hectáreas que se estima para esta próxima campaña implican la creación de 110.000 nuevos empleos dentro de la cadena de valor.

Inversiones por $S 320 millones
Además, Farinati sostuvo: “No especulamos con los tiempos y ni bien el gobierno anunció en diciembre de 2015 la quita de retenciones al maíz, a partir de febrero de 2016 tomamos la decisión de invertir más de 320 millones de dólares para duplicar la producción de semilla de maíz versus la campaña pasada”.

Declaró que en Monsanto “nosotros nos sentimos un Protagonista Colaborativo de la transformación del sector agropecuario argentino: Como compañía nos concebimos como un eslabón más que trabaja en colaboración con un sector vital de la economía argentina, para el progreso y la mejora de la sociedad, gracias al aporte de tecnologías igualitarias e inclusivas”.

Municipalidad y gremio
Por su parte, George Breitschmitt, Secretario de Producción del Municipio de Rojas, resaltó el potencial que tiene el desarrollo del campo para el crecimiento de Argentina. Además, reconoció que la infraestructura del campamento es amigable con el medio ambiente porque cuenta, entre otras cosas, con abastecimiento eléctrico de luces led y energía solar y el compromiso de la compañía con la comunidad de Rojas.

Por último, Luis Biorlegui, Delegado de UATRE, destacó que Monsanto brinde a los trabajadores las mejores condiciones laborales de la industria semillera y la posibilidad de un salario digno.

monsanto-campamento-san-luis

6 Comentarios

  1. Lamentablemente fué una combinación de estupidez e ignorancia acompañada por algunos medios de comunicación.
    El proceso de selección de semillas es mecánico y la contaminación que puede generar este tipo de plantas no es distinta la que genera cualquier otra. Sí hay que controlar el venteo del polvillo que puede causar molestias a los vecinos, pero hace rato que existe tecnología para solucionar esto, y no creo que a monsanto le falte la plata para hacerlo.

  2. Lo de Cordoba es lastimoso.
    Supuestos ambientalistas , algunos amparados en ( o aprovechando de) organizaciones comunitarias lograron perjkudicar a ukn pueblo que necesitaba inversiones para su gente.

  3. Una verdadera porquería lástima por esa gente. !!!


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.