En la AgroJornada cordobesa

Erize recomienda un crecimiento “administrado” de trigo

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Noticias
  • 0 Comentarios

“En trigo Argentina no es competitiva, no somos competitivos”, enfatizó Enrique Erize en la AgroJornada cordobesa que realizamos el miércoles pasado. Lo advirtió no para pegarle un mazazo al recobrado interés por el cereal sino para que se piense en cuán largo es el paso que se puede dar. O conviene dar.

El presidente de la consultora Nóvitas reparó en que “luego de varios años de nefasto intervencionismo, sobreviene un efecto “encadilamiento”, que engaña”.

Recordó que su posición no es nueva, que la ha expresado en otras ocasiones y durante el año 2015.

Evaluó que la oferta argentina de trigo en los comienzos de 2017 puede llegar a 18 millones de toneladas, a las que habría que sumar un carry over de unos 2 millones.

“Si yo tengo 18 millones de toneladas más, es para problemas, porque entramos en un partido difícil, que juegan Estados Unidos, la Unión Europea, Australia, Canadá, que son cuatro profesionales de la exportación de trigo”, a los que se suman Rusia, Ucrania y varios países más de la región euro-asiática. “Es el partido más difícil”, insistió.

Contó que para la época de la Fiesta del Trigo de Leones, escuchó por Canal Rural que se hablaba de metas de producción triguera de 25 millones de toneladas, pero sin responder al interrogante de “a quiénes le vamos a vender” semejante cantidad. “Es como ir a jugar un partido con los Old Blacks en zapatillas”, comparó.

A esas reflexiones las expuso durante su disertación en la Jornada. Una vez finalizada, Agroverdad le consultó si lo que procuraba transmitir es que no habría que dar abruptos saltos sino más bien pensar en un año de transición y en un crecimiento “administrado”, a lo cual Erize asintió.

El consultor no desalentó la siembra de trigo sino que la enmarcó en el contexto de ese razonamiento. Descontó que “vuelve el factor Mercosur”, pero no por eso hay que caer previsiones desmedidas y sin fundamento.

Hacer trigo de calidad
En función de eso, recomendó: “Si van a hacer trigo hagan calidad y piensen en vender en abril o mayo. Esas son las dos consignas”.
En cambio, “si van a sembrar trigo con alto potencial de rendimiento, después no se quejen si vale 130/140 , en contraste con los actuales 150 en el Término”. Sugirió prever en los cálculos un valor de 130 dólares.

Volviendo a su reticencia a entusiasmarse con un elevada producción triguera de 20 o más millones de toneladas, propuso comenzar a pensar en un cultivo de invierno como la colza.

Recordando experiencias incipientes de años atrás, tomó nota de que “la gente dice que la colza es un kilombo” pero, en contra de esa idea, contrapuso que “en Europa se siembra por toda partes”.

“Empecemos a pensar que la colza en 6 o 7 años puede ser una alternativa valiosa”, repitió.

En el subibaja
Incorporando al análisis el maíz y la soja, dijo que el cereal, en la Argentina, “es tan bueno o mejor que el norteamericano, se puede pelear (en el mercado) sin retenciones sin roes y con apoyo”. Opinó que también en soja el país es un buen competidor.

Erize describió un cuadro de incrementos y descensos de área sembrada, que se resume en el siguiente cuadro:

*En maíz, según distintas fuentes, la superficie crecería entre 1 y 2 millones de hectáreas.

*En girasol (del cual dijo que, dónde se pueda hacer, es uno de los mejores negocios), crecería entre 800.000 y 1.300.000 hectáreas.
*El sorgo, por su lado, subiría entre 200.000 y 700.000 hectáreas.

El terreno que ganarían esos tres cultivos sería a costa de la soja, que caería hasta un par de millones de hectáreas. Si eso se produjese, quizás reforzaría sus perspectivas de mercado.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.