Agroquímicos

Monte Maíz: la Producción fija posición sobre ordenanza

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Noticias
  • 0 Comentarios

Productores e ingenieros agrónomos “sustentables” de Monte Maíz y las regionales de los Grupos CREA y AAPRESID se pronunciaron respecto al proyecto de ordenanza que se apresta a debatir el Concejo Deliberante de Monte Maíz, en el cual la propuesta de la organización llamada “Pueblos Fumigados” plantea un área de prohibición de 2.000 metros. Al respecto, la Producción recuerda que la única ley vigente en la provincia habla de 500 metros, si se observan precisas condiciones.

Concretamente, la declaración emitida por productores, ingenieros, CREA y AAPRESID, puntualiza que “la Ley 9164, aprobada por unanimidad en la Legislatura de Córdoba y reglamentada en el año 2005, establece con absoluta claridad las condiciones que se deben observar en esa materia, que ahora, este grupo pretende alterar con una regulación caprichosa en Monte Maíz. La legislación precisa que autoriza la aplicación de agroquímicos dentro del radio de 500 metros con productos banda azul y verde, ya que no presentan riesgo para la comunidad, respetando todas las normas de seguridad y salud vigentes”.

La declaración repara en que “los productores y técnicos ligados a la actividad agropecuaria de la localidad, vemos cómo nuestras actividades son calumniadas y desprestigiadas por cuestiones ideológicas, mal intencionadas y mentiras sumadas al desconocimiento de las actividades que realizamos” y puntualiza que “desde la publicación del Relevamiento Sanitario (de “Pueblos Fumigados”), Monte Maíz se ha caracterizado por discusiones basadas en datos erróneos, sesgados y mal intencionados, generando pánico en la comunidad”.

El ejemplo de numerosas localidades
Productores e ingenieros agrónomos ponen por ejemplo a “numerosas localidades del interior de Córdoba pueden mostrar y demostrar sus experiencias, gestionadas en procesos de consenso entre las comunidades urbanas y rurales”.

En esa línea, se destaca que “para ejemplos, no hay que ir muy lejos de Monte Maíz: apenas a unos pocos kilómetros otras comunidades e intendencias han sabido darse SOLUCIONES CONCENSUADAS. ¿Por qué allí no existe conflicto, siendo pueblos iguales al nuestro? ¿Cuál es la razón por la cual se ha agredido y atacado de tal forma a nuestro Monte Maíz?”.

La declaración emitida durante el fin de semana, agrega: “Las técnicas para el uso de productos químicos y biológicos de uso agropecuarios están regulados en la provincia de Córdoba por la ley 9164, que tiene como objetivo la protección  de la salud humana, de los recursos naturales y la producción agropecuaria. Esta ley, ejemplo a nivel nacional por su modernidad y practicidad, regula el uso de los productos fitosanitarios y a los principales actores del sistema productivo, como los operarios, aplicadores, Asesores fitosanitarios y los usuarios responsables. En tanto los productos fitosanitarios están avalados y homologados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), controlando y dando seguridad a  los productos utilizados en el campo”.

La declaración de Monte Maíz
La declaración, expresó lo siguiente:

MONTE MAÍZ
La verdad y el conocimiento son el camino para desmitificar la aplicación de productos fitosanitarios (agroquímicos).
*Declaración de Productores e Ingenieros Agrónomos Sustentables de Monte Maíz, Grupos CREA y Regionales de AAPRESID.

La localidad de Monte Maíz ha sido el centro de comentarios y publicaciones periodísticas en los últimos meses, debido a la ola de cuestionamiento por el uso de productos fitosanitarios y su intención de relacionarlas con las enfermedades que ocurren en la comunidad. El informe de un Campamento Epidemiológico realizado por Médicos nucleados en la red ambientalista de Pueblos fumigados, desató la polémica.

El relevamiento realizado por estos Médicos, no fue avalado por las autoridades de la Facultad de Ciencia Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba y hasta se levantó un sumario al autor del mismo por las falencias éticas y profesionales al realizar el mismo. Las bases del cuestionamiento al trabajo, son su metodología no científica, su análisis sesgado y la clara intención de relacionar los agroquímicos con la salud de la gente. Hasta el Director del Registro de Tumores de la Provincia de Córdoba desmintió los índices publicados por el informe, diciendo que los mismos son falaces. No hay dudas de que el estudio mal intencionado, cumplió con el objetivo de los autores de poner en el centro de las críticas al sector agropecuario y al uso de productos fitosanitarios.

Desde la publicación del Relevamiento Sanitario, Monte Maíz se ha caracterizado por discusiones basadas en datos erróneos, sesgados y mal intencionados, generando pánico en la comunidad. Con este insumo, un grupo de ciudadanos encuentran el camino allanado para impulsar una ordenanza para prohibir el uso de productos fitosanitarios de cualquier tipo y origen a menos de 1000 metros de la localidad, argumentando que las malas aplicaciones de los mismos son el origen de todos los males.

Los productores y técnicos ligados a la actividad agropecuaria de la localidad, vemos cómo nuestras actividades son calumniadas y desprestigiadas por cuestiones ideológicas, mal intencionadas y mentiras sumadas al desconocimiento de las actividades que realizamos.

Las técnicas para el uso de productos químicos y biológicos de uso agropecuarios están regulados en la provincia de Córdoba por la ley 9164, que tiene como objetivo la protección  de la salud humana, de los recursos naturales y la producción agropecuaria. Esta ley, ejemplo a nivel nacional por su modernidad y practicidad, regula el uso de los productos fitosanitarios y a los principales actores del sistema productivo, como los operarios, aplicadores, Asesores fitosanitarios y los usuarios responsables. En tanto los productos fitosanitarios están avalados y homologados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), controlando y dando seguridad a  los productos utilizados en el campo.

La Ley 9164, aprobada por unanimidad en la Legislatura de Córdoba, y reglamentada en el año 2005, establece con absoluta claridad las condiciones que deben observar en esa materia, que ahora, este grupo pretende alterar con una regulación caprichosa en Monte Maíz. La legislación precisa que autoriza la aplicación de agroquímicos dentro del radio de 500 metros de productos banda azul y verde, ya que no presentan riesgo para la comunidad, respetando todas las normas de seguridad y salud vigentes. Además, numerosas localidades del interior de Córdoba, pueden mostrar y demostrar sus experiencias, gestionadas en procesos de consenso entre las comunidades urbanas y rurales, que han permitido dictar ordenanzas que armonizan las aspiraciones e inquietudes de todas las partes, preservando con certeza el cuidado de la salud y el ambiente y a la vez posibilitando la producción agropecuaria.

La historia de la humanidad nos ha demostrado que los planteos fanatizados o liderados por fanáticos han llevado a divisiones innecesarias y heridas sociales profundas, por el contrario el camino que elegimos, aquel del dialogo, el del encuentro, el del respeto y la construcción colectiva nos estimula a pensar en un espacio mejor, superador para todas las actividades sociales, ambientales y económicas que se desarrollan en nuestra localidad.

Para ejemplos, no hay que ir muy lejos de Monte Maíz: apenas a unos pocos kilómetros otras comunidades e intendencias han sabido darse SOLUCIONES CONCENSUADAS. ¿Por qué allí no existe conflicto, siendo pueblos iguales al nuestro? ¿Cuál es la razón por la cual se ha agredido y atacado de tal forma a nuestro Monte Maíz?.

Los Ingenieros Agrónomos Asesores fitosanitarios son profesionales capacitados, idóneos y legalmente autorizados para la autorización y fiscalización de las aplicaciones de productos fitosanitarios. Estos profesionales son la clave para controlar y fiscalizar las labores que se realizan en el campo, ya que los mismos, son los garantes de que se cumplan la ley y se realicen las buenas prácticas agrícolas (BPA).

Estos profesionales, como los médicos, farmacéuticos, etc, tienen la obligación moral y legal de cuidar la salud, el medio ambiente y la producción, ya que ponen en juego su título profesional en cada autorización, fiscalización y el control de las pulverizaciones, como las leyes lo determina.

La solución a la problemática de las pulverizaciones en Monte Maíz no hay duda que se resuelve dejándola en manos de los profesionales, y no en la prohibición de los mismos, impulsada por gente desinformada, basada en informes sesgados y falaces.
PRODUCTORES E INGENIEROS AGRONOMOS SUSTENTABLES DE MONTE MAIZ
GRUPOS CREA
REGIONALES DE AAPRESID

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.