Campaña agrícola

Retenciones: anuncios de la Presidente Cristina Fernández

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Noticias
  • 0 Comentarios

La presidente Cristina Fernández le concedió un confuso sistema de segmentación y devolución de retenciones o, mirado desde otro ángulo, de subsidios, a la Federación Agraria Argentina comandada desde fines del 2014 por Omar Príncipe, quién sucedió al frente de la entidad a Eduardo Buzzi, hoy seguidor de Sergio Massa. Lo hizo luego de lograr que la FAA se fuera de la Comisión de Enlace y en vísperas de una movilización que anunció que realizaría el jueves que viene y que, atendiendo a lo dicho por la jefe del Estado por cadena nacional, seguramente dejará sin efecto. O sea, para el gobierno, cuanto menos, “quintina” (o “línea” en el juego de la lotería, en el cual se gana todo si se hace “cartón lleno”).

Cristina y su ministro Axel Kicillof dijeron que se otorgaba el beneficio de la segmentación a 46.121 productores –con esa exactitud- y se detalló el mecanismo de devolución de entre 45 y 450 pesos por tonelada, según el tamaño del productor (de 700 hectáreas para abajo), que se pagarán mensualmente, a razón de unos $ 4.5000 por mes. Para eso, se formará un «fondo de estímulo».

Al respecto, cabe recordar el modelo de devolución, de morosa ejecución, que el gobierno prometió para el trigo (Trigo Plus), sin resultados ni objetivos cumplidos a la vista.

También se les dará 30 centavos a los tamberos de hasta 2.900 litros de leche (La Federación pedía 50).

Con los de “abajo”
Entre las entidades que se quedaron en la Comisión de Enlace, hicieron notar que “como otros anuncios que propuso el kirchnerismo (trigo plus y maíz plus), solo quedaron en la promesa” y que “las economías regionales, cuya pérdida de competitividad pone en riesgo el empleo de 1,5 millones de personas”, han estado “ausentes en el discurso oficial”.
La presidente se anticipó a las críticas de las otras centrales agropecuarias cuando cerró su discurso por cadena nacional, apelando a una de las banderas que más le gusta hacer flamear y sus seguidores aplauden: que «siempre he sido dura con los de arriba: jamás con los  de abajo”. O sea, está con los más pobres y, en el campo, con los pequeños y medianos productores que se supone que adhieren a la FAA. La realidad, que no perdona, sugiere otra cosa.
Explica Kicillof
Kicillof ensayó una fundamentación de la adopción de la medida ahora, que pudo haberse adoptado hace siete años evitándose el gobierno el conflicto con el campo y los enconos ideológicos que desde entonces han persistido. También procuró explicar didácticamente la situación de los pequeños y medianos productores, a partir de recordar la crisis mundial que se desencadenó con la ya olvidada quiebra de la Lehman Brothers, la caída de los precios internacionales de los comodities (granos, cobre, hierro y petróleo), y las gruesas “tajadas” con que se quedan los exportadores (como si el gobierno no tuviera nada que ver con la distorsión de los mercados, el manejo de los ROE y la anulación de la competencia).
Lo más probable es que la mayoría de los productores hayan recibido con incredulidad o escepticismo los anuncios presidenciales y de su ministro.
Un fondo «de estímulo»
La presidente aseguró que este sistema de subsidios o segmentación fue “consensuado” con la Federación Agraria Argentina.
Para llevarlo a la práctica, se formará un fondo de 2.500 millones de pesos que se extraerá del total de retenciones agropecuarias que percibe el gobierno por las exportaciones de granos (unos 70.000 millones de pesos).
Por adelantado, Cristina y Kicillof le echaron la culpa a los grandes “latifundistas” y exportadores si no se vende toda la próxima cosecha (en tiempo récord, cosa imposible de lograr, por razones de mercado y de sentido común). En consecuencia serán los responsables de que los pequeños y medianos productores no cobren el subsidio.
Montos de la “devolución”
*De acuerdo con la información oficial, los productores de hasta 100 toneladas cobrarán $ 450 por tonelada por año; entre 100 y 200 toneladas, $ 383; entre 200 y 300 toneladas, $ 293; entre 300 y 400 toneladas, $ 180; entre 400 y 500 toneladas, $ 90; entre 500 y 600 toneladas, $ 69; y entre 600 y 700 toneladas, $ 45. Serían unos $ 4500 mensuales o unos $ 45.000 anuales.
*Para cobrar los productores deberán inscribirse en la página web de la Secretaría de Comercio con número de CUIT y CBU.
*Se prometió que se pagará los días 15 de cada mes, pero dependiendo de la recaudación por retenciones a las exportaciones de grano.
*Se aseguró que en abril se realizará un pago retroactivo por los meses de enero, febrero y marzo, que representará el 20 por ciento del total del fondo, o sea unos 500 millones de pesos.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.