Al finalizar el 2014

Salvador Di Stefano se confiesa: a qué le pegó y en qué erró

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Noticias
  • 0 Comentarios

Es un hecho inusual que un analista de la economía confiese en qué pronósticos estuvo equivocado en el año durante el cual se desplegó en decenas de conferencias y debates. Salvador Di Stefano lo hace y reconoce que el “tiro” se le fue unos «3 pesos» del arco en cuanto al valor que tendría el dólar “blue” al finalizar 2014. Junto con eso, también señala cuándo “embocó”, que no fueran pocas veces en estos agitados doce meses pasados.
A continuación, el informe que distribuyó Salvador, al cual nosotros, en Agroverdad, hemos titulado: Las confesiones de Salvador Di Stefano.
De paso, hace algunos “jueguitos” de “precalentamiento”, en la cancha del 2015. Esto es, algunos anticipos.

Desde Agroverdad agradecemos a Salvador  que, entre las cosas que mejor recuerda del 2014, figuren en primer término las Jornadas de Agroverdad y la Bolsa de Cereales de Córdoba, con el apoyo de La Voz del Interior.

En que acertamos y erramos en el año 2014. Por Salvador Di Stefano.
Aceptar los errores es importante para seguir adelante. Si nos olvidamos de algunos, avisen. Un viaje por el 2014 y lo que viene en el 2015.

Difícil la tarea de pronosticar …

.- Pronosticar, no significa necesariamente tener que acertar. Se trata de crear escenarios, en donde trazar las estrategias de las empresas o personales, para sacarle ventaja al mercado.

¿Cómo comenzó 2014?

.- Nuestro gran acierto fue decir que la economía argentina en el año 2014 necesitaba una devaluación y eso ocurrió en enero de 2014. De pronto el tipo de cambio saltó a $ 8,00 y el dólar blue a 13,00.

¿Esto fue bueno?

.- Muy bueno para muchos sectores de la economía, en especial para el campo, que con un tipo de cambio de 6,40 no lograba ganar dinero. Al igual que todos los sectores exportadores, la devaluación le dió aire a muchos sectores de la economía.

¿Los que tomaron crédito?

.- Durante todo 2013 recomendamos a los emprendedores e individuos tomar financiamiento, sabíamos que en algún momento la devaluación e inflación licuaría las cuotas que pagaban. Por suerte, para nosotros y los que tomaron financiamiento, las cuotas se licuaron y muchas empresas pudieron capitalizarse. Recuerden que lo más importantes es ganar en productividad y competitividad en las empresas: para eso, obligadamente hay que tomar crédito e invertir. Esto nunca dejamos de marcarlo.

¿El gobierno ayudó?

.- Es cierto, ningún gobierno en la historia argentina, tuvo una política crediticia tan positiva, con tasas que se ubicaban por debajo de la inflación y devaluación proyectada por esta consultora. Eso es pronosticar, proyectar o como quieras llamarlo. Nos salió bien, para beneficio de todos.

¿En el mercado interno?

.- Lamentablemente, la devaluación se trasladó a precios y quien más perdió fue el asalariado. La política de tasas altas contrajo más al mercado. El escenario recesivo se instaló en el año 2014 desde el mes de marzo en adelante.

¿Hasta aquí vamos bien?

.- En marzo el dólar blue bajo a $ 10,50, otra vez nos pegaron porque no estaba a $ 13,00, y decían que éramos antipatria.

¿Qué recomendaste?

.- Comprar a $ 10,50, para nosotros era un regalo. El tiempo no dio la razón.

Llegó el mes de marzo, ¿Cómo viste el precio de la soja?

.- Tuvimos la suerte de estar en el momento y lugar indicado. Disertamos en un congreso del Chicago Mercantil Exchange en México, gracias a Agroeducación, empresa en que somos socios con Marcos Fasciano y Andrea Gentile, y la gentil invitación de Antonio Ochoa. Allí vimos como todos los pronósticos conducían a una baja muy fuerte de la soja. Cuando llegué al país y escribí que la soja bajaba, parecíamos marcianos, muchos amigos me llamaron para decirme “no te juegues así”: sin embargo, estábamos convencidos que la soja bajaría, y desgraciadamente bajó.

¿Qué recomendabas?

.- Vender soja y comprar insumos. En Estados Unidos se hablaba de una baja de la soja y un maíz que acortaba distancias con la soja. Cuando recomendábamos sembrar maíz, nos volvían a mirar como marcianos.

¿La inflación seguía elevada?

.- Eso no nos preocupaba, porque estaba en la hoja de ruta. Nosotros vinimos trazando un escenario muy interesante para las empresas. Le recomendamos durante todo el año 2013 constituir un fondo anti cíclico, en dólares (en el año 2013 el dólar blue como máximo estuvo en $ 10,00 en la parte final del año). Para nuestra consultora la transición al segundo semestre de 2014 y primer semestre de 2015 era muy negativo. Una vez que entremos en la segunda parte del año 2015, el escenario económico cambiaría, y el precio de los activos comenzaría a subir. El momento ideal para comprar activos, es el actual, el que no compró hasta junio de 2015, estará obligado a convalidar precios más elevados.

¿Me recordar la frase que decías?

.- En las crisis hay que llegar con dólares en el bolsillo y se sale con escrituras bajo el brazo.

Segunda parte del año 2014, comenzaste a derrapar …

.- Nunca creí que el dólar oficial quedaría congelado. La verdad, nunca imagine que el gobierno, con una inflación superior al 30% anual, no tocara el tipo de cambio. En esto me equivoqué.

Le erraste al blue, pronosticaste $ 17,00 para fin de año …

.- Correcto, en verdad el error fue a dos bandas. Te lo voy a explicar.

Todos los errores se explican …

.- Por supuesto, lo cual no dejamos de reconocer el error. Para nosotros la base monetaria a fin de año se ubicaría en $ 460.000 millones y las reservas en U$S 27.000 millones, esto te da un dólar de convertibilidad de $ 17,00.

Comencemos con la explicación …

.- La base monetaria está en $ 460.000, esto implica que no hubo error de pronóstico.

¿Las reservas?

.- Es más largo. Argentina quedo afuera del mundo, luego de pagarle al Ciadi, al Club de París, pagar la expropiación de YPF y no llegar a un acuerdo con los fondos buitres. Le faltó muy poquito para volver a los mercados financieros internacionales. Con los mercados cerrados, pensábamos que nadie le prestaría a Argentina. Sin embargo, el gobierno logró un acuerdo estratégico con China y esto, sumado al no pago de los bonos bajo legislación New York, nos cambió el panorama.

¿Me lo explicas mejor?

.- Argentina no pagó los intereses de los bonos con descuento, par y Global 2017, estos vencimientos suman U$S 1.283 millones. Este dinero está en las reservas, si se llegara a un acuerdo con los fondos buitres habría que pagar esta cuenta, que hoy no está saldada y nos mantiene en default. Las reservas reales ascenderían a U$S 31.000 millones menos U$S 1.283 millones, esto te da U$S 29.717 millones.

¿Lejos de los U$S 27.000 millones que pronosticaste?

.- No tanto, Argentina logró un acuerdo con China, que no estaba en la carpeta de nadie. Peor aún, consiguió U$S 2.400 millones en yuanes, que no son reservas líquidas, pero las hizo pasar por líquidas. Este dinero es un swap, no un crédito, con lo cual irá desapareciendo en la medida que prospere el comercio y déficit entre los dos países. Si le detraemos a los U$S 29.717 millones, los U$S 2.400 millones, llegamos a la suma de U$S 27.317 millones. Esto es lo que pronosticábamos.

¿Entonces erraste en el dólar blue?

.- Por supuesto. El dólar blue termina en $ 14,00 el año, casi $ 3,00 debajo de lo pronosticado. Pero la cosa no queda allí, pronosticábamos un dólar oficial en $ 10,00 para fin de año, y no llega a $ 8,70. El gobierno, ancló el tipo de cambio y las tarifas, nosotros pensábamos que no dejarían atrasar el tipo de cambio, con una inflación superior al 30% anual.

Le tiran el problema al próximo gobierno …

.- Si no ajustan pronto, el problema lo tendrá este gobierno, más precisamente, antes que termine el verano.

Algo más …

.- Creemos que el resto de las variables estuvieron en línea con lo pronosticado. No recomendamos acciones este año, salvo jugarse una ficha a Petrobras por la elección en Brasil, que salió mal por la caída del precio del petróleo y las denuncias de corrupción. En materia de bonos las agarramos a todas, los bonos dejaron muy buenas ganancias en el año 2014 y fuimos muy enfáticos en tomar posición en Boden 2024, que dejó grandes utilidades.

¿Qué recordar del año?

.- Muchas cosas, pero lo simplificaría de la siguiente manera. Los congresos de Agroverdad en Córdoba, el viaje a México para disertar para el CME. Los desayunos Off The Record con Agroeducación, en cuatro provincias Argentinas y 11 ciudades. El viaje de Agroeducación a  Estados Unidos, lo calificaría así I M P R E S I O N A N T E lo que aprendí. Las 100 conferencias que dimos en todo el territorio del país. Los cinco eventos que hicimos con Agroeducación en Paraguay. La gente que conocí. Los periodistas que ayudaron a difundir nuestras ideas. La Jornada con más de 500  personas en La Bolsa de Comercio de Rosario con Agroeducación, y el posgrado, que en su primer año fue todo un éxito. Los viajes interminables, el que más recuerdo, fue el día que me confundí de fecha y me avisaron que disertaba un miércoles por la mañana en Santa Fe, y a las 19 horas en Santa Rosa de La Pampa: llegamos justito, en un solo día hicimos 1.000 kilómetros y dos conferencias.  El premio Magazine de Carlos Bermejo, en un teatro repleto, y que en verdad, me emocionó. No es normal que le den un premio a alguien que habla de economía.

¿Con quién contaste?

.- Con mis socios, los profesionales que me secundan, todos al pie del cañón, los columnistas de la página, y mi familia que soporta mis horarios locos.

Agradecimientos …

.- En especial a quienes toman nuestros servicios de consultoría e información económica. Le decimos gracias por confiar en nosotros. No queremos hacer nombres porque nos olvidaríamos de alguién y sería horrible. Pero le debemos a cada santo una vela, estamos donde estamos por la gente. La página tiene 60.000 click mensuales, fue un éxito increíble e inimaginable hace unos años atrás. Gracias a quienes contrataran nuestras conferencias, gente muy cálida y que nos ayuda a pensar.

Deseos para el año 2015 …

.- Desde el punto de vista profesional, quisiera que sea igual o mejor que el año 2014. Para el país esperamos vientos de cambio. Creemos que no hay duda que culmina un ciclo político y económico. Puede ganar el oficialismo, puede ganar la oposición, pero los actores que manejaran la economía serán mucho más racionales. Ya no se discute que hay que bajar la inflación, quitar el cepo, tomar financiamiento externo, bajar la presión tributaria y tener equilibrio fiscal, entre los futuros ministros de economía, sean oficialistas u opositores.

Que tengas un gran año …

.- Igualmente para vos, y todos los que nos siguen. Recuerden, el mercado no compra un amargado, billetera mata galán, y si te gusta el durazno, báncate la pelusa. Nos vemos el año que viene. No dejes de apostar por tu persona o por tu empresa. Ganar en competitividad y productividad es lo mejor que te puede pasar. La única plata que es tuya, es la que te gastas, el resto la hereda y disfruta otro.

Noticias Relacionadas

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.