Editorial

Re-Re

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Noticias
  • 0 Comentarios

Máximo Kirchner, el jefe de la agrupación La Cámpora, desafió a los partidos de la oposición a “competir” con la presidente Cristina Fernández en las próximas elecciones, esto es, propiciando que de hecho se habilite la posibilidad de que su madre pueda aspirar a un tercer mandato consecutivo.

La concentración de la huestes camporistas tuvo lugar el pasado fin de semana en el estadio Diego Maradona del club Argentinos Juniors.
Fue el “debut” de Máximo, quién por primera vez habla en público, en un acto político.
En lo que parece traducir una decisión de salir de detrás del telón para ocupar quizás un lugar en el escenario electoral próximo, esta aparición inaugural transparenta un dato: que Máximo y sus seguidores manifiestan poco apego a la ley al omitir que no se trata de “competir” sino de respetar la Constitución, la misma por la cual su madre fue electa y se juramentó defender.
Pero no es de extrañar: a la agrupación que añora la efímera y caotica etapa camporista –sepultada por el propio Juan Domingo Perón-, nada le motiva la Constitución Nacional que, aún cuando no sea perfecta, es a la cual hoy debemos sujetarnos.

De paso, mejor hablemos de «re-re» antes que de solucionar problemas como la inflación, la inseguridad y otros descalabros. Y, tal vez, la notificación de un resignado repliegue de Cristina, que por la Constitución de la que fue constituyente, no podrá ser «eterna».

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.