lunes 23 de mayo del 2022

<<Volver al Inicio

Los “gringos de mierda” de la Fiesta del Trigo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Fue uno de los temas más comentados de ayer: el insulto a los productores agropecuarios proferido por el jefe de la banda La Mancha de Rolando, Manuel Quieto. “Gringos de mierda”, disparó el cantante y guitarrista amigo del vicepresidente Amado Boudou, en la Fiesta Nacional del Trigo de la ciudad cordobesa de Leones. El improperio fue para amonestar a los agricultores por estar “sentados sobre los silos de soja”, según presume el rockero, al igual que funcionarios del gobierno nacional, supuestamente privándole a éste de millones de dólares.

«Suciedad rural»

También se refirió en términos agraviantes a las entidades gremiales del campo, mencionándolas como “suciedad rural”. La banda fue escuchada por unas 3.000 personas, muchas de las cuales silbaron al artista.
El municipio de Leones es un reducto kirchnerista, cuya actual intendente es Lorena Bussi, que ha reemplazado en el cargo a Fabián Falcioni –en uso de licencia mientras simultáneamente es diputado nacional-, quién en los últimos años fue una de las espadas K en la provincia de Córdoba, aunque últimamente de opaca actuación, como legislador y como dirigente político. En las elecciones de octubre la figura privilegiada por el gobierno nacional fue la ex rectora de la Universidad Nacional de Córdoba, Carolina Scotto: después del comicio, tampoco se la ha visto mucho.

En cambio, ha recobrado notoriedad el intendente de Villa María, Eduardo Accastello, tanto por gestión como por acciones políticas –estuvo hace unos días con más de medio centenar de jefes comunales en la Casa Rosada- y, también, por un Festival musical que a fines de enero y principios de febrero contó con figuras internacionales como Maná, La Oreja de Van Gogh, Marco Antonio Solís y Julieta Venegas, entre otros, y la estrella musical del verano en la Argentina, Abel Pintos, además de varias figuras nacionales más. Varias noches del festival contaron con concurrencias que superaron holgadamente las 10.000 personas. Se lo ha comparado con el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

Argentina, sin trigo

Paradójicamente, así como Quieto estuvo en el centro de muchos comentarios, a Leones fueron varios de los principales dirigentes de la oposición: Mauricio Macri, Ernesto Sanz, Hermes Binner, Oscar Aguad, Mario Negri, entre otros. Con ellos, conversaron dirigentes de la Comisión de Enlace nacional, como Carlos Garetto, residente en la localidad.
Al contrario del cantante, los políticos expresaron posiciones afines a las entidades del campo y los productores, sobre todo reclamando la eliminación de retenciones para el trigo, cuya producción se ha desplomado en la Argentina en los últimos años, catapultando, en contrapartida, los precios del trigo, la harina y el pan. En buena medida –reprocha la mayoría de la oposición y la totalidad del campo- por las erradas políticas aplicadas por el gobierno.
La Fiesta del Trigo de Leones ha solido ser, en su larga trayectoria, una caja de resonancias de las inquietudes, preocupaciones y reclamos del campo. Que se tenga memoria, nunca se escucharon expresiones como las dichas por Quieto.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias