lunes 23 de mayo del 2022

<<Volver al Inicio

Datos contundentes muestran que, en Córdoba, las malezas problema avanzan más rápido de lo que se supone

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin


«Avanzan mucho más rápido de lo que uno cree», afirmó la ingeniera Celeste Gregoret, durante una jornada para periodistas agropecuarios que organizó la Secretaria de Agricultura de la Provincia. Cómo se introduce la problemática en los alquileres de campo.


Estamos refiriéndonos a campos de productores CREA, a los que se considera empresarios que están algunos pasos delante de la media. La información dada a conocer por Gregoret es una evidencia más de «la dimensión de la gravedad que ha adquirido» esta problemática.


De ese 45% de establecimientos con «malezas problema», en el 30% de la superficie se manifiestan principalmente en «manchones» y en un 7% «en forma generalizada» en todos los lotes.


La técnica comentó que «en dos o tres años» la problemática ha crecido en forma exponencial, a la par que se advierte «mucho desconocimiento» tanto en los ingenieros agronómos –en especial, las últimas camadas de profesionales- como entre los productores.


Sideral aumento de costos

El ingeniero Andrés Laxague, de la empresa Tecnocampo, que participó como uno de los integrantes del panel de técnicos, hizo otra lectura del problema, igualmente impactante y que, quizás, permita a los productores tomar más rápidamente conciencia de lo que está sucediendo.


El rubro herbicidas se ha constituído en uno de los factores de mayor peso en los costos, habiendo pasado en poco tiempo de una media de 50 dólares por hectárea hasta 140/150 dólares, o sea, casi triplicado, llegando a representar la mitad del costo de producción del cultivo de soja. Antes eransuficientes 3 aplicaciones de glifosato, ahora, de acuerdo a los técnicos que expusieron, han trepado a entre 5 y hasta 12 aplicaciones.


Medido desde otro ángulo, Laxague dijo que ese costo equivale, cuanto menos, a unos 3 quintales por hectárea. «Y en esta zona (el Norte cordobés) 3 quintales tienen un peso muy elevado en el costo», agregó. Cabe tomar en cuenta que el rinde promedio en Córdoba, en esta campaña, según datos recientes de la Bolsa de Cereales de Córdoba, será de 24,6 quintales por hectárea. Es cierto que se registran producciones superiores a 30, 40 e incluso 60 quintales –en algún lugar eso ha ocurrido-, pero que en el centro-norte de Córdoba no es tan fácil atravesar la barrera de los 30 qq.


La anterior ponderación, no toma en cuenta cuánto la quita al rinde potencial que provoca la competencia de las malezas problema.

 

Malezas y contratos de alquiler

Tanto Gregoret como Laxague como el ingeniero Gustavo Martini –los tres estuvieron en una de las cuatro estaciones que se organizaron en un campo cercano a Monte Cristo- coincidieron en señalar que para alquilar campos «hay que fijarse muy bien en qué malezas están presentes».


Llegaron a considerar que, en muchos casos, se convierte en «el primer punto» a tener en cuenta para definir un arrendamiento, porque un lote con malezas «es de muy difícil manejo» y aparte de los costos que ello conlleva, pone en duda su rinde potencial.


Celeste llegó a sugerir que, en medio de una negociación de un contrato, hasta es conveniente que el aspirante a alquilar ofrezca realizar un tratamiento sobre el barbecho mientras se define el arreglo. En última instancia, si no se acuerda el arrendamiento se podrá convenir el reconocimiento de la aplicación realizada.


Diagnóstico lote por lote

Durante la jornada se habló mucho más acerca de la problemática. Luis Lanfranconi –el principal referente en la materia en Córdoba- y Pablo Solfanelli, que atendieron otra de las estaciones, destacaron la importancia del «diagnóstico» de la situación «lote por lote», como punto de partida para «cuantificar» el problema de malezas y «empezar a dimensionar» su gravedad. Solfanelli pertenece a un grupo de productores y empresarios agropecuarios del Norte de Córdoba que se han asociado para identificar un paquete de herramientas para actuar sobre las malezas problema. Un 57% de la superficie que trabaja ese grupo presenta «alguna maleza problema»: el dato es coincidente con el de los grupos CREA.


En la reunión se subrayó la importancia de cobrar conciencia y no suponer que «me parece que a mí no me toca» el problema.


Esta concientización tiene que conducir a «un cambio de actitud», «pensar distinto» y «actuar distinto».


Amenaza al pequeño productor

Lanfranconi dirigió incluso un mensaje a los productores de superficies más pequeñas, pues «la bola de nieve» en que se ha convertido el problema de las malezas «lo va a pasar por arriba» más rápidamente a un agricultor de 100 hectáreas que a otro que tiene espaldas para contar con asesores y hacer frente a los mayores costos de combatir a las malezas.


«El problema lo va a sacar del sistema de producción al pequeño productor», sentenció.


Es hora de cambiar

Marcos Blanda, Director de Agricultura, Diego Ustarroz, del INTA Manfredi, y Federico Sánchez, del INTA Propeco, aportaron otros enfoques concurrentes sobre la problemática (Sánchez disertó en la Jornada de trigo de la Bolsa de Cereales de Córdoba y Agroverdad sobre la limpieza de la cosechadora, principal medio de diseminación de semillas de malezas – VER VIDEO HACIENDO CLIC AQUÍ).


El secretario de Agricultura, Juan cruz Molina, quién actuó como «anfitrión» de la jornada, informó acerca de la creación de la Mesa de Sanidad Vegetal, del Programa de Malezas de Difícil Control y de la Red de Relaciones, que ha organizado el Ministerio de Agricultura y Ganadería a cargo de Néstor Scalerandi.


El conjunto de las acciones encaradas desde el ámbito oficial se han resumido en el eslogan «las malezas cambiaron, es hora de cambiar».

Compartir:

Últimas noticias