Tres claves de un buen inoculado de la semilla de soja

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Noticias
  • 0 Comentarios
becker-raices-webc


El informe de Becker Underwood apunta que las leguminosas en general y la soja en particular son cultivos cuyas necesidades de nitrógeno son sumamente altas. En términos generales un cultivo de soja puede necesitar por tonelada producida cuatro veces más de este nutriente que un cultivo de maíz. Pero la gran diferencia entre las oleaginosas y los cereales, es que las primeras tienen la habilidad de fijar el Nitrógeno presente en el aire a través de la acción simbiótica de las rizo bacterias. En el caso de la soja en Argentina: Bradyrhizobium Japonicum.


Las tres claves de un buen inoculado

Si bien existen en el suelo razas de bacterias adaptadas, la utilización de productos de alta concentración inicial, pureza de la cepa y calidad del protector son fundamentales para lograr el éxito de la técnica de inoculación. Dado que estamos tratando con productos biológicos, su manejo y almacenaje son fundamentales también en lograr el éxito de la inversión realizada. En este sentido, los puntos clave a evaluar son los siguientes:


*¿Cuántos nódulos son y de qué tamaño? Al analizar dichos nódulos, considere la “masa total” de los mismos y no sólo la cantidad. Los medianos y grandes son más eficientes que los pequeños.


*Ubicación de los nódulos. Observe que los nódulos estén ubicados en la raíz primaria, pues éstos fijan más rápido y prolongadamente el Nitrógeno del aire que los ubicados en las raíces secundarias.


*El color es muy importante. Corte transversalmente algunos nódulos y observe el color en su interior. Los nódulos activos, (aquellos que están tomando Nitrógeno del aire y sintetizando sustancias nutritivas para su planta), deberán verse en un tono entre rosado y rojo brillante. Si los nódulos son blancos en su interior, esto significa que no son efectivos, es decir que no están proveyendo nutrientes. O puede que aún no estén lo suficientemente desarrollados. Para discernir si están inmaduros o no son efectivos, realice el mismo control a la semana siguiente. Si el interior del nódulo tiene un color verde o marrón, esto indica que el período de actividad ya ha declinado. Por lo tanto ya no es útil para su planta.


*Para que los puntos antes mencionados sean logrados y toda la tecnología aplicada a la elaboración de un inoculante no se pierda se deben observar los puntos que siguen:


*El producto no debe ser expuesto al sol.


*Debe ser conservado en lugares con temperaturas menores a 28ºC.


*Los envases deben mantenerse cerrados hasta su utilización.


*Los tratamientos con fungicidas, insecticidas o micronutrientes deben ser realizados en forma previa a la inoculación, realizándose ésta lo más cerca posible del momento de siembra.


*En casos que esto no sea posible, debe utilizarse un protector que provea la suficiente nutrición y sirva también de aislante a la bacteria de los productos químicos agregados a la semilla.


La oferta de Becker Underwood

Becker Underwood es una compañía internacional con presencia global y altísima participación en el mercado de inoculantes de países como Estados Unidos, Brasil, la Unión Europea, Australia y Nueva Zelandia. Es líder en el desarrollo de Bio-Productos.


Basada y respaldada en esta gran experiencia, Becker Underwood ofrece en el mercado argentino HiStick® Plus un inoculante líquido de altísima calidad y concentración de bacterias fijadoras de nitrógeno, aportando cepas más efectivas que las naturalizadas en el suelo. HiStick® Plus provee 5 x109 bacterias fijadoras de nitrógeno (Bradyrhizobium Japonicum) Cepa E109 viables por ml a la fecha de elaboración y no menos de 1 x 108 bacterias viables por ml a la fecha de vencimiento.


Ensayos realizados en tres ambientes diferentes, en las campañas 2010 – 2011 y 2011 – 2012, mostraron para las localidades de 9 de Julio, Concepción del Uruguay y Pergamino, incrementos de productividad promedio de 367 kgs para la primer evaluación y 343 kgs para la segunda campaña evaluada. Esto implica que la tecnología de elaboración de HiStick® Plus provee una gran estabilidad en los incrementos productivos a pesar de las diferencias en las condiciones climáticas que ocurrieron entre ambas fechas de siembra.


Presentaciones

HiStick® Plus es presentado en dos packs diferentes, ambos calculados para la inoculación de 4.000 kgs de semilla, y en cuya formulación se proveen fungicidas y protectores de las bacterias.


*HiStick® Pack HP: Ideal para siembras tempranas, con suelos fríos y húmedos

-8 lts de inoculante HiStick® Plus

-2,76 lts de Protector, Aditivo para inoculación Extensión

-4 lts de curasemillas fungicida Rancona Dimensión (ipconazole – Metalaxil).


*HiStick® Plus Pack: Excelente desempeño en sojas de segunda

-8 lts de inoculante HiStick® Plus

-2,76 lts de Protector, Aditivo para inoculación Extensión

-8 lts de curasemillas fungicida BUA 25-25 (Carbendazim – Tiram).


Ambas presentaciones vienen provistas del protector Extensión cuya función es ser un aditivo para inoculación que actúa como protector del rizobio. Aumenta el tiempo de conservación en la semilla, brindando una mayor flexibilidad en los programas de siembra. Brinda una fuente de alimentación para que los rizobios se mantengan robustos en la semilla.

Noticias Relacionadas

0 Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.